China estudia el fracaso del lanzamiento de su cohete Larga Marcha-5 Y2

Autor: EFE

La Estación Espacial Tiangong-1. Estuvo en órbita entre septiembre del 2011 y abril del 2018.

Si el lanzamiento del la siguiente generación de éstos cohetes es exitoso, China lanzará un cuarto cohete para enviar una sonda que traerá muestras de la Luna.


China anunció hoy que está estudiando la causa del fracaso del cohete Larga Marcha-5 Y2, el segundo de su generación de vehículos para cargas pesadas, que lanzó al espacio en julio de 2017 desde la isla tropical de Hainan y “sufrió un fallo menos de seis minutos después de despegar”.

La Administración Espacial de China explicó que investiga la causa de este problema y que cuando la descubran lanzarán al espacio un tercer cohete, Larga Marcha-4 Y3, “a finales de 2018”, según sus previsiones.

“Análisis basados en simulaciones por ordenador y experimentos en tierra mostraron un problema que ocurrió en el sistema de escape de una turbina del motor en la primera fase del cohete. El motor se ha mejorado y ha pasado muchos experimentos de tierra”, dijo la Administración en declaraciones recogidas por Xinhua.

El Larga Marcha-5 Y2 despegó desde el centro espacial de Wenchang (en la isla de Hainan) el 2 de julio de 2017, llevando un satélite de comunicaciones, el Shijian-18.

Esta nueva familia de vehículos puede portar hasta 25 toneladas de carga a órbitas bajas y 14 toneladas a órbitas geoestacionarias, aproximadamente el doble que los actuales cohetes chinos más capaces.

Si el lanzamiento del Larga Marcha-4 Y3 es exitoso, China lanzará un cuarto cohete con el mismo nombre para enviar una sonda que traerá muestras de la Luna.

#Tags


Seguir leyendo