El agitado debut de Piñera en La Moneda

Sebastián Piñera ayer, durante su primer día de trabajo en La Moneda. Foto: Andrés Pérez

En su primera mañana de trabajo en Palacio, el Mandatario debió lidiar con la renuncia del general director de Carabineros, Bruno Villalobos, y la decisión del fiscal Luis Toledo de retirar su postulación a notario de San Fernando. Por la tarde, encabezó su primer Consejo de Gabinete, donde fijó las prioridades de su mandato y marcó la hoja de ruta que seguirá en su relación con el Congreso.


“Estamos bien de ánimo. Vamos a hablar más rato”. Con estas palabras el Presidente de la República, Sebastián Piñera, ingresó a las 8.33 horas del lunes al palacio de La Moneda, donde -como es tradición- le rindió honores la guardia de Palacio.

En su primer lunes en la casa de gobierno, el Mandatario desplegó una agenda frenética, que inauguró con la resolución de un conflicto que copó la agenda pública en las últimas semanas y que, según su entorno, ocupaba buena parte de sus preocupaciones en los últimos días: el futuro de Bruno Villalobos a la cabeza de Carabineros. Esto, debido a los cuestionamienos públicos recibidos por el uniformado tras el mega fraude detectado al interior de la Institución y la controversia surgida por la denominada “Operación Huracán”.

Fue el domingo, en medio de las actividades del cambio de mando, que Villalobos le hizo llegar -por escrito- su carta de renuncia a Piñera (ver páginas 4 y 5). De hecho, ese mismo día -durante los saludos protocolares- intercambiaron algunas palabras, donde el Mandatario le dijo a Villalobos “vamos a conversar”.

El lunes, tras arribar a la casa de gobierno, Piñera tuvo su primera reunión con su comité político, donde estuvieron presentes sus ministros del Interior, Andrés Chadwick; Segpres, Gonzalo Blumel, y de la Segegob, Cecilia Pérez. Si bien, se tiene estipulado que el titular de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, participe de los comités, el lunes no estuvo presente.

En ese encuentro, el Presidente abordó la situación de Villalobos y, posteriormente, pasada las 10.00, acompañado de Chadwick realizó un punto de prensa en el patio de Los Naranjos.

“Quiero informar a la ciudadanía que en el día de hoy he aceptado la renuncia al cargo de general director de Carabineros, de Señor Bruno Villalobos Krumm”, afirmó Piñera.

En el piñerismo aseguran que la salida de Villalobos fue “una renuncia forzada”, dado que que en los últimos días ya se había advertido que ocurría una reestructuración en la institución.

En el punto de prensa el Mandatario agradeció la labor de Villalobos, aunque en paralelo anunció que su gobierno avanzará en una “profunda modernización de Carabineros, una reformulación de nuestro sistema de inteligencia, una mejor coordinación entre policías, fiscales y jueces”.

Tras sus declaraciones, el Mandatario se reunió con el director general de Carabineros subrogante, Julio Pineda. Tras la cita, Chadwick aseguró que “se evaluará, con posterioridad, cuál va a ser la situación definitiva” sobre la dirección de la institución.

Debido al encuentro con Pineda, el jefe de Estado llegó tarde a la foto protocolar con sus ministros y subsecretarios que se realizó en una tarima en la Plaza de la Constitución. Luego, partió rumbo a la Catedral Metropolitana, junto a la Primera Dama, Cecilia Morel. Allí participaron -junto al presidente del Senado, Carlos Montes (PS), y la presidenta de la Cámara Baja, Maya Fernández (PS), de la tradicional “Oración ecuménica por el pueblo de Chile”, donde estuvieron presentes distintas autoridades religiosas, que desearon éxito a la administración entrante.

A esas alturas del día, ya se había cerrado otro flanco complejo para la nueva administración, luego que el fiscal Luis Toledo -quien investigó a la familia de Michelle Bachelet en el caso Caval- publicara un comunicado en que anunciaba su decisión de retirar su postulación al cargo de notario de San Fernando, que había sido visada por el ex ministro de Justicia Jaime Campos.

