Los soldados se cuadran con el Comandante

Un mes después de haber arribado a Sporting Cristal, Mario Salas ya se hace notar en Perú. Sus pupilos y la dirigencia celeste están encantados con el trabajo del extécnico de la UC, quien va por la gloria en el extranjero.


El pasado 2 de enero, Mario Salas fue presentado como el flamante entrenador de Sporting Cristal de Perú, su primera experiencia internacional en el fútbol. “La nueva apuesta celeste es un profesional de ideas claras y de buen hablar”, fue la carta de presentación del propio elenco peruano, equipo que fue campeón por última vez en 2016 y que busca retomar el protagonismo. Ese día, además, el Comandante dejó claras sus intenciones: “Estoy con muchas ganas de estar en los primeros lugares, de tener un equipo realmente competitivo y de ser protagonistas”, anunció.

Un mes después, la mano del ex Universidad Católica ya se va notando en la Máquina Celeste. O al menos eso dicen sus propios pupilos contactados por La Tercera. “Creo que es un gran profesor, con una personalidad y un manejo de grupo muy bueno, que era lo que necesitábamos acá”, reseña el portero Carlos Grados. “No conocía mucho el trabajo de Mario, pero en este corto tiempo me ha dado una idea del estilo de juego que quiere plantear al equipo donde va. Llama la atención su estilo de juego, que siempre quiere ser protagonista ante cualquier equipo que esté al frente”, aporta el zaguero Renzo Garcés.

La pretemporada del tercer equipo más ganador de la liga peruana ha registrado resultados que invitan a soñar tanto a jugadores como a fanáticos. Por ahora no sabe de derrotas: venció 2-0 a la reserva de su equipo, 3-0 a la reserva de Deportivo Municipal, 3-0 a Sport Boys, igualó 2-2 con Universidad San Martín y derrotó por 2-1 al equipo titular de la Universidad de Chile de Guillermo Hoyos.

“Ha caído muy bien para el plantel, la hinchada y el directorio. Nos gusta su seriedad y energía en el trabajo. Se identifica con nuestro estilo de juego y ya lo está poniendo en práctica en lo que he podido ver”, expone Federico Cúneo, presidente de la institución, antes de relatar qué fue lo que los llevó apostar por el liderazgo del exrugbista: “Confiamos en su trabajo por lo que ha hecho tanto a nivel de menores como a nivel profesional. Creemos que en lo futbolístico nos puede aportar mucho en eso, además de inyectarle su energía y persistencia al equipo en presionar y recuperar el balón arriba y rápido”.

La forma de trabajo, justamente, es una de las cosas que tiene encantados a sus dirigidos. “La verdad es que ha sido muy bueno en todos los aspectos. Es un técnico que le gusta mucho la intensidad en los entrenamientos y eso es muy importante para el juego que quiere. El equipo va mejorando en intensidad y se va potenciando en todas las líneas, principalmente la defensiva porque el año pasado tuvimos muchos goles en contra”, expone el defensor Garcés, quien además destaca que Salas “habla con todos los jugadores y eso es importante”.

Grados concuerda: “Desde que llegó nos ha dejado en claro su estilo de juego, nos ha plasmado su idea. Lo primero que nos ha recalcado es su manera de ver el fútbol. Nos ha dicho que tenemos que ser más dinámicos y eso es lo primero que hemos mejorado grupalmente”.

El joven arquero peruano, además, revela que el Comandante ha comenzado a traspasar su intención mostrándoles a sus nuevos pupilos el trabajo que antes realizaba en San Carlos de Apoquindo con jugadores como Diego Buonanotte, Cristián Álvarez, Nicolás Castillo o Cristopher Toselli. “Su idea de juego se mantiene casi igual a lo que hacía en Universidad Católica. En los amistosos estamos jugando igual, con la misma formación. Nos ha enseñado videos de su exequipo y con eso, la forma en que quiere que juguemos”, asegura. Y es que el Comandante no partió solo a Perú. Al técnico lo acompañó Fernando Gutiérrez, asistente técnico; Osvaldo Alegría, preparador físico; y Javier Rodríguez, preparador de arqueros. Por eso, además, las formas son similares a las que exhibía en Chile. O al menos eso intenta replicar.

Dentro de la actividad, y más en un juego de hinchas que otra cosa, conocida es la rivalidad histórica entre el fútbol peruano y el chileno. Eso, sin embargo, no ha sido impedimento ni piedra de tope, por ahora, en la estadía de Salas en la capital incaica. “Que sea chileno no influye en nada”, dice el timonel celeste. El portero Grados, en tanto, va un poco más allá y ahonda en el apoyo que ha recibido el viñamarino: “Acá, pensar en Chile-Perú, es pensar que siempre ha habido rivalidad, pero desde que el profe está no ha habido nada de eso, al contrario, ha existido bastante apoyo, como cuando hasta hace poco estuvo Mauricio Viana (hoy en Wanderers). Lo que pasa es que hay que ser sinceros: por ahora el fútbol de Chile tiene mejor dinamismo y estilo de juego que nosotros y él fue campeón allá. Por eso el hincha celeste espera mucho de él y lo apoya”, dice.

Salas ya fija pauta en Perú. Las nuevas personas que conviven con él a diario se suman a la filosofía del DT, esa que puso a la Roja Sub 20 en cuartos de final de un Mundial o que llevó a la UC a su primer bicampeonato. “Si seguimos sus pasos, no cabe duda de que vamos a salir campeones”, cierra Grados, resumiendo la ciega confianza que los soldados tienen en su Comandante.

Seguir leyendo