Encuentran en Egipto una cabeza tallada y un enorme sarcófago negro de 2 mil años de antigüedad

La estructura de 30 toneladas fue enterrada a cinco metros de profundidad. Se cree que pertenece a un noble de la época, a quien pertenecería el busto.


Un grupo de arqueólogos descubrió en Egipto un enorme sarcófago de albastro -una roca de color negro- datado en 2 mil años de antigüedad, mientras se realizaban las obras de construcción de un edificio en la ciudad portuaria de Alejandría.

La estructura, enterrada a cinco metros de profundidad y de un peso estimado de 30 toneladas, fue descubierta junto a una cabeza tallada con el mismo material, pero de color blanco y del que se supone, sería la persona que está dentro del sarcófago.

El hallazgo es muy importante debido a que la capa de mortero con la que está sellado apunta a que el sarcófago nunca ha sido abierto, y se ha mantenido inalterado desde que fue enterrado en lo que los arqueólogos creen, fue el período Ptolemaico temprano, marcado por la muerte de Alejandro Magno en el año 323 a.C.

De acuerdo a los expertos, es posible que la cabeza tallada sea la de un noble de la ciudad, aunque recién luego de la apertura se podrá conocer quién fue, gracias a las pertenencias que se espera encontrar en el interior.

Según los arqueólogos, el sarcófago, el más grande descubierto hasta ahora en Alejandría (265 cm. de largo, 185 cm. de alto y 165 cm. de ancho), será abierto en el mismo lugar donde fue encontrado para evitar que se deteriore durante su traslado.

Fuente: New Atlas

Seguir leyendo