Opinión

Política nacional para la agricultura


SEÑOR DIRECTOR
Se dice que los agricultores debemos seguir invirtiendo porque nos espera una competencia sana y justa. Ni lo uno ni lo otro. La agricultura,al menos la de nuestra región, va derecho a la ruina si seguimos por esta senda. Los productores estamos a la deriva en un mercado en el que nos enfrentamos a las todopoderosas tesorerías internacionales, que en la práctica han sepultado nuestras oportunidades de competir en igualdad de condiciones.
En Chile no se apoya la agricultura sustituidora de importaciones y la razón es simple: no hay una política agrícola nacional. Las importaciones fuertemente subsidiadas barren con nuestros productos y, con la total indiferencia de los gobiernos de turno, debemos conformarnos con míseros pagos por el trabajo de todo un año. Como región tenemos buenas condiciones de competitividad, pero no en un mercado distorsionado y con un dumping gigantesco que el gobierno no quiere ver ni atacar. En La Araucanía producimos en promedio sobre cinco mil kilos de trigo y avena por hectárea y en ganadería tenemos novillos gordos a los 16 meses. La producción en lecherías intensivas puede llegar a nueve mil litros al año, promedio superior al de grandes potencias lácteas como Nueva Zelanda.
Cada día hay más pérdidas porque los gobiernos nos dan la espalda y le abren las puertas a productos extranjeros que entran blindados a nuestro mercado. La harina de Argentina y la carne de Brasil son un vivo ejemplo. Por si fuera poco, nos han “cortado” las manos con los cultivos transgénicos. Si sumamos el bajo precio del dólar y la lacra del terrorismo, vamos cuesta abajo.
Como el actual gobierno ya no hizo nada estamos expectantes ante las medidas que anunciará el nuevo ministro. Urge neutralizar las distorsiones del mercado y liderar una política agrícola que saque a los productores del foso.

Marcelo Zirotti Kehr
Presidente Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco, A.G.

Seguir leyendo