Opinión

Grupo de Lima y Venezuela


SEÑOR DIRECTOR
Durante años se han ensayado esfuerzos colectivos, para una solución a la grave crisis que tiene al pueblo venezolano viviendo un drama humanitario sin precedentes. Comenzaron mediando ex mandatarios de Europa y América Latina, a los cuales se unió la diplomacia de El Vaticano. Luego, a iniciativa del gobierno peruano, se creó el Grupo de Lima, conformado por 14 países de la región, incluido Chile, para continuar la búsqueda de una salida política a la grave situación. Todos los esfuerzos han fracasado, por la negativa del gobierno venezolano a ceñirse a principios democráticos, así como a su persistente actitud atentatoria contra los derechos humanos de los habitantes de ese país. En cuanto al atropello de los principios democráticos, los ejemplos sobran: van desde el desconocimiento de las disposiciones de su propia Constitución, hasta el “golpe blanco” contra el Poder Legislativo hasta llevarlo a desaparecer, pasando por la represión y la supresión de todo tipo de garantías individuales y colectivas. Se ha violado la libertad de expresión, la libertad de reunión y a manifestarse pacíficamente. Los dirigentes de oposición están presos o en el exilio. En ese contexto dictatorial el gobierno convocó a elecciones presidenciales para el próximo mes de abril.
El gobierno de Maduro ha utilizado el diálogo para ganar tiempo, mientras reprime a sus opositores, burlándose de los países democráticos que han intentado buscar una salida política a la crisis. Solo cabe aplaudir la reciente decisión del gobierno peruano, manifestando que la presencia de Nicolás Maduro no es bienvenida en la Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en ese país. La diplomacia peruana, nuevamente, da un ejemplo a la región.

Jorge Canelas
Embajador (r)

Seguir leyendo