Canciller califica demanda boliviana como un “artilugio” que “pone en riesgo la intangibilidad de las fronteras”

Roberto Ampuero hizo un llamado a que el país respete el Tratado de 1904 "y no intente modificar los limites".


Como un “artiulgio” calificó el canciller Roberto Ampuero la demanda marítima boliviana, luego de que Chile culminara sus alegatos ante la Corte Internacional de Justicia

A su juicio, la defensa del país logró plantear sus argumentos “con evidencias claras e incontrastables”.

En este sentido, el ministro sostuvo que el verdadero motivo por el que Bolivia ha demandado a Chile, no se basa en el incumplimiento de obligaciones por parte de Chile, sino radica en la constitución boliviana que “obliga a sus gobernantes desconocer tratados como el de 1904”.

“El caso de Bolivia es inconsistente. Tal como lo expusimos hoy, es contradictorio. Algunos de sus abogados solo piden negociar con Chile y otros exigen que se ceda territorio”, explicó Ampuero.

El canciller también aseguró que la demanda marítima boliviana “carece de fundamento jurídico. “Bolivia no ha sido capaz de demostrar un solo documento donde quede establecido que Chile está obligado a negocia”.

En este sentido, la autoridad sostuvo que el caso boliviano “pone en riesgo la intangibilidad de las fronteras”.

Ampuero también reiteró argumentos que fueron entregados durante la jornada ante la Corte. “El Tratado de 1904 ha otorgado a Bolivia facilidades para que tenga acceso al Océano Pacífico y Chile ha ido mucho más allá entregándole beneficios adicionales”, dijo la autoridad.

También calificó el caso como “injusto”. “Chile siempre ha demostrado ser un buen vecino y siempre ha estado dispuesto a escuchar las aspiraciones de Bolivia. Pero sentarse a escuchar no implica que está obligado a aceptar sus aspiraciones, demandas y planteamientos, y obligado a cumplir aquello”, dijo.

Por último realizó un llamado a Bolivia “respetar el Tratado y no intentar modificar los limites”.

El valor de la diplomacia

El agente Claudio Grossman expuso que “fue muy importante desmenuzar cada detalle y declaraicon uniletaral, cada supuesto acuerdo tácito desde el punto de vista jurídico”.

Ustedes pudieron ver que Chile presentó numerosos documentos para la consideración de la Corte que nuestros abogados ademas invitaron a Bolivia a presentar o desmentir esos documentos, porque había una narrativa de carácter emocional que no vive en el campo del derecho y que tergiversaban en cierta ocasiones, pero que no daba cuenta de cada uno de los capítulos de nuestra historia común.

Y agregó: “Aquí no solo está en juego una cuestión muy importante: la relación chile-bolivia. Lo que es importante considerar es el valor de la diplomacia y el derecho. El lenguaje común de las relaciones entre los Estados es el derecho internacional que establece la forma en que se tienen que conectar cuando quieren crear obligaciones de carácter jurídico”.

“Como lo dijo el canciller: ‘Chile seguirá en el camino de la diplomacia pero no lo hará con un sentido de obligación jurídica'”, sostuvo el agente Grossman.

A su juicio, “hemos planteado fuertemente a la Corte que fue creada para eso, para la aplicación del Derecho Internacional en las soluciones de disputas entre los estados”.

Seguir leyendo