Fragmentación en Android: el problema que Google aún no ha podido resolver

android

Según datos de Google, más de un 30% de los smartphones Android en el mundo posee versiones de entre 2010 a 2014, mientras que sólo un 12% tiene la última versión. Situación distinta a la de Apple, en donde un 95% de los iPhone cuenta con las dos últimas versiones de iOS.




Este lunes, Google lanzó oficialmente el nuevo sistema operativo Android Pie, plataforma que incluye novedades en relación a inteligencia artificial, administración de la batería y optimización de los procesos de las aplicaciones, entre otros.

Pero el nuevo sistema operativo, a pesar de sus características, arriba en un momento en donde la conocida "fragmentación" continúa siendo un problema para muchos usuarios, que muchas veces no pueden actualizar su dispositivo porque simplemente el fabricante no da su autorización. De hecho, actualmente, las ocho versiones de Android lanzadas cuentan con presencia en algún smartphone en el mundo.

La actualización de Android siempre ha sido un problema, debido a que pueden pasar meses para que el fabricante (que no sea la propia Google, como el caso de los Pixel) revise y se asegure que el software funciona correctamente con su dispositivos para entonces, liberarlo, considerando que hay casos en que esto ni siquiera ocurre. Esto además implica un peligro para el usuario, ya que el sistema operativo no sólo añade mejoras en interfaz y otros, sino que parches importantes de seguridad.

¿Quién es más rápido?

En cuanto a los fabricantes que más rápido liberan las últimas versiones de Android, las cifras muestran resultados muy interesantes. Para Android Oreo, liberado en agosto de 2017, el más veloz fue Sony (63 días tras el lanzamiento de la actualización), Nokia (95 días), OnePlus (90 días), HTC (98 días), Asus (130 días), Xiaomi (131 días), (Huawei 163 días), Motorola (123 días), Essential (204), LG (203 días), Samsung (207 días) y Razer (238 días).

Tomando en cuenta los datos, uno de los problemas de Android son las mismas versiones antiguas que corren en dispositivos de gama media/baja o baja. Por ejemplo, KitKat (2013) y Lollipop (2014) poseen el 29,5% de los smartphones Android del mercado, lo que aumenta a un 33,6% si sumamos a Gingerbread (2010), Ice Cream Sandwich (2011) y Jelly Bean (2013). Eso sin contar a Honeycomb, enfocado en tabletas.

Por ello es importante señalar que a pesar de la presencia de estos dispositivos y que ya no recibirán más actualizaciones, el porcentaje de equipos retirados aún parece ser bajo. Esto más se acrecienta si consideramos la gran cantidad de pequeños fabricantes asiáticos para teléfonos que soportan Android, el alto precio de los smartphones de alta gama y el persistente mercado de la gama media, que de acuerdo a muchos analistas, es quien de verdad mantiene al sector.

Las cifras de fragmentación por versiones de Android al mes de julio es la siguiente:

-Gingerbread 2.3.3-2.3.7: 0.2%

-Ice Cream Sandwich 4.0.3-4.0.4: 0.3%

-Jelly Bean 4.1.x: 1.2%

-Jelly Bean 4.2.x: 1.9%

-Jelly Bean 4.3: 0.5%

-KitKat 4.4: 9.1%

-Lollipop 5.0: 4.2%

-Lollipop 5.1: 16.2%

-Marshmallow 6.0: 23.5%

-Nougat 7.0: 21.2%

-Nougat 7.1: 9.6%

-Oreo 8.0: 10.1%

-Oreo 8.1: 2.0%

Como dato complementario, cabe señalar que la historia de la adopción del sistema operativo en los dispositivos Apple es radicalmente distinta. De acuerdo a datos revelados el 31 de mayo pasado, un 81% de los iPhone cuenta con la última versión iOS 11, un 14% con iOS 10 y el restante 5% posee versiones antiguas.

Fuente: Android Developers, Apple Developers, Android Authority

Comenta