Ricardo Cifuentes, miembro del directorio de TVN: “Nunca se nos planteó la salida de Jaime de Aguirre”

El exsubsecretario DC asegura que -al menos en los últimos dos meses, cuando llegó al directorio- Francisco Orrego nunca pidió votar la destitución del director ejecutivo de TVN y afirma que en el canal se “están tomando medidas” para neutralizar la crisis y que “algunas seguirán siendo dolorosas”


Fue durante la mañana del miércoles 28 cuando el exsubsecretario de Desarrollo Regional y miembro del directorio de Televisión Nacional (TVN) Ricardo Cifuentes (DC) se enteró de la renuncia del presidente de esa instancia, Francisco Orrego. “Fue una sorpresa absoluta, me enteré por la prensa”, comenta. Sin embargo, luego de tomarse unos segundos, agrega: “Claramente, él había dado algunas señales. No participó de las últimas dos sesiones de directorio y estuvo justificando sus ausencias. Ahora, uno puede explicarse que había razones más de fondo”.

¿Tuvo algún gesto con ustedes al presentar su renuncia?

Él mandó un mail muy escueto, donde plantea lo mismo que envió a la prensa. Ese correo nos llegó en paralelo con la noticia del diario.

Entre las razones de Orrego para presentar su renuncia se ha comentado la imposibilidad de remover al director ejecutivo del canal, Jaime de Aguirre, ¿ustedes conocían las diferencias entre ellos dos?

Llevo dos meses en el directorio y uno no tiene que ser muy inteligente para darse cuenta de que había un ambiente de tensión en ese directorio. Y, además, son conocidos los hechos que detonaron la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que ha ido tratando de investigar la filtración que todo el mundo conoce (los detalles del contrato de De Aguirre). El mismo Orrego plantea en su carta su desacuerdo con la administración, no era un tema escondido, digamos.

¿Orrego pidió la salida De Aguirre?

A mí, directamente, no. Al directorio, tampoco.

¿Y usted saben si, de alguna manera, había pedido la salida de De Aguirre?

Yo no he sido testigo de eso, pero entiendo que sí, que él lo había planteado antes, pero en el caso mío y de Adriana (Delpiano), que llegamos hace poco, eso nunca se pidió, nunca se conversó, pero nosotros tenemos antecedentes de que sí lo había pedido antes.

Se lo pregunto, porque Orrego de alguna manera no contaba con la mayoría de los votos para destituir a De Aguirre.
Pero es que nunca se ha dado la situación de votar la destitución de De Aguirre, al menos cuando yo he estado en el directorio. Nunca se nos planteó la salida de Jaime de Aguirre. Efectivamente, para que el director ejecutivo pueda ser removido se necesita un quórum especial y para eso está el derecho de petición, tanto del presidente del directorio como de un miembro del directorio, pero mientras yo he estado presente, eso nunca se ha planteado.

¿Tampoco se ha planteado el tema o la necesidad de ello?
No, yo suponía que lo iba a plantear, pero hasta ahora, insisto, nunca sucedió.

Orrego señala que su renuncia se debe a que él tiene un diagnóstico distinto respecto de quienes administran el canal, ¿usted comparte esa afirmación?

Como le digo, nunca se planteó alguna situación como esa en el directorio. Lo que sí puedo decir es que TVN está en una etapa muy crítica y todos los directores estamos en la posición de ser lo más eficientes posibles, de tal manera de llegar a levantar la estación el próximo año y empezar una nueva etapa de desarrollo de la televisión pública, que es el objetivo y lo que me motiva a mí para estar ahí. Ahora, si es con este equipo directivo o si es con otro, en fin, eso hay que irlo viendo mes a mes, y cuando vaya pasando el tiempo. Se critica mucho el modelo corporativo que la ley fijó para TVN, pero hay que recordar que ese modelo corporativo tiene menos de tres meses de aplicación. Lo que digo es: démonos un tiempo para ver cómo funciona este modelo corporativo y también para ver cómo funciona la administración y a partir de eso vamos tomando decisiones razonables.

Lo que pasa es que Orrego señala que su salida se genera porque la plana administrativa es inamovible…

Eso no es así, no es totalmente inamovible. Hay ciertos cargos que por ley requieren la aprobación del directorio, y son muy acotados, como el director ejecutivo, o la dirección de prensa, la dirección de programación, que estaban vacantes. No entiendo cuando él plantea eso, no me calza. Se aprobó con unanimidad, incluido el voto de Orrego, la directora de prensa del canal (Marcela Abusleme) y estamos buscando la persona para hacerse cargo de director de programación, y como ya he dicho, mientras yo he sido director no se ha votado la salida de De Aguirre. No hemos discutido la permanencia o no de Jaime de Aguirre.

