Rusia 2018

El Madrid dinamita España

A dos días del comienzo del Mundial, el club blanco anuncia la contratación de Julen Lopetegui como su nuevo entrenador para las próximas tres temporadas. El ambiente se desestabiliza alrededor del combinado hispano. El seleccionador se llena de reproches por el momento del anuncio. La Federación no descarta despedirlo.


Hace apenas tres semanas, Julen Lopetegui (seleccionador español) se fotografió junto a Fernando Hierro (director deportivo) y Luis Rubiales (nuevo presidente de la Federación) para anunciar su renovación en el cargo hasta junio de 2020. Los tres unidos por una camiseta de España, en un mensaje inequívoco de tranquilidad y estabilidad. Una muestra de confianza no condicionada a la aleatoriedad de los resultados en la Copa del Mundo. Un retrato de calma que ayer saltó abruptamente por los aires. A dos días del estreno en Rusia 2018, el Real Madrid anunció a través de su página web el fichaje como nuevo entrenador de Julen Lopetegui, quien deberá incorporarse en cuanto acabe la cita mundialista. El acuerdo es por tres temporadas. La sacudida fue brutal. España, favorita al título mundialista hasta diez minutos antes, quedó grogui. Y su gente, en las redes y en los medios, dejó de hinchar para ponerse a discutir enérgicamente.

La noticia resultó del todo desestabilizadora. Incorporó en la concentración un nocivo elemento de distracción. Un aspecto del que precisamente huía el seleccionador, incluso con virulencia, cuando algún periodista ponía el foco de España en aspectos que no tenían relación directa con el Mundial. Por ejemplo cuando se le pedían a él o a alguno de sus subordinados valoraciones de la noticia de la dimisión de Zidane, a la postre origen del incendio en el que ahora ha atrapado a su equipo.

La Federación, consciente del terremoto y a quien la noticia pilló por sorpresa, canceló las comparecencias previstas, y ganó tiempo a través de un escueto comunicado: “La Federación anuncia la desvinculación del seleccionador nacional Julen Lopetegui una vez que finalice la participación de España en el Campeonato del Mundo de Rusia. La RFEF recibirá el pago de la cláusula de rescisión (dos millones de euros) para que el actual seleccionador pueda firmar por el Real Madrid. La RFEF solicita el máximo respeto para mantener la normalidad en la concentración de la selección nacional a las puertas de nuestro debut en el torneo ante Portugal. Este miércoles, el presidente de la Federación, Luis Rubiales, y el seleccionador nacional ofrecerán una rueda de prensa conjunta en la sala de prensa del Krasnodar”. En la interna, manejaba decisiones más drásticas. Ni siquiera se garantizaba la presencia del técnico en la cita mundialista. “Tomaremos la decisión que más convenga a la selección”, comentó más tarde molesto Rubiales a su llegada nocturna a la sede de concentración.

A esas horas, Lopetegui ya se había vuelto un entrenador dudoso para la mitad de los españoles. El combate Madrid/Barça parte irremediablemente en dos todo lo que rodea al fútbol español, y su selección no se escapa de esa fractura. Todo lo que hizo el entrenador en los últimos días fue puesto bajo sospecha (la exclusión de Sergi Roberto, Bartra, Morata). Todo lo que haga a partir de ahora, será mirado con idéntica suspicacia. No fueron pocos los aficionados o periodistas locales de renombre que abogaron por ese cese inmediato. España cayó en la desolación.

El agente de Lopetegui es Carlos Bucero, un representante español que a su vez trabaja para la cartera de Jorge Mendes, el hombre que maneja a Cristiano Ronaldo, Diego Costa, Rodrigo, De Gea entre otros. Más madera para los murmullos y las especulaciones. Hace una semana, según informó el periodista Eduardo Inda, trascendió que los jugadores del Madrid, encabezados por Sergio Ramos e Isco, habían pedido a Florentino Pérez su contratación como técnico en sustitución de Zidane. La plantilla ha ganado, por tanto. Es su capacidad para hacer rendir a Isco muy por encima de lo que conseguía Zidane su gran carta de presentación.

El técnico (51 años) ya estuvo en el Real Madrid como jugador (también militó en el Barcelona) y como entrenador del filial. Su experiencia como técnico suma un paso por el Rayo Vallecano, las categorías inferiores de España, el Porto y la selección.

El momento que ha escogido para anunciar su nuevo destino, a dos días del comienzo de su gran reto, lo ha llenado de polémica y reproches. La Federación se siente traicionada. No se descarta el despide. Hoy se esperan las explicaciones.

Seguir leyendo