Por qué no la Concertación 2 ni Bachelet 3

Desde enero que no se sentaban en una mesa los presidentes del PPD, Heraldo Muñoz, del PS, Álvaro Elizalde, de la DC, Fuad Chahin y del Partido Radical, Carlos Maldonado. En una conversación a ratos tensa, los timoneles abordaron cómo esperan que la centroizquierda enfrente su futuro, las alianzas políticas y los temas legislativos que marcaron las últimas semanas. Además, conversaron sobre los liderazgos de la centroizquierda y tomaron distancia de una tercera candidatura de Bachelet.


Uno de ellos -el presidente del PPD, Heraldo Muñoz- señala que mantiene contacto por WhatsApp con la exmandataria Michelle Bachelet. El resto -los líderes del PS, Álvaro Elizalde; del PR, Carlos Maldonado, y de la DC, Fuad Chahin- sostiene que hace tiempo que ya no conversan con la exjefa de Estado. Todos, sin embargo, coinciden en que una tercera candidatura a La Moneda de Bachelet no es una posibilidad en 2021. Y, aunque enfatizan que es la propia exmandataria quien ha señalado su falta de interés en una nueva aventura presidencial, los cuatro timoneles señalan que es hora de que nazcan nuevos liderazgos.

Ni Bachelet 3, ni tampoco una versión remozada de la Concertación -conglomerado que los tuvo en el poder por 25 años, desde el retorno a la democracia en 1990-, al menos para Elizalde, Muñoz y, en menor medida, Maldonado, quienes concuerdan en que hoy que no basta con la alianza de sus partidos para derrotar a la centroderecha. El límite lo marca Chahin: "No me imagino un gobierno con el Frente Amplio (...) ¡¿Qué en común podemos tener nosotros con ellos para poder estar en un gobierno?! ¡No veo espacio para eso?!".

HE: Heraldo Muñoz

FC: Fuad Chahín

CM: Carlos Maldonado

AE: Alvaro Elizalde

Bachelet 3.0

Álvaro Elizalde (PS): "Nuestro desafío es que surjan nuevos liderazgos"

¿Es viable una tercera candidatura presidencial de Michelle Bachelet?

AE: Nunca hay que cerrar ninguna alternativa, pero por lo que he conversado con la Presidenta, ella no tiene ninguna voluntad de ser candidata nuevamente, por razones obvias. En este tiempo tenemos que esforzarnos por tener liderazgos alternativos.

¿Recurrir a ella implica un retroceso en esa búsqueda de liderazgos?

CM: Fui su ministro, le tengo un tremendo aprecio y admiración y ha sido una figura política muy relevante, pero creo que tenemos que asumir nuestra responsabilidad, no esperar una figura salvadora que venga a solucionar por la vía del apoyo ciudadano nuestra falta de proyecto.

HM: No lo veo posible. O sea, todo es posible en política, pero ella ha sido bien categórica en decir públicamente, y se lo he escuchado en privado, que no está disponible para una tercera candidatura. El reconocimiento a ella como figura política no significa que pueda darse esta posibilidad de que sea candidata nuevamente, no lo veo.

Ella ha dicho que no está disponible. La pregunta es si ustedes lo quieren...

HM: No, creo que tenemos que asumir nuestra propia responsabilidad, al final, de construir una alternativa.

¿Sería un fracaso que Bachelet sea de nuevo candidata?

HM: Es un fracaso para el sistema político chileno, digamos, que tengamos Bachelet 3.

CM: Y que se tiente Piñera (risas).

¿Hay falta de liderazgo en la centroizquierda?

FC: Nosotros vamos a tener una candidatura presidencial democratacristiana y los invito a que tengamos primarias abiertas con todos los demás partidos.

CM: Aceptamos, el Partido Radical también va a tener una candidatura.

FC: Y vamos a competir con quien sea, pero si aparece Michelle Bachelet como una opción, aunque ella no quiera, es porque también hay que reconocer que todos los que hoy aspiran a ser candidatos presidenciales no han logrado generar el liderazgo mínimo como para poder ir construyendo una adhesión.

Se entiende que no quieren una nueva candidatura de Michelle Bachelet...

AE: Si a mí me preguntan hoy, nuestro desafío es que surjan nuevos liderazgos, promover nuevos liderazgos.

En su partido hay gente que sí se ha pronunciado respecto de la presidencial, como José Miguel Insulza...

