El tanque amarillo

El delantero estuvo a todas horas. Adelantó a los suyos con dos goles y los salvó con otro en el último minuto. Además tuvo tres palos y falló un penal.


“Gracias a Dios pudimos ganar al último minuto”, declaraba Esteban Paredes al final del partido. El delantero de Colo Colo anotó el 3-2 en el minuto 90+1’ y antes ya había convertido los dos goles de su escuadra, por lo que nuevamente se encumbró como la figura de los albos en el compromiso.

El entrenador de Colo Colo, Pablo Guede, también lo siente así y reconoce en Paredes un arma de salvación: “Tuvimos una infinidades de jugadas de gol que no concretamos, pero al final el Tanque la metió con la cabeza”.

Pero el artillero llamó la atención por varios aspectos, primero por su cabello rubio. Era el tercer jugador que quedaba por cumplir la promesa (Orión y Valdés ya lo habían hecho) y cumplió. El cabello no le afectó a su rendimiento. Remató ocho veces, siete a puerta (tres tiros acabaron en gol y otros tres, penal incluido, contra la madera).

Pese a su actuación, el delantero no salió satisfecho. Colo Colo sufrió: “En los ultimos miunutos nos complicamos demasiado. Tenemos que cerrar los partidos antes. no podemos dar ventaja de esa manera. A pesar de que el funcionamiento fue bueno, no estuvimos tan fino como otras veces”.

Con esto, Esteban Paredes llega a cinco goles en el campeonato nacional 2018, esto si se suman los dos convertidos en Antofagasta la semana pasada y los tres realizados hoy ante la escuadra de Audax Italiano.

A causa de estas grandes actuaciones, Paredes se acerca aún más a Chamaco Valdés en la lista de goleadores históricos del fútbol chileno. Valdés registra 215 tantos. El segundo lugar es de Pedro González (212) y Esteban Paredes ya suma 196.

“Paredes es un grande dentro y fuera de la cancha”, afirmó exultante al término del partido Aníbal Mosa. Los jugadores se quedaron a cenar en el estadio, menos Opazo, por orden de Guede.

Seguir leyendo