¿Cómo llevar clientes a tu sitio web?

2. La Tercera  imagen header nota

Al flujo de personas que visita tu sitio web se le llama “tráfico”, elemento clave dentro del Marketing Digital, pues si no lo tienes, todo lo demás dejará de funcionar. Las cuatro principales fuentes de tráfico son: tráfico directo, buscadores, redes sociales y referidos. Cada una de ellas puede ser potenciada a través de distintas estrategias y tácticas que fortalezcan mi posicionamiento web.


Extracto del Curso

Las personas que visitan tu sitio web provienen de distintos lugares. Conocer cuáles son y cómo son sus dinámicas te ayudará a conseguir que más personas vayan desde esos lugares a tu página.

Si hacemos un símil con el mundo físico, la ventaja de instalarse en un centro comercial radica en que existe un gran flujo de personas que pasa día a día por fuera de las tiendas. Independiente del marketing que haga una tienda, el centro comercial le entregará ventas orgánicas por el sólo hecho de estar ahí.

En la web el tema no es tan diferente, pues también tenemos varias fuentes de tráfico, las cuales se pueden dividir en cuatro grupos:

1. Tráfico Directo

2. Buscadores

3. Redes sociales

4. Referido

Las estrategias y tácticas para potenciar el tráfico a tu web desde estos cuatro grupos son muchísimas, pero generalmente se las divide en dos: inbound y outbound.

El primer lugar es el que ocupa Chile en América Latina respecto a ventas per cápita a través de eCommerce (Linio, 2019).

Tráfico Inbound y Outbound

A las acciones que tomas haciendo cambios y mejoras dentro de tu sitio se las denomina "inbound" (dentro de los límites). Y a aquellas que tomas fuera de éste se les llama "outbound" (fuera de los límites).

Los cuatro grupos de fuentes de tráfico tienen tácticas tanto inbound como outbound, las cuales puedes implementar para aumentar la cantidad de visitas a tu página web.

1. Tráfico directo

Se refiere a las personas que ingresan a tu sitio escribiendo la dirección en su navegador, en lugar de hacer clic en un link.

Táctica inbound: Para aumentar tu tráfico directo, puedes implementar mecanismos para que tus visitas te recuerden y regresen en el futuro, como un botón para guardar tu página en la barra de favoritos del navegador.

Táctica outbound: Puedes salir a promocionar tu página web en canales offline como carteles en la calle, volantes, diarios, revistas, la televisión o la radio.

2. Tráfico de buscadores

En esencia, existen dos maneras de aparecer en las búsquedas de Google para derivar tráfico. La primera es pagando en su plataforma de avisaje, llamada Google Ads. La segunda es que el algoritmo de relevancia de Google te seleccione entre las principales respuestas a una búsqueda. Al tráfico proveniente de esta última modalidad se le conoce como "tráfico orgánico".

Táctica inbound: Si quieres que tu página sea considerada relevante, puedes utilizar la optimización para motores de búsqueda o SEO (Search Engine Optimization).

Táctica outbound: Puedes pagar por avisos en esos mismos buscadores y recibir visitas interesadas en lo que ofreces. La gran plataforma para construir campañas de publicidad en buscadores es Google Ads.

3. Tráfico de redes sociales

En esta era, las personas comparten con sus contactos lo que encuentran interesante y, a su vez, tienden a revisar lo que ellos comparten.

Táctica inbound: Si se busca traer más tráfico desde las redes sociales, una táctica inbound es implementar botones de "compartir" a redes sociales en el contenido de tu sitio.

Táctica outbound: Siempre debes tener tu página web en todos tus perfiles sociales. De esta forma tus seguidores podrán visitarte fácilmente.

4. Tráfico referido

Consiste en personas que te visitan haciendo clic en un link desde otro sitio web, distinto de buscadores y redes sociales, como blogs y portales de noticias.

Táctica inbound: Puede potenciarse con los dos tipos de tácticas. Por ejemplo, compartir en tu sitio piezas de contenido que otra persona fácilmente pueda copiar y pegar en su propio sitio web, y que contenga un link a tu página (como lo hace Youtube al dejarte incrustar videos).

Táctica Outbound: Puedes contactar directamente a otros sitios y ofrecerles escribir un artículo interesante, de forma gratuita, pero incluyendo un link a tu página, lo que se conoce como guest posting.

En definitiva, existen cientos de tácticas inbound y outbound para los cuatro grupos de fuentes de tráfico vistos. Y si bien cada una requiere práctica, no es necesario dominarlas todas.

Pregunta a los profesores: ¿Qué papel juega la compra de anuncios en la creación de tráfico?

Una parte importante de las tácticas outbound dentro de los cuatro grupos de fuentes de tráfico corresponde a la compra de anuncios. Entre sus características tenemos que es la única forma inmediata de conseguir tráfico, lo que la convierte en la estrella para probar distintas hipótesis de Marketing. Por su parte, es una forma para conseguir tráfico que ha evolucionado mucho y conviene profundizar para que logres obtener el mayor retorno posible sobre tu inversión. Y por último, es una técnica que la mayoría no maneja suficientemente bien y puede convertirse en un desperdicio enorme de recursos si no se ejecuta de manera adecuada.

Existen distintas plataformas de avisaje pagado, conocidas como ad networks. Las dos más relevantes son Google Ads y Facebook Ads. Pese a ciertas diferencias, existe una gran convergencia en el modo en que operan. Esto es lo fundamental que debes saber:

• Cuando alguien hace clic sobre tu anuncio, inmediatamente se le redirige a una página predefinida por ti. Así, los clics en tu anuncio son equivalentes a las visitas que tu página recibe a través de esta fuente.

• Tú defines a qué segmento de las visitas deseas que le aparezca el anuncio. Dependiendo de las capacidades del ad network en particular, puedes elegir que se le enseñe exclusivamente a personas de determinado género, rango etario, ubicación geográfica, intereses, etc.

• Existen dos modalidades de pago. La más habitual es pagar por cada clic que recibe el anuncio, conocida como PPC (sigla de pay per click en inglés), y la segunda es pagar por cada mil veces que alguien ve tu anuncio, independiente de si hacen clic o no, conocida como PPM.

• En ambos casos tú defines cuánto es lo máximo que estás dispuesto a pagar, ya sea por cada clic o por cada mil impresiones. Además, tú defines un límite diario de gasto.

Comenta