AE: Y lo vamos a apoyar. Óscar Landerretche ha manifestado su misma voluntad; Máximo Pacheco. Todos los liderazgos socialistas los vamos a promover. Lo importante aquí es que tengamos capacidad de entendimiento programático, pero, además, un liderazgo que esté en condiciones de ser muy competitivo e incluso ganar las próxima elección presidencial.

Ese liderazgo no se aprecia en este minuto. ¿Está abierta la cancha en la oposición?

CM: Está abierta.

FC: Está abierta.

En esta mesa tenemos a un candidato.

HM: ¿Dónde?

CM: ¿Te decidiste, Álvaro?

AE: No, no, no, no, Heraldo, Heraldo.

HM: Que florezcan mil flores, diría yo.

CM: Que llegue la primavera, que llegue la primavera.

¿Concertación 2?

Fuad Chahin (DC): "Debiéramos partir con estos cuatro partidos"

¿Es posible una reedición de la Concertación?

AE: No es suficiente.

HM: Uno tiene que estar orgulloso de la Concertación, pero eso ya no puede ser reproducido. Es una nueva etapa de la historia.

CM: Creo que estos cuatro partidos tenemos una historia común que nos une de forma natural, sin perjuicio de que hay distintas visiones. No somos todos los mismos partidos, no tenemos exactamente la misma sensibilidad actualmente sobre cómo reconstruir el futuro, pero creo que nos vamos a acercar naturalmente. Se produce en forma muy fluida el diálogo entre estos cuatro partidos.

AE: Todos los partidos que estamos aquí sentados compartimos esa visión de futuro. ¿En qué estamos de acuerdo? Estamos de acuerdo en que queremos seguir trabajando juntos, al menos los cuatro. ¿En qué tenemos una legítima diferencia? En que hay quienes consideran que este espacio es suficiente para construir esa mayoría. Los socialistas, por el contrario, consideramos que este espacio no es suficiente, que se requiere sumar a otros actores.

FC: El futuro requiere niveles importantes, no solo de acuerdos tácticos en lo electoral, sino que también programático, cómo queremos enfrentar el desafío de hablarle a una nueva sociedad chilena. Sin perjuicio de que no podemos ser excluyentes, debiéramos partir con estos cuatro partidos, porque tenemos una base distinta. No podemos considerar iguales a quienes surgieron como una crítica feroz a lo que nosotros hicimos con quienes compartimos 24 años de gobierno, pero el desafío tiene que ser no mirando hacia atrás, sino que al futuro.

HM: Sobre el futuro estoy de acuerdo con Álvaro. Creo que estos cuatro partidos no son suficientes y tenemos que tener una visión de geometría variable, es decir, para algunos de los desafíos, por ejemplo los programáticos o estratégicos, será necesario coincidir más allá de lo electoral y tener programa. Ahí estarán algunos, los que coincidan voluntariamente en esos planteamientos. Pero eso no significa que no tengamos acuerdos electorales, por ejemplo, para las elecciones de gobernadores regionales.

FC: Nunca he hablado de reeditar la Concertación, fue un proceso exitoso, pero que uno no puede hacer política mirando hacia el pasado, sino que hacia el futuro. Pero quiero decir con mucha claridad que más allá de ciertos eufemismos, no me imagino un gobierno con el Frente Amplio con lo que hoy significa. Veo que es una agenda distinta la del FA, sin perjuicio de que hay gente ahí con la que uno puede decir 'qué hacen ahí', porque tienen muchas coincidencias. Hay algunos partidos que uno no se explica que estén con dirigentes como Pamela Jiles, Tomás Hirsch. ¡¿Qué en común podemos tener nosotros con ellos para poder estar en un gobierno?! No veo espacio para eso.

HM: Ojo, que el PH estuvo en la Concertación

FC: Sí, y se fue. Salió rápidamente por lo mismo.

AE: Yo creo que para esta reflexión hay que invertir las preguntas. ¿Qué es lo que queremos? ¿Cuál es el tipo de sociedad que queremos construir y cuáles son las políticas públicas que son funcionales para construir esa sociedad? Esa es la primera reflexión, y por eso creemos que lo que debemos ahora es promover un debate programático que nos permita ponernos de acuerdo en el tipo de sociedad que queremos construir y cómo lo vamos a hacer.

¿Debatir con quiénes?

