Las envidiables libras de Alexis

El chileno se somete a los chequeos médicos en Manchester. Está a un paso de convertirse en el deportista chileno mejor pagado de la historia. Su sueldo será el mayor de la Premier y el cuarto del mundo del fútbol. Pogba ya exige ganar lo mismo.


El principal ejercicio en las redacciones deportivas de todo el mundo ha sido actualizar el sitio web y las plataformas sociales del Manchester United. La llegada de Alexis Sánchez a los Diablos Rojos es inminente. De hecho, ya se sometió a los exámenes médicos y hasta se conoció una selfie del ariete con su nueva camiseta. En Inglaterra aseguran que también grabó una entrevista para el sitio oficial del club, pero hasta que la operación no se confirme y el tocopillano no aparezca con la camiseta de su nuevo equipo, nadie quiere correr riesgos. Igualmente, la historia parece escrita: el Niño Maravilla cambiará de club en Inglaterra en busca de nuevos desafíos de la mano de José Mourinho y con la garantía que todos quisieran, al margen de la deportiva: transformarse en el jugador mejor pagado de la Premier League.

La cifra es exhorbitante. En su nuevo club, el jugador formado en Cobreloa se embolsará 32,3 millones de dólares anuales brutos sólo por concepto de sueldo. Esa cantidad lo llevará a integrar un grupo aún más excepcional que el que tendrá a su lado todas las semanas: el de los futbolistas mejor pagados del mundo.

Considerando la cifra que acordó con el United, Sánchez pasará a ser el cuarto futbolista mejor pagado del planeta. Sólo lo superarán Lionel Messi (US$ 56,2 millones), Neymar (US$ 44 millones) y Cristiano Ronaldo (US$ 39 millones). El top 5 lo completa Óscar, quien percibe 29,3 millones de dólares anuales en el Shanghai SIPG, de la Superliga china.

Entre los futbolistas chilenos del más alto nivel, sus ingresos ya no tendrían comparación. La renta anual de Arturo Vidal, quien lo seguiría en el escalafón de ganancias, apenas se acerca a la mitad de lo que le pagarán al tocopillano. En el Bayern Múnich, al Rey le abonan 14,8 millones de dólares por año. El capitán de la Roja, Claudio Bravo, recibe US$ 6,5 millones de parte del Manchester City y Charles Aránguiz, Eduardo Vargas y Gary Medel se sitúan, con leves diferencias, en la franja de los US$ 3 millones por temporada.

Tal nivel de emolumentos ya abrió el debate en la isla. Que Sánchez llegue al United con un sueldo más elevado que sus principales estrellas ya comienza a dejar ver algunas fisuras. De hecho, el francés Paul Pogba fue el primero en golpear la mesa. Según publica The Sun, el volante le exigió al club ganar lo mismo que su flamante compañero. Es decir, 400 mil libras esterlinas, unos 336 millones de pesos, cada siete días. La cifra se reduce a que el mediocampista exige el doble de lo que gana actualmente para quedar en el mismo rango que el chileno.

La discusión por los millones que involucra el arribo de Sánchez también incluye a figuras icónicas del fútbol inglés. Michael Owen, exdelantero de los Diablos Rojos, planteó aprensiones que también ligó a lo deportivo. “Naturalmente, como futbolista quiere maximizar sus ganancias, pero como atacante, todavía me sorprende que optara por José Mourinho por encima de Pep Guardiola”, escribió en una columna en el Daily Mail. “No culparía a Sánchez por ganar 400.000 libras por semana. Que digan que es un mercenario está fuera de lugar. Es solo un futbolista que se gana la vida al precio del mercado, pero, por su juego, el United nunca debió ser su primera opción”, insistió.

El Niño Maravilla tiene, eso sí, quien lo defienda abiertamente. Frank Lampard, otro histórico del fútbol británico, rechazó el concepto de ‘mercenario’ que algunos le han dedicado al chileno. ““No es como si hubiera rechazado al Manchester City para ir a jugar a China, como han hecho otros”, expresó el exjugador del Chelsea, al Mirror. “No se justifican las críticas porque se está yendo al club más grande del mundo, o uno de los más grandes”, dijo.

Seguir leyendo