La increíble expulsión de un arquero que no pudo aguantar las ganas de ir al baño

Max Crocombe, meta del Salford City de Inglaterra, fue sorprendido mientras orinaba en la cancha. Pidió disculpas tras el hecho.

Quedaban apenas dos minutos para el final del encuentro, pero no pudo aguantar. Max Crocombe, arquero del Salford City, protagonizó una increíble expulsión tras orinar durante el encuentro ante el Bradford Park Avenue, válido por la Vanarama National League.

Si bien nadie en el equipo entendía lo que había ocurrido, los fanáticos rápidamente divulgaron el motivo de la tarjeta roja.



Tras el hecho, el arquero pidió disculpas a través de su cuenta de twitter, argumentando que “me encontraba en una posición muy incómoda y cometí un error que arruinó una gran victoria”.

El encuentro terminó en victoria para el equipo del meta por 1-2.

Seguir leyendo