AE: Nosotros creemos que con todos, porque creemos que este diálogo y está conversación van a permitir superar prejuicios. Van a permitir, primero, establecer en qué está cada uno y creemos que nos vamos a dar cuenta de que tenemos más coincidencias que diferencias para el futuro. Desarrollado ese debate programático, podrá uno determinar cuál es el paso siguiente.

¿Y por qué han demorado tanto en esa discusión? En dos años no han sido capaces de establecer un diagnóstico.

HM: Porque sufrimos una derrota en 2017 y eso significó una desarticulación de lo que teníamos antes y eso es un efecto que ha demorado en ser superado.

CM: Seamos sinceros. Hay diferencias, no entre los partidos, en nuestros mismos partidos. Hay diferencias acerca de cómo interpretar el pasado y qué es lo que es bueno para Chile en el futuro. Hay gente que piensa que hay que perfeccionar lo que el país ha logrado, seguir avanzando con reformas, gradualidad, lo que es la socialdemocracia en todo el mundo. Y hay gente que quiere cambiar el modelo, y esa gente está básicamente en el Frente Amplio y en el Partido Comunista.

¿Creen que puede llegar a gobernar sin el Frente Amplio?

CM: ¡Pero si el 64% de la gente dice que no le interesa la política! Tenemos que apuntar a ese gran electorado, que son ciudadanos que lo que quieren es vivir mejor.

HM: Pero también la gente quiere cambios.

CM: Sí, por supuesto.

HM: Y quiere también cambio del modelo, porque este es un modelo extractivista y rentista. No puede ser que sigamos con el mismo modelo que tuvo éxito en las últimas décadas.

AE: Creer que la reedición de una coalición que fue exitosa para reconstruir la democracia es suficiente para cambiar Chile hoy no da cuenta de cómo ha cambiado nuestro país. Hay una nueva realidad, tenemos una generación que creció en democracia y que, por tanto, responde a un paradigma completamente distinto de quienes estuvimos en la lucha contra la dictadura.

Da la impresión de que algunos de ustedes están disponibles para conversar con otros actores en la mesa y otros no.

FC: Hay que conversar con todos.

HM: Las cosas que hemos dicho aquí, acaso ¿no serían compartidas con algunos de los partidos del Frente Amplio? Yo creo que sí.

CM: Otra cosa es que ellos no quieran estar con nosotros, parece que no.

HM: Bueno ese es otro tema.

Los coqueteos de la DC con La Moneda

Heraldo Muñoz (PPD): "¿Qué tipo de conducción tiene la DC?"

¿Ha sido más difícil una convergencia de la centroizquierda a propósito de que la DC y los radicales han optado por entendimientos con el gobierno?

FC: Nosotros creemos que el argumento de la simple unidad para construir mayorías es una falacia, es una ilusión. Nunca habíamos estado tan unidos como para la segunda vuelta y tuvimos el peor resultado. Tuvimos un año de perfilamiento del partido, un partido de oposición que critica, pero que dialoga, que está disponible para acuerdos, un partido que es capaz de tener su propia opinión.

HM: ¡La pregunta es para los otros partidos y la contesta Fuad! (Ríe).

FC: El segundo semestre es el de buscar espacios de entendimientos y acuerdos.

AE: Quiero hacer un símil histórico. Escuchando a Fuad, escucho a Adolfo Zaldívar a finales de los 80, que era de la tesis de la Concertación chica, que fue derrotada en la Democracia Cristiana por Patricio Aylwin, que planteó que para dar gobernabilidad y que la transición fuera exitosa se requería la Concertación grande. Es decir, un entendimiento de la DC con la izquierda y particularmente con los socialistas. Aquí se ha reeditado la tesis de la Concertación chica, es decir, solo con algunos y no con todos.

Se entiende, pero no me evada la pregunta. Si la actuación de la DC ha complejizado la articulación.

HM: Yo voy a contestar, ya que ustedes preguntaron sobre qué opinamos sobre la postura de la DC, que la responde primero el presidente de la DC. (Ríe).

FC: Yo aclaro la posición, no sé cuál es el problema que pueda aclarar el problema de la Democracia Cristiana. A no ser que la quieras aclarar tú.

HM: La pregunta es para los otros partidos, no para ti.

FC: No lo entendí así.

CM: Yo quiero contestar la pregunta sobre la DC, con el permiso de mi colega. La DC ha optado por el perfilamiento y ha entendido su presidente, directiva y parlamentarios, porque no ha actuado solo Fuad Chahin en esto, que parte de ese perfilamiento consistía en estar abiertos a ciertos acuerdos con el gobierno. Creo que en algunas ocasiones...

