Matías se cae de la U

Danilo Méndez, su agente, revela que Azul Azul frenó la renovación hace más de un mes. La lesión a la muñeca margina al lateral de todo el semestre.


Matías Rodríguez está triste. Sufre en todos los frentes. El lateral derecho, quien este lunes se sometió a una cirugía para corregir la fractura en la muñeca derecha, parece estar viviendo sus últimos días en el Centro Deportivo Azul.

Es que el accidente doméstico que vivió este sábado terminó de sellar su historia plagada de éxitos en Universidad de Chile. “Su plazo de recuperación será de dos meses”, dice Fernando Radice, médico de cabecera del cuadro estudiantil. Los plazos lo obligarán a perderse las dos últimas fechas del Torneo Nacional, más el duelo ante Vasco da Gama, por la Libertadores. Ni siquiera podrá estar presente para el debut por la Copa Chile.

Su suerte en el CDA parece sentenciada. El futbolista, quien termina contrato con Azul Azul en junio de este año, aún no recibe una respuesta formal de la concesionaria ante la propuesta que le hizo al club. El futbolista quiere un vínculo que lo una hasta diciembre de 2019, aceptando rebajar su salario en un 40% para la próxima temporada. Los últimos seis meses del presente torneo está dispuesto a recibir un 20% menos de su actual salario.

En conversación con La Tercera, Danilo Méndez, su agente, explica el escenario del campeón de la Copa Sudamericana 2011: “La negociación de Matías está en punto muerto por decisión de la U. Matías quiere seguir en la U, pero su contrato vence el próximo 30 de junio y no hay novedades. La última vez que conversamos fue hace un mes y después de eso nunca tuvimos ninguna respuesta de Azul Azul”, dice el transandino.

La gran complicación para renovar al multicampeón estudiantil radica en su condición de extranjero. En la concesionaria quieren abrir cupos para inscribir el próximo semestre a Jonathan Zacaría y Leandro Benegas. Además, el 6 no calza en la idea de rejuvenecer al plantel, con sus 31 años.

La fallida negociación complica emocionalmente a Rodríguez. “Estoy muy sorprendido por el trato a Matías. Es cierto que es mi trabajo ayudarlo, pero esperaba otra cosa de la U. Matías quería quedarse”, agrega Méndez.

Ante tal panorama, la mente de Matías comienza a centrarse en otros objetivos. Según revela su agente, fuera de Chile. “Tiene ofertas concretas. Dos posibilidades de otros equipos, que lógicamente no son de Chile. Matías ama a la U y sólo jugaría en ese club en Chile”, cierra.

Seguir leyendo