Primer consejo de gabinete

En medio de un día definiciones, el Presidente Piñera realizó el lunes su primer consejo de gabinete para fijar algunas directrices de su administración. Los primeros 13 minutos del encuentro fueron transmitidos por Facebook live a través de su página oficial. Esto, dicen en su entorno, con el objetivo de mostrar una señal de cercanía con la ciudadanía.

“En primer lugar quiero decirles que los primeros días han sido intensos y agitados, pero no se preocupen porque lo que vienen van a ser más intensos y más agitados”, manifestó al iniciar la reunión.

En la cita, junto con pedirles puntualidad a sus ministros, el Mandatario pidió que “entre nosotros cultivemos y practiquemos el compañerismo, la lealtad y el trabajo en equipo”.

De igual manera, reiteró las prioridades que impulsará su gobierno: Crecimiento económico, seguridad ciudadana, “cirugía mayor a la salud”, y “devolver el Estado de derecho en La Araucanía”. Además, insistió en la necesidad de conseguir cinco grandes acuerdos nacionales que dicen relación con las prioridades mencionadas: infancia, seguridad ciudadana, salud, La Araucanía y para “recuperar el crecimiento económico”.

Respecto a esto último, Piñera destacó que para conseguir los acuerdos “vamos a proponer al país formas distintas. Para cada acuerdo vamos a utilizar el mecanismo más eficaz”. En ese sentido, dijo que “para algunos casos vamos a convocar en forma amplia, no solamente al mundo de la política, sino al mundo de la sociedad civil, en otros casos a nivel legislativo y en otros casos a nivel internamente para tener una propuesta”.

Y añadió que “el ejecutivo tiene dos grandes poderes: En primer lugar es colegislador con el Congreso y el Ejecutivo tiene muchas atribuciones en materia legislativa. Por de pronto, hay muchas materias que son de iniciativa exclusiva, es quien fija las urgencias y muchas más (…). El Ejecutivo tiene la potestad administrativa y no todo lo que se debe hacer en Chile requiere ley”. Esto, recalcando que no será un gobierno testimonial que ingrese solo iniciativas por cumplir.

Sobre esto último, fuentes del Ejecutivo dicen que antes de arribar a La Moneda se está trabajando que iniciativas del programa de gobierno será implementados a través de proyectos de ley o vía administrativa según sea el caso.

El jefe de Estado, además, recordó que son minoría en el Congreso y llamó a “escuchar a la mayor cantidad de gente posible. A cada ministro yo le pido que trate de colaborar con los otros ministros de este gabinete. Que se contacten con las comisiones de sus respectivos ministerios y ojalá puedan hacerlos participe y que se sientan integrados. Y que también busquemos una buena relación con los partidos políticos, por de pronto, con los partidos políticos de Chile Vamos, pero también con los partidos políticos que van a estar en la oposición”.

Se espera que el gobierno defina durante los próximos días quién asumirá la dirección de Carabineros. Si bien el lunes Piñera tuvo varias apariciones públicas, desde su entorno advierten que -a diferencia de lo que fue su primer gobierno-, el Mandatario no “saldrá a comentar todos los temas”, y que sus ministros tendrá un rol más protagónico. En ese sentido, dicen las mismas fuentes, que para esta jornada no tiene contemplada actividades públicas, sino reuniones de carácter privado en el Palacio de La Moneda, donde además tiene que resolver temas administrativos propios de la instalación de gobierno.

Identidad de género recae en Justicia

Pese a que la semana pasada la ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, aseguró que la tramitación del proyecto de identidad de género -al que el gobierno le puso urgencia simple-, estaría a cargo de su cartera, al igual que en la administración de Bachelet, el lunes aclaró que finalmente será el ministerio de Justicia el encargado de la iniciativa. La decisión se tomó el sábado en la reunión que tuvo el Presidente Piñera en Cerro Castillo con los ministros del comité político. Esto, debido a que buscan que la nueva Subsecretaría de Derechos Humanos encabece la iniciativa. En tanto, las modificaciones a la ley de adopción continuarán en Justicia, mientras que matrimonio igualitario, dicen fuentes del Ejecutivo, no será liderada por ningún ministerio porque no está en el programa de gobierno y dejarán que continúe su tramitación en el Congreso.

Seguir leyendo