FC: En algunas ocasiones acompañaron los correligionarios del Partido Radical.

CM: El Partido Radical no ha llegado a ningún acuerdo con el gobierno, pero ha habido algunos parlamentarios del Partido Radical que han votado a favor de algunos proyectos. Y en algunas ocasiones creo que la DC se ha sobregirado en esa estrategia, como cuando firmó el protocolo por la tributaria antes de que hubiera indicaciones concretas que salvaran los problemas graves que tienen.

FC: Pero al revés. Era para garantizar que las indicaciones fueran para allá.

HM: Es que la Democracia Cristiana busca representar a todos. Aunque no queramos ser representados.

FC: Para nada. Solo nosotros.

CM: ¿La actitud democratacristiana ha afectado las posibilidades de tener un camino futuro conjunto? Creo que en ocasiones no ha ayudado a que nos sintamos más cerca. Pero todos estamos conscientes de que tenemos un camino común que recorrer. Nos necesitamos mutuamente para ofrecerle una alternativa a Chile.

AE: Respecto del gobierno, hay tres alternativas. Aquellos que creen que los acuerdos son buenos per se, porque se da una señal política hacia un electorado más moderado. Otros que señalan que cualquier acuerdo con el gobierno es malo, da lo mismo el contenido. Los socialistas creemos que los acuerdos tienen sentido en su mérito, es decir, de acuerdo a su contenido. En materia tributaria, por ejemplo, nosotros creemos que la integración del sistema tributario se va a traducir en una rebaja a los impuestos de los que ganan más. En esas condiciones nosotros no vamos a apoyar esa iniciativa. Lo hemos dicho con claridad

HM: Nosotros tampoco.

CM: Nosotros tampoco.

AE: No vamos a suscribir acuerdos vacíos, lo vamos a suscribir sobre la base de contenidos.

FC: Me parece sorprendente escuchar algunas cosas aquí. Porque hoy día todo lo que quiere hacer en pensiones, pero tus diputados votaron en contra la idea de legislar. O sea, aquí cuando tenemos una retórica...

AE: Porque el proyecto era malo y sigue siendo malo.

FC: Perdóname, pero cuando tenemos una retórica, queremos aportar y votamos en contra la idea de legislar para poder incorporar justamente esos cambios, no me parece bien. Cómo no va a ser importante que en materia de pensiones adelantar en siete meses el reajuste del pilar solidario, que la cotización adicional fuera administrada por un ente público, que se aumentara esa cotización al menos en 1,5 puntos y que se incorporara una visión de género. Ese fue nuestro acuerdo.

HM: ¡Oye, pero ustedes no inventaron eso! ¡Fue la propuesta de la administración pasada, de la administración Bachelet, por favor!

FC: Ustedes votaron en contra de la idea de legislar. Y aquí hay un discurso, pero cuando el Frente Amplio fija posición son pocos los parlamentarios de la oposición que están disponibles para abrir espacios para los acuerdos. Te pasó en el TPP 11. Donde el presidente del PPD se la jugó con todo a favor...

HM: Y tú estás en contra del TPP 11 también. ¡Dilo! ¿Por qué no lo confiesas?

FC: Ni un diputado del PPD fue capaz de seguir a su presidente, ¿por qué? Porque lo que hicieron fue seguir lo que dice el Frente Amplio. Nosotros, al menos, no estamos para poder hacer una oposición donde sea el Frente Amplio el que marque la pauta.

Pero, perdón, ¿cree que ellos están para una oposición que maneje el Frente Amplio?

FC: No, pero muchas veces tienen un discurso y después el Frente Amplio cambia de opinión.

HM: Falta decir que somos antipatriotas (risas).

AE: Eso no es efectivo.

FC: El Frente Amplio dice una cosa y algunos cambian de opinión y se dan vuelta.

HM: Yo creo que es legítimo que los partidos busquen maximizar su identidad política; yo creo que nadie puede estar criticando aquello; aquí, sin embargo, lo que hay es una crítica a una conducta política reiterada, donde la DC pretende representar a todo el resto de los partidos.

FC: No, para nada eso no es verdad, no es cierto.

HM: Sí, así es. Y, por lo demás, el propio partido a nivel de diputados vota cosas que los senadores de la propia DC han dicho que no lo van a votar de esa manera. Entonces, ¿qué tipo de conducción tiene la DC?

FC: Esperemos que voten primero.

Comenta

Imperdibles