Sonda china enfrenta noches lunares “más frías de lo previsto”

Foto AFP

Después de dos semanas sin actividad, la sonda enviada por China a la Luna reinicia sus funciones para estudiar el entorno y la interacción con el cosmos.


La sonda china Chang’e-4 se ha despertado después de dos semanas de hibernación. Al reactivarse, la nave se encontró con que las temperaturas nocturnas en el lado oculto de la Luna son más frías de lo que se pensaba.

Chang’e-4, llamada así por una diosa china de la luna, realizó el primer aterrizaje en el otro lado de la luna el pasado 3 de enero, un paso importante en las ambiciones de China para convertirse en una superpotencia espacial. Las temperaturas en la superficie de la luna cayeron a 190 grados centígrados bajo cero, durante la primera noche lunar de la sonda. “Era más fría de lo que esperaban los científicos”, dijo la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) a través de la agencia Xinhua.

La sonda china registró las temperaturas nocturnas después de que se activó el miércoles, luego de un sueño que duró aproximadamente dos semanas terrestres. “Eran más bajos que los registrados por misiones anteriores de Estados Unidos en el lado visible de la luna”, dijo Zhang He, director ejecutivo de la misión Chang’e-4, a la misma agencia nacional. “Probablemente se deba a la diferencia en la composición del suelo lunar entre los dos lados de la luna”, añadió.

Foto AFP

Un rover liberado de la sonda, llamado Yutu-2, también reanudó sus operaciones el 29 de enero y realizará experimentos en el Cráter Von Karman, dijo la CNSA en un comunicado.

Chang’e-4 está equipado con instrumentos desarrollados por científicos de Suecia, Alemania y China. La sonda se encarga de estudiar el entorno, la radiación cósmica y la interacción entre el viento solar y la superficie de la luna.

Cabe resaltar que los instrumentos científicos a bordo de la anterior misión lunar Chang’e-3 de China, enviados a fines de 2013, han resistido más de 60 noches lunares y aún están en funcionamiento.



Seguir leyendo