Cambio de mando

Presentado por: Santander

Narváez por Punta Peuco: “No se pudo cerrar”

Foto: Agencia Uno

En su último día, el gobierno saliente aclaró la situación del penal destinado a militares.


La eventual firma de un decreto supremo para cerrar el penal Punta Peuco tensionó las últimas horas de Michelle Bachelet en La Moneda.

Tanto así que el aún ministro de Justicia, Jaime Campos, sorprendió a todos al entrar al Palacio por una puerta lateral, intentando pasar desapercibido antes de la fotografía oficial con el gabinete.

La decisión no fue casualidad. Campos fue uno de los ministros más requeridos de las últimas horas del gobierno tras los trascendidos sobre el inminente cierre del penal que albergan a militares acusados de violaciones a los derechos humanos.

Durante la semana, la entonces Presidenta Michelle Bachelet había advertido que podía tomar la decisión de cerrar el recinto hasta el último día de gobierno. “Quedan cinco días y yo no hago anuncios por la prensa… ahí se verá”, dijo la Mandataria en entrevista con Canal 13 el martes pasado.

Los trascendidos aumentaron el sábado 10, con los comentarios del diputado PC Hugo Gutiérrez y el abogado de varios de los internos en Punta Peuco, Raúl Meza, quienes aseguraron que se había firmado el decreto y el traslado de los detenidos era inminente.

El cierre requería la firma de Bachelet y el ministro de Justicia.

“Siempre dijimos que estaba en un ámbito de las facultades de la Presidenta… dependía de otras condiciones y consideraciones de carácter legal. No se pudo en ese sentido”, dijo el domingo la ahora ex vocera de Gobierno, Paula Narváez, una hora antes de abandonar el cargo.

El tema fue una constante durante todo el día. Incluso, los invitados que estaban en la Moneda le gritaron: “¡Punta Peuco!” al hoy ex ministro de Defensa, José Antonio Gomez y al propio Campos cuando pasaron a sacarse la fotografía con los secretarios de Estado saliente.

Casi al final de la ceremonia, el ex titular de Justicia desestimó una acción de gobierno relativa al recinto penal. “No hay nada ingresado”, señaló Campos escuetamente.

El Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, en tanto, sostuvo al término de la ceremonia de cambio de mando en el Congreso que “hasta el viernes en la tarde, cuando cierra nuestra oficina de partes, no había nada ingresado”.

Seguir leyendo