¿Cuáles son los cambios que Orrego no pudo realizar como presidente?
Es que las decisiones que se han tomado, en general, son de bastante apoyo. En el directorio ha habido momentos de tensión, pero en general tenemos buena convivencia. Hemos tenido discusiones siempre dentro de lo normal. Las decisiones que tienen que ver con el personal, que son las más dolorosas, apuntan a cómo salvamos el canal y claramente estamos en un momento de tensión. No hay nadie que no esté afectado por esas decisiones. Si usted me pregunta respecto de cómo hemos estado operando en el directorio, hemos tenido un trabajo bastante enriquecedor. De hecho, el próximo año vamos a tener buenas noticias para TVN, sobre todo en la lógica de que no dependa tanto del rating.

¿Cómo explica usted la salida de Orrego?
Bueno, él dice que tiene aprensiones sobre el uso de los 25 millones de dólares. Me parece raro, porque él nunca participó de la negociación para captar esos 25 millones.

¿Y usted está de acuerdo con la salida de De Aguirre?

Dados los problemas que tiene TVN y las decisiones drásticas, que son muy complejas para el conjunto de la administración del canal, descabezar ese cargo ahora sería muy complejo, pero todos los directores como todas las personas siempre están sometidas a evaluación.

Orrego afirma que si el canal sigue en las mismas manos que lo llevaron a la crisis no será posible salir de ella, ¿lo comparte?
No concuerdo en absoluto con eso. El tema pasa por el modelo de televisión que vamos a construir. Quizás hay una critica al gobierno anterior, del que yo fui parte, porque no se tuvo la capacidad de reacción a tiempo, eso es evidente. La crisis de TVN se podría haber previsto un par de años antes y se podrían haber tomado decisiones un poco más a tiempo. Hubo falencias de la administración, pero si la solución pasara por sacar a una persona, yo estaría de acuerdo, pero esto no es mágico, no es que una persona sea la culpable de todo. Hay un modelo que no estaba operando y la autocrítica es que ese rediseño se podría haber hecho con anterioridad, faltó sagacidad, faltó agilidad para tomar decisiones drásticas.

¿Jaime de Aguirre cuenta con su apoyo?
Mientras sea director ejecutivo, por supuesto que cuenta con mi apoyo.

¿Le parece que es la persona idónea para el cargo?

Tenemos que hacer una discusión sobre el modelo de la televisión pública y ahí revisarnos todos, incluso este director.

La representante de los trabajadores de TVN, la periodista Consuelo Saavedra, dijo que Orrego en su rol como presidente del directorio hizo las cosas de la peor manera que se pueda imaginar, ¿qué opina al respecto?
En un modelo corporativo como el que tiene TVN, donde hay siete directores con pluralidad política, se requiere de un presidente con capacidad de diálogo y ahí hubo falencias muy significativas. Diría que hubo una disposición a apurar decisiones. Faltó dedicar tiempo a la conversación entre los directores y ver si podemos llegar a ciertos acuerdos en materias que son delicadas, y que no puedo informar. Ojalá ahora tuviésemos un presidente de TVN con más capacidad de diálogo y de convergencia debido a la crisis que pasa el canal.

El jueves 29 hubo sesión extraordinaria de directorio, ¿cómo se evaluó la salida de Orrego?

Participé por videoconferencia por estar en La Serena y básicamente se consensuó que la renuncia de Orrego ahondó la crisis. En concreto, la presidencia de Orrego generó más problemas que soluciones. No tuvo la capacidad de tener una buena relación con el dueño del canal que es gobierno. Le faltó liderazgo.

¿Vienen nuevos cambios para TVN? ¿Más despidos?
Efectivamente, estamos tomando medidas y algunas seguirán siendo muy dolorosas.

¿Se ha planteado en este gobierno la idea de privatizar TVN?
Puedo decir que no he visto esa disposición de parte del gobierno. Quizás solo algunas señales de algunos directores respecto de un ánimo de disminuir TVN, pero el gobierno y el Congreso han dado señales de que quieren apoyar una televisión pública. R

Seguir leyendo