Guede juega al secretismo

El DT de Colo Colo tapó la cancha de entrenamiento y puso guardias. Calificó a Mario Salas como el mejor técnico del fútbol chileno.


Pablo Guede retomó una vieja práctica: el secretismo. El técnico de Colo Colo dispuso que fuese tapado el perimetro de la cancha de entrenamiento utilizada ayer para preparar el partido frente a Universidad Católica, que se disputará este domingo en San Carlos de Apoquindo. No sólo eso, también ordenó la presencia de guardias de seguridad en las afueras del recinto para proteger la privacidad del entrenamiento.

El argentino intenta evitar que se filtre información referente a la táctica que empleará en la precordillera. Según confidencian desde su staff, realmente le preocupa mantener oculta su estrategia. Tampoco quiere ser espiado por el cuerpo técnico que encabeza Mario Salas, eventualmente.

Eso sí, la práctica no es nueva. De hecho, el ex adiestrador de Palestino y San Lorenzo ya la había empleado en otras oportunidades. Y otros técnico albo, como José Luis Sierra, también habían recurrido a ella.

De todas formas, el transandino esperará hasta la práctica de mañana para ensayar la formación con la que buscará seguir invicto ante los estudiantiles. De hecho, contra el cuadro de la franja le va bastante bien: registra cuatro triunfos y un empate. Incluso, ya le ganó en Las Condes el año pasado, en el partido de ida de las semifinales de la Copa Chile. Fue 0-1.

La mala noticia para el DT es que perdió, al menos para este fin de semana, a Bráyan Véjar. El volante zurdo sufrió el recrudecimiento de su desgarro en los isquiotibiales de la pierna derecha, por lo que no estará ni siquiera en la banca ante los pupilos del Comandante.

El ex jugador de Huachipato se había lesionado ante Palestino y su última aparición fue en el duelo de vuelta ante Iberia, por los octavos de final de Copa Chile.

Alabanzas para Salas
Ya es común en la previa de cada clásico entre albos y cruzados que Guede elogie hasta el cansancio al técnico del cuadro de la franja, de quien se ha declarado un profundo admirador.

Ayer no fue la excepción. “Para mí, Mario Salas es el mejor entrenador del fútbol chileno. Nadie se da cuenta de lo difícil que es ganar en el fútbol y mantener el éxito en el tiempo”, reflexionó el estratega sobre quien, paradójicamente, es su víctima preferida desde que llegó a la banca de Pedreros.

De hecho Guede prosiguió con su oda al Comandante y comparó su difícil presente en la UC con el suyo y el resto de los entrenadores del fútbol chileno. “Si Mario está cuestionado, ¿qué nos queda a todos los demás?”, sentenció, entre sonrisas.

Para él, el encuentro del domingo será el más difícil de los que ha disputado ante archirrivales estando al mando del Cacique.

“Este será el clásico más difícil por como vienen ambos equipos. Cuando una persona está herida, es capaz de hacer cualquier cosa para ganar y la UC nos va a querer ganar de cualquier forma”, advirtió.

Con intención o no, Guede le traspasa la presión y el favoritismo a Salas. Eso sí, ambos tienen mucho que perder el domingo.

Seguir leyendo