Tercera PM

Presenta:

Vidas cruzadas de los hermanos Blu: Los dos generales que dejaron su puesto en medio de escándalos en Carabineros

Primero fue Aquiles y ahora Gonzalo. Los dos altos oficiales de la institución uniformada debieron abandonar sus cargos, en distintos periodos presidenciales de Sebastián Piñera, en medio de polémicos casos.



Los destinos de los hermanos Aquiles y Gonzalo Blu, al interior de Carabineros, parecieran estar calcados respecto a los últimos pasos que ambos dieron al interior de la institución a la que ingresaron inspirados por su padre, quien también fue parte de las fuerzas de Orden y Seguridad.

El ex jefe de Inteligencia, Gonzalo Blu, se acogió a retiro el viernes pasado en medio del escándalo por presunta fabricación de pruebas por parte de su personal a cargo. Ahora está a la espera de su inminente formalización en uno de los casos más graves ocurridos desde que está en marcha, hace casi dos décadas, el actual sistema penal.

Blu Rodríguez será imputado como el responsable de más alto rango de Carabineros en lo que algunos ya se atreven a calificar como un montaje en la Operación Huracán que mantuvo preso al líder de la CAM Héctor Llaitul y a otros siete comuneros mapuche acusados de atentados incendiarios en la IX Región.

En menor medida, pero en su época con ribetes de escándalo, fue también la salida de su hermano mayor el general (R) de Orden y Seguridad Aquiles Blu. Era fines de 2011 y el recién asumido general director Gustavo González Jure dejaba fuera del alto mando 2012 al mencionado oficial quien –hasta septiembre de ese año- llevaba una carrera en ascenso que lo hacía ser uno de los favoritos para liderar la institución en el próximo periodo. El Presidente Sebastián Piñera, en su primer periodo presidencial, ratificó esa decisión.

Tal y como el caso de Gonzalo Blu, Aquiles salía casi en paralelo a un escándalo que apuntaba a acciones de su general director de ese entonces, Eduardo Gordon, quien había renunciado tres meses antes luego que un reportaje de Ciper revelara que se había adulterado un parte policial de un accidente protagonizado por su hijo y que quien habría intervenido para tales fines era el entonces jefe de Orden y Seguridad, Aquiles Blu.

González Jure lo llamó a retiro, según versiones de esa época, debido a la vinculación que hizo el reportaje en la supuesta adulteración del documento policial. Sin embargo, en esa misma conformación del Alto Mando 2012 se incorporó al cuerpo de generales a Gonzalo Blu su hermano menor. El oficial venía de ser agregado policial en Washington y director de la Academia de Ciencias Policiales de Carabineros, asumiendo en ese minuto la Dirección de Investigación Delictual y Drogas. Ese mismo año era destinado a Fronteras, Bruno Villalobos, el ahora ex general director.

Seis años después de esa conformación del alto mando Gonzalo Blu dejó su cargo, horas antes que lo hiciera uno de sus amigos el general Villalobos. La salida de ambos se selló  antes que asumiera su segundo gobierno Sebastián Piñera.

Hasta antes del escándalo revelado en marzo de 2017 con el  millonario fraude institucional, Blu se encumbraba como un eventual sucesor en la dirección general de Carabineros. “Era el reinado de los oficiales de inteligencia que se pensaba duraría muchos años”, dice uno de los miembros del cuerpo de generales en relación a que ambos pasaron por la Dirección de Investigación Policial de Carabineros (Dipolcar).

Sin embargo, la crisis institucional por una eventual manipulación de pruebas no dio lugar a nuevas oportunidades. Y aunque tanto Blu como Villalobos abandonaron la institución antes de que el Presidente Sebastián Piñera asumiera sus labores en La Moneda, fuentes de la nueva administración sostienen que era cosa de horas para que el Mandatario pidiera el retiro del “uno y el tres” de Carabineros, orden en la jerarquía que correspondía a Villalobos y Blu en Carabineros, respectivamente.

Los dos hermanos Blu se caracterizaron por su carácter fuerte y la defensa del rol de Carabineros en el sistema penal. Ambos emitieron dichos que apuntaron a responsabilidades de otros organismos del Estado desde su testera de Carabineros.

Aquiles Blu tras una marcha de estudiantes cuestionó al Poder Judicial por dejar libres a estudiantes. “Ayer a un menor de edad que fue sorprendido, están los medios de prueba, las fotografías, las filmaciones quemando el vehículo. Fue detenido por carabineros, los medios de prueba los obtuvo personal de inteligencia nuestro y bueno eso hay que preguntárselo al juez de garantía por qué quedó en libertad”, dijo en entrevista a radio ADN el 11 de agosto de 2011.

Su hermano Gonzalo Blu, tras la decisión de la fiscalía de no seguir adelante con Operación Huracán ante sospechas de anomalías en las pruebas, también protagonizó lo que es leído hasta hoy al interior del Ministerio Público como un acto de deliberación. El 26 de enero, y en plena crisis desatada por el vuelco del caso, el general defendió sus informes de Inteligencia, pidió a los tribunales rechaza el cierre del caso pedido por la Fiscalía y acusó al Ministerio Público de “amparar a aquellas personas que se han dedicado a causar miedo en las regiones del sur”.

Si bien Aquiles Blu nunca fue perseguido penalmente por los hechos que denunció Ciper, el destino de su hermano menor Gonzalo Blu será diferente. Al haberse acogido a retiro, el general no podrá seguir contando con los servicios de abogados institucionales por lo que ya estaría en la búsqueda de una defensa penal entre conocidos abogados de la plaza. Las horas para la primera imputación en la investigación del fiscal regional de Aysén Carlos Palma están contadas.

Seguir leyendo