¿Qué temas podrían abordar Bachelet y el Papa en la reunión privada?

La demanda marítima boliviana o la ley de aborto podrían tensionar el encuentro entre el Pontífice y la Mandataria en La Moneda. Sin embargo, el Ejecutivo aseguró que "no habrá temas vetados".


Un encuentro de caracter “privado” sostendrá mañana la Presidenta Michelle Bachelet con el Papa Francisco en La Moneda, en el marco de las actividades del Pontífice en nuestro país.

La reunión -que se llevará a cabo a las 9:00 horas en el Salón Azul del Palacio- es vista por el Ejecutivo como un encuentro entre dos jefes de Estado, donde se abordarán distintos temas “de interés común”.

“Recordarán que junio de 2015 la Presidenta hizo una visita de Estado al Vaticano invitada por el Papa Francisco, y ahí se abordaron distintos temas de interés común. Y los temas son coincidentes: cómo combatir la pobreza y la desigualdad; cómo enfrentar adecuadamente los derechos y las demandas de los pueblos originarios; cómo tener un medioambiente sano y un desarrollo económico sustentable y respetuoso del medioambiente; cómo enfrentar un problema que hoy es global que es el de las migraciones”, señaló el canciller, Heraldo Muñoz.

Sin embargo, materias como la demanda boliviana en La Haya y la ley de aborto impulsada por la Mandataria, podrían tensionar la cita entre ambos líderes.

En este escenario, la vocera de Gobierno, Paula Narváez, indicó que para La Moneda “no hay temas vetados” y que el Ejecutivo “tiene toda la tranquilidad” para abordar cualquier materia con los diversos jefes de Estado.

“No hay temas vetados a priori. Como gobierno tenemos la suficiente tranquilidad de haber enfrentado cada uno de los temas de agendas que puedan ser complejas y difíciles, con todos los elementos de manera transparente. No hay un tema específico que se haya analizado previamente”, sostuvo Narváez.

En esta línea, agregó que “cada uno de los temas -temas que tienen que ver con nuestra agenda en materia de ampliación de derechos de las personas, u otros temas que tienen que ver con nuestras situaciones bilaterales con otros países- todos esos temas tienen sus canales institucionales correspondientes y por tanto Chile tiene toda la tranquilidad de abordar cada uno de esos temas con cualquier jefe de Estado que pueda plantearlos en las conversaciones”.

Por su parte, el canciller expresó que “tanto la Presidenta como el Papa son libres de conversar sobre los temas que estimen convenientes. Seguramente habrá muchos asuntos que al Papa le interesará conversar con la Presidenta, pero él es libre de opinar sobre distintas materias, de decir sus puntos de vista y nosotros también tenemos nuestros puntos de vista y él los conoce”.

De esta manera, el ministro Heraldo Muñoz manifestó que “entonces no hay necesidad de estar aquí a la defensiva. Por el contrario, es un privilegio que el Papa venga a Chile durante el mandato de la Presidenta Bachelet”.

Seguir leyendo