Videojuegos, otra industria que pone fin a los discos

Electronic Arts, creadores del Fifa, ya comercializa el 47% de sus juegos en formatos digitales. Microsoft anunció que su próxima consola vendrá sin unidad de discos, mientras la oferta de servicios de streaming de videojuegos se amplifica.


Al terminar  2017, las ventas digitales de videojuegos ya representaban más de la mitad de este negocio. Hoy analistas estadounidenses pronostican el fin de los juegos físicos para el año 2022, cuando las consolas sucesoras de la Xbox One y PlayStation 4 ya lleven un par de años en el mercado.

Debido a este fuerte crecimiento, es que empresas como Microsoft están pensando en lanzar futuros dispositivos sin lector de discos. De hecho, a mitad de año, la compañía creadora de Windows, estrenaría una versión de su consola actual sin una unidad lectora con un precio reducido de 150 dólares, lo que marcaría un precedente dentro de las grandes empresas de videojuegos.

En el último reporte de accionistas de Electronic Arts (febrero  de 2019), creadores del icónico título de fútbol Fifa, admitieron que el 47% de sus ventas de los últimos 12 meses fueron descargas de juegos digitales en las consolas PS4 y XB1, versus el 37% de los 12 meses previos.

Para masificar aún más el formato digital, Microsoft lanzó al mercado Game Pass, servicio que permite a los usuarios que tienen una Xbox One y PC, poder acceder a un catálogo de más de 100 juegos por unos 10 dólares mensuales. Esta plataforma lanzada el 2017, le ha traído grandes beneficios a la compañía  en EE.UU., en un periodo en que sus  beneficios estaban estancados.

Juan Pablo Lathrop, profesor de Diseño de Juegos Digitales de la Universidad Andrés Bello, explica que hoy, gracias las descargas, es factible tener un juego antes que el formato físico. “Hoy es posible predescargar un título de lanzamiento varios días antes y así da tiempo de bajar los 40-80GB de tamaño, y jugar  apenas se libere el título”, dice Lathrop.

Otra empresa que se sumó a esta tendencia es Google, que el martes presentó en el Game Developer Conference (GDC 2019) un servicio de streaming, incursionando por primera vez en el mundo de los videojuegos.

El streaming en la industria

Si bien el streaming de los videojuegos es otra arista que estaría impulsando el fin del formato físico, Paulo Muñoz, director del sitio de videojuegos Colemono, comenta que el camino apunta más hacia el formato digital que a los servicios por streaming.

“La apuesta va más por el mercado digital más que por el streaming, ya que uno de los grandes problemas que mantiene actualmente esta tecnología, es que ni siquiera en países del primer mundo hay conexiones de Internet lo suficientemente adecuadas para poder hacer un buen uso del mismo”, dice Muñoz.

Esta apuesta por el streaming no es algo nuevo en la industria de los videojuegos, de hecho Sony hace varios años lleva probando su servicio PlayStation Now, donde ofrece un catálogo para jugar vía streaming. Sin embargo, debido a que se requiere una conexión a Internet estable, no ha logrado funcionar del todo.

Nintendo también ha apostado por este servicio para juegos que no soportan la carga gráfica de la consola híbrida Nintendo Switch. Sin embargo, este servicio sólo está enfocado para el mercado japonés.

Haciendo uso de nuestra conexión de Internet, nosotros jugamos los videojuegos por medio de la nube, juegos que están corriendo en potentes servidores que están en diferentes partes del mundo y que nos ofrecen una experiencia que se ve limitada generalmente a lo que pueda ofrecer nuestra conexión a Internet”, dice Muñoz.

Si bien es complicado saber si el formato físico desaparecerá por completo, al igual que pasa con los vinilos actualmente, puede que termine pasando con los videojuegos, es decir, los coleccionistas van a tener un rol muy importante en el futuro.

Otro punto en desventaja que tienen los juegos en digital, es que nunca son tuyos 100%, según explica Muñoz. “Ya no somos dueños de los juegos que adquirimos, ya que solo se adquiere la licencia para poder usar los juegos, es como un arriendo que nos hace creer que somos propietarios del software, pero no es así”.

Lathrop añade que los juegos digitales podría subir de precio en Chile. “Es importante señalar que actualmente los juegos digitales no pagan IVA, pero esto está por cambiar y ahí los precios ya no serán igual como lo son ahora”.



Seguir leyendo