Ricardo  Rodríguez

Ricardo Rodríguez

Chile California Council

Opinión

Nuevos parques nacionales


*Esta columna fue escrita junto a Tomás McKay, Chile California Conservation Network. 

La creación de parques nacionales en EE.UU. se remonta a 1864. Ese año el Presidente Abraham Lincoln entrega el área del actual Parque Nacional Yosemite al Estado de California, mediante el Yosemite Grant Act. Luego, en 1872, el Parque Yellowstone se convierte en el primer parque nacional del mundo, denominándose como “un parque público para el uso y el disfrute de todas las personas”. En 1890 se crea el Parque Nacional Yosemite. Ambos parques pasan a ser administrados por el Servicio de Parques Nacionales de EE.UU., creado en 1916.

En Chile, casi 150 años después de la formación de Yosemite, finalmente se ha consolidado la donación de Tompkins Conservation de más de 4 mil Km2 al Estado de Chile. Con esta donación, el gobierno de Chile ha creado los parques Melimoyu y Pumalin y se han ampliado y reclasificado otros cinco parques nacionales, con lo que se agregan más de 40 mil Km2 al sistema de parques chilenos y su uso público. Esto equivale a más de tres veces el tamaño de los parques de Yosemite y Yellowstone juntos.

Con esta acción público-privada, Chile tiene la oportunidad de consolidarse como líder mundial en conservación del territorio. Este liderazgo puede fundarse en la vasta experiencia californiana respecto a la administración de parques y áreas protegidas, la conservación como tema transversal a las políticas públicas, la interacción con las comunidades involucradas y una mayor simbiosis público-privada. Todo lo anterior para derivar finalmente en un mayor cuidado de nuestra asombrosa flora y fauna nativa, 25% de la cual es endémica de nuestro país.
Con la reciente creación de los Parques Marinos Nazca-Desventuradas, Cabo de Hornos-Diego Ramírez, Juan Fernández y el Área Marina Costera Protegida de Rapa Nui; Chile supera los 1,8 millones de km2 de áreas marinas protegidas, mayoritariamente mar adentro. Sin duda un enorme avance, pero las zonas más amenazadas y de mayor diversidad se encuentran en la costa. California es el primer estado de Estados Unidos en crear un sistema de áreas marinas protegidas, a través el cual han establecido más de 120 refugios a largo de la costa, dedicados a proteger y restaurar hábitats marinos, además de incrementar su salud, productividad y resiliencia. Chile y California pueden asumir un papel central a escala mundial en el cuidado y rol que el Océano Pacífico tendrá en el siglo XXI.

Desde Yosemite a Pumalín, desde California a todo Chile, hay una enorme coincidencia de empeños, paisajes e intereses. Sobre todo hay mucho que aprender unos de otros, puerta que se ha abierto un poco más con la reciente creación del Derecho Real de Conservación, el que también se ha ido alimentando de las Servidumbres de Conservación que en California ya tienen cuarenta años de uso.

Chile y California representan mutuamente la oportunidad de aprender y desarrollar en conjunto políticas, innovación y planificación en materias de conservación y adaptación al cambio climático, tomando en cuenta su semejanza geográfica, experiencia e historia conjunta. El trabajo colaborativo entre ambos es crucial para consolidar el liderazgo en estas materias que tanto Chile como California están logrando a nivel mundial.

#Tags


Seguir leyendo