Opinión

Futuro de la Defensa


SEÑOR DIRECTOR
Sorprende la carta de Eduardo Aldunate, en la que plantea que las prioridades de las nuevas autoridades de Defensa serán temas previsionales, carrera militar o las estructuras de las instituciones y del mando conjunto. Según el programa de Sebastián Piñera, las prioridades del sector las encabeza el desarrollo y fortalecimiento de las Fuerzas Armadas bajo una dirección estratégica, considerando amenazas tradicionales y no tradicionales, y el importante rol que deben cumplir en apoyo a la política exterior. Sus principales objetivos y medidas incluyen desarrollar la política de defensa y la política militar como políticas de Estado de largo plazo y asegurar una capacidad militar efectiva que resguarde nuestra soberanía.
Tiene razón Aldunate cuando se pregunta qué Defensa requiere Chile para el siglo XXI. Discrepo, eso sí, que el camino sea preguntarnos ahora qué tipo de FF.AA. queremos. Sugiero preguntarnos más bien cuáles son las áreas que Chile considera de relevancia estratégica tanto para su seguridad como para su desarrollo; qué amenazas vislumbramos para ellas y cómo queremos enfrentar tales amenazas. Estas áreas son geográficas (frontera del norte grande, Isla de Pascua, Cabo de Hornos, Antártica, etc.) y funcionales (ciberseguridad, matriz energética, infraestructura de comunicaciones, etc.).

Andrés Tavolari Goycoolea

Seguir leyendo