Columna de Ascanio Cavallo: El centro sin costado

La DC ya no es lo que fue, ni lo será nunca más. ¿Puede ser algo distinto? No sería verosímil que quisiera convertirse en una nueva izquierda, a pesar de que el remolino la empuje hacia ese vacío. La derecha está bien dispuesta a devorarla, como ha ocurrido en otros lugares donde ha elegido esa alianza. Es curioso, pero tanto las recriminaciones de las izquierdas como los ataques del gobierno son lo único que le indica un cierto lugar. No es suficiente para sobrevivir. También se necesita tener proyecto. Y alguna decisión.