Gato africano atemoriza a vecinos de Las Condes

Autor: Carlos Montes

Felino de la especie savannah, que llega a crecer un metro de altura, se ha escapado varias veces. Dueño arriesga que le quiten el animal.

Se llama Siete, y ya es una figura pública en Las Condes. En su barrio, en el sector de Los Dominicos, es conocido como “El Tigre” y hasta existe un protocolo municipal para capturarlo. Eso sí, esto escapa a la regla. Pese a que el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) autorizó su ingreso al país con ciertos requerimientos para sus propietarios, como tenerlo al interior del domicilio, en los últimos meses el ejemplar de gato de la raza savannah -mezcla de serval con gato doméstico- se ha escapado en reiteradas oportunidades, causando pánico entre los vecinos y mascotas del sector. Mide casi un metro de alto.

Javiera Ugarte, dueña de Afrikan Cats, único criadero de la especie en Latinoamérica, no entiende cómo el propietario -venta que ella no realizó- no ha sido sancionado. “Deberían multarlo e incluso quitarle el animal. Ya se le murió uno (atropellado) y el segundo va por el mismo camino, es maltrato animal y tenencia irresponsable. Debería aplicarse la Ley Cholito. Me parece extraño que el SAG le haya dado el permiso”, dice.

Desde 2013, Ugarte se dedica a la crianza de la especie en una parcela en Chicureo. Los vende en US$ 10.000 al exterior y $ 4 millones en Chile.

La veterinaria Catherine Gautier, encargada de Higiene Ambiental de la Municipalidad de Las Condes, dice que trabajan la situación con el SAG. “Falta compromiso del dueño, porque el permiso exige tenerlo en el domicilio. Cuando se escapó en abril, los dueños fueron citados por la sección jurídica del SAG y se les exigió nuevamente que el animal permaneciera en el domicilio, pero no han cumplido. Corre el riesgo de que se los quiten”.

La especie -advierte Ugarte- podría atacar a gatos o perros más pequeños.

Ezequiel Hidalgo, director de Conservación e Investigación en Parque Zoológico Buin Zoo, dice que se trata de una especie silvestre y requiere de cuidados profesionales. “La tenencia de fauna silvestre, pese a ser legal, requiere de instalaciones y seguridad adecuadas, personal capacitado, protocolos, conocimiento médico, entre otros. Es una especie silvestre manejado como mascota. Pero no es un animal doméstico”. Su dueño no ha querido referirse a la situación.

Seguir leyendo