Everton sorprende a O’Higgins en su casa

Foto: Photosport.

Los ruleteros vencieron por 1-2 y consiguieron sus primeros tres puntos del campeonato.


No es un partido cualquiera para la fanaticada de O’Higgins. La cita está marcada por el recuerdo de los 16 hinchas que hace cinco años perdieron la vida en ese trágico regreso desde Talcahuano: “Desde el cielo te voy a alentar. Los 16 siempre estarán”, reza la pancarta que trasladan los jugadores a la cancha. Todo es solemnidad, todo es emoción. Y el minuto de silencio que se extiende con el repaso de los rostros siniestrados en la carretera transforma el momento en algo desgarrador.
No hace falta ninguna arenga. La ceremonia motiva a cualquiera. O’Higgins se alista para ganar y ser puntero del campeonato nacional. Everton, el rival que observó respetuosamente el homenaje de los dirigidos por Gabriel Milito, no quiere ser una simple comparsa. La derrota ante Iquique en la primera fecha caló hondo en las filas ruleteras y la obligación es sumar tres puntos, para no quedar rezagado.
Las cosas no parten bien para los viñamarinos, sin embargo. Mugni, el conductor del equipo, se retira mareado tras recibir una patada casual de Juan Fuentes en el rostro. Vitamina Sánchez rearma el mediocampo con Diego Orellana y consigue que sus pupilos no sientan la baja de su 10. Para pesar de los locales, Everton se ve mejor en la cancha.
La fatalidad celeste se firma a los 27’, con el terrible error de Miguel Pinto: el arquero perdió la pelota en su área y Óscar Salinas aprovechó el regalo para abrir el marcador. Esto provoca que los rancagüinos adelanten sus líneas para buscar rápido el empate. La preocupación abunda en las galerías del estadio cada vez que los centrales juegan con Pinto. Toda la previa del partido fue comandada por O’Higgins, pero Everton es el que juega mejor hasta el final del primer tiempo.
En el descanso, los familiares de las víctimas se formaron para dibujar un 16 gigante y gritar el tradicional “Oi Oi” que es carta de presentación del Capo de Provincia.
Gabriel Milito, en tanto, trabaja en el camarín para cambiarle el rostro a su escuadra. Cambia la defensa: Osorio entra por San Juan, pero los problemas defensivos de O’Higgins no se solucionan, los espacios para Everton abundan, lo que se confirma a los 62’, cuando el recién ingresado Álvaro Madrid estira la ventaja con un tiro esquinado al segundo palo de Pinto. El cambió le sale mejor a Vitamina.
El empuje de los dueños de casa tiene su premio a los 73’, con el gol del espigado Mazzola. Un golpe anímico para que los rancagüinos busquen con más empuje que fútbol. Los cinco minutos de descuentos no alcanzan, sin embargo, para rescatar el empate. Everton se lleva sus primeros tres puntos del torneo. O’Higgins cae y no puede homenajear a sus hinchas con un triunfo. El fútbol no premia el deseo, sino la contundencia.

Seguir leyendo