Campeona olímpica de salto alto anuncia su retiro

Ruth Beitia, medallista de oro en Río 2016, ha pasado los últimos seis meses intentando superar distintos problemas físicos.


Ruth Beitia, campeona olímpica de salto alto en Río 2016, ha anunciado su retiro de la alta competencia durante  de esa medalla de oro al Museo del Deporte de Santander.  Acompañada por su entrenador, Ramón Torralbo, la deportista explicó que adopta después de seis meses muy duros en los que se ha visto afectada por diversas lesiones, principalmente por una tendinosis en el hombro que le ha causado mucho dolor.

“Me he hecho muchas pruebas a nivel médico”, explicó la atleta, apuntando que el hombro ha sido el que más problemas le ha dado. “Tenía constante migración de dolor por todas las articulaciones”, añadió.

Las pruebas médicas han descartado que tuviera artritis reumatoide y, después de años padeciendo problemas físicos en el hombro, han revelado que Beitia está aquejada de una tendinosis del supraepinoso (inflamación que se ocasiona por el roce provocado por los movimientos repetidos de elevación del hombro).

Una lesión que ha hecho, según recuerda la atleta, que el dolor la despertara muchas noches, sin dejarla conciliar el sueño. Preguntada por el dolor que también le debe producir el anunciar su retirada de las pistas, Beitia ha explicado que ya ha tenido seis meses para asimilarlo. “Ya hemos atravesado el duelo y ya he llorado mucho, ahora toca seguir sonriendo a la vida como siempre he hecho”, ha resumido Beitia, junto a un emocionado Ramón Torralbo.

También ha reconocido que este año acudió al último mundial de Londres ya tocada y “sabiendo que era una lotería”, porque el dolor no le permitía realizar sus rutinas de salto en condiciones óptimas.

Beitia ha declarado que ha llegado el momento de “llevar a otros aspectos de la vida” todo lo que le ha enseñado el deporte y todos los valores que ha atesorado a lo largo de 27 años en el atletismo.

Seguir leyendo