Salas entiende que le busquen sucesor

El DT ve como algo normal que se trabaje en su relevo, pero dice estar con “energía” para seguir.


¿Juan Antonio Pizzi? ¿Miguel Ramírez? ¿Vitamina Sánchez? Mario Salas dice no afectarle escuchar esos nombres. Que es algo que ocurre. Incluso que obedece a cierto orden cuando un equipo, como es el caso del que dirige, no encuentra los resultados. La aparición de candidatos para sucederle no es algo que lo complique. “No me molesta ni me influye. Es una situación normal, lógica”, aseveró el DT. Eso sí, advirtió: “Sí siento que me quedan muchos partidos y muchos clásicos que vivir con la Católica. Estamos con mucha energía. Con ganas de cambiar la orientación de lo que nos está sucediendo”.

Es más, a pesar del mal momento, el ex técnico de Barnechea se aventuró en ponerse una chapa, esa que muchos eluden antes de enfrentar un clásico: “Somos un equipo que propone y juega bien. No veo por qué no cargarnos con la chapa de favoritos”.

Uno de sus dirigidos coincidió. “Para mí, los favoritos somos nosotros. Lo que estamos haciendo me da confianza para salir a la cancha. Tenemos que asumir la responsabilidad de ir al Nacional a ganar”, aseveró José Pedro Fuenzalida.

Para lucir esa condición autoimpuesta de favorito, Salas deberá ingeniárselas para armar un once muy diezmado en la zona de ataque, con Silva y Buonanotte como emblemas de los ausentes. “Diego pasa por un momento difícil. Tiene que estar con su padre y su familia. La baja de Santiago se siente mucho, porque nos entrega mucho dentro y fuera de la cancha”, expuso.

El Comandante sabe que a esta altura, el objetivo más real es intentar clasificar a una copa internacional. De hecho, esa ventana se abrió un poco más luego de que la U se metiera a la final de la Copa Chile. Ahora, quien termine quinto del Transición sacará un boleto a la Sudamericana. El objetivo está a siete puntos y a seis equipos de distancia. Hoy, eso sí, lo primero es no ceder más unidades. “Esperamos estar a la altura del compromiso y quedarnos con los tres puntos, lo que nos daría bastante confianza. El partido que viene es una final y debemos encararlo muy concentrados”, expuso el DT en la precordillera.

Seguir leyendo