Putin en ojos de los jóvenes rusos

La Tercera conversó con cuatro adolescentes nacidos y criados bajo el mandato del controvertido líder ruso, quien busca la reelección en los comicios de hoy. Pese a que los más críticos solo confían en un cambio más adelante, ninguno de ellos dice sentirse interpelado por el opositor Alexei Navalny.


Ninguno supera los 18 años, el mismo tiempo que Vladimir Putin -quien hoy va como favorito a la reelección de su país- lleva en la primera línea de la escena política de Rusia, ya sea como Presidente o como primer ministro.

La Tercera conversó con cuatro jóvenes nacidos y criados durante la era de poder del controvertido mandatario. Algunos aún no tienen la edad suficiente para participar de los comicios de hoy, otros podrán votar por primera vez y hay quienes declaran que lo harán por el hombre que ha marcado la historia reciente de Rusia.

Y pese a que los más críticos solo confían en un cambio más adelante, ninguno de ellos dice sentirse interpelado por Alexei Navalny, el opositor a Putin a quien se le prohibió competir en estas elecciones y ha llamado a boicotearlas. Aquí la disímil opinión de la generación Putin sobre Putin.

Milana (16 años), estudiante de secundaria

Para esta estudiante oriunda de la ciudad de Vladikavkaz (capital de Osetia del Norte-Alania), la elección de hoy “es una ficción”. “Todo la gente que vive en este país sabe el resultado desde el principio de la campaña”, asegura. Si bien aún no cumple los 18 años, edad que habilita a los ciudadanos rusos para votar, dice que tampoco lo haría, porque “mi voz, como la del resto, no significaría nada”.

Su análisis de la situación de Rusia es igual de crítico. “La mayor parte de la población del país vive bajo la línea de la pobreza; no tenemos un buen sistema de salud pese a que decimos ser una gran potencia, lo único que tenemos son buenos deportistas y un arsenal de armas”.

Su familia tampoco tiene una situación económica que le permita adquirir muchos bienes y está consciente de que las oportunidades laborales y los buenos sueldos están en Moscú. A esa ciudad piensa mudarse una vez que entre a la universidad, tal como lo hizo su hermana, quien se graduó hace dos años. “Si ella volviera, no encontraría un trabajo ni un sueldo adecuado a sus capacidades”, dice.

Para Milana, la situación solo podría mejorar si hay una renovación en el gobierno. “Creo que tan pronto Vladimir Putin deje la presidencia, la situación puede que cambie… eso espero al menos”.

Shakhonoza Boymatova (18 años), estudiante universitaria

Shakhonoza votará por primera vez hoy y ya sabe por quién: Vladimir Putin. Explica que no lo hará porque sea su seguidora, de hecho confiesa que la figura del actual mandatario le genera una “opinión ambigua”, sino porque “no tenemos ningún candidato bueno hasta el momento”.

Para esta estudiante de San Petersburgo, Putin “es la persona más famosa del país”, dice. “Ha sido capaz de sacar a Rusia del colapso en el que quedó tras el fin de la Unión Soviética y pudo estabilizar al país”. Aunque también reconoce cosas críticas: “No puedo entender, por ejemplo, lo que ha ocurrido con los Juegos Olímpicos, la situación en Crimea, los genocidios y todo eso. Es su responsabilidad”. Es la anexión de Crimea el hecho donde más enfatiza su crítica al gobierno actual: “Es una verdadera catástrofe, jamás debimos hacerlo, ése es territorio de Ucrania”.

Aunque menos esperanzadora es su opinión sobre la economía. “Si alguien me preguntara cuándo mejoraría, le diría que nunca”. Para ella, Rusia es un país de contrastes: “Solo tenemos una población de clase baja y otra alta, pero no existe la clase media y en verdad no sé cuándo la situación vaya a mejorar ya que tenemos funcionarios deshonestos y avaros”.

Andrew (17 años), estudiante de secundaria

No tiene la edad suficiente para votar aún, aunque si la tuviera este joven de Moscú dice que no sabría si hacerlo o no. “No sé si algo cambiará con eso”. Cree que la mayoría de los candidatos que se presentan a esta elección “están mintiendo”. “Ninguno tiene la más mínima posibilidad de salir electo y estoy seguro que Putin ganará otra vez y gobernará por los próximos seis años”.

El de Andrew es un diagnóstico desalentador que, agrega, los medios de comunicación no pueden transmitir. “Nos dicen que todo está bien, casi fantástico, que nuestra felicidad no está tan lejos, pero que tenemos que seguir pagando impuestos. La realidad es muy mala para hablarla en televisión y, en resumen, el gobierno es muy corrupto”.

Para él la situación económica no es como se busca representar afuera. “Es estúpido cuando tratan de hacer creer que somos una potencia mundial y no son capaces de evitar que su propia gente viva en condiciones como las del tercer mundo”.

Tampoco tiene esperanzas de que en el futuro próximo la situación mejore. “La historia ha demostrado que es poco probable que algo cambie acá”, pero aún así dice que no viviría en otro país. “Viviré en Rusia, me gusta mi tierra, solo que no me gusta que el gobierno le chupe la sangre”.

Kamil Lotfullin ( 17 años), estudiante de secundaria

Este adolescente proveniente de Almetyevsk (Tartaristán), advierte desde un principio que, como aún no cumple la edad para votar, no ha hecho una reflexión profunda de la situación política rusa. Sin embargo, de los nombres que estarán presentes en la papeleta, dice que el que más le agrada es el del actual Presidente Vladimir Putin. “Con él la economía ha mejorado bastante comparada con la de los 90 y comienzos del 2000”. Y por ese factor económico, según él, el futuro del país se ve prometedor: “Rusia (como tal) es un país joven, de 30 años, y en la última década hemos dominado la economía mundial. Hay potencial”. Pero Kamil cree que eso dependerá de quien Putin elija como sucesor una vez termine el que supuestamente sea su último período, si gana hoy. “Espero que una persona competente lo reemplace y no creo que Putin deje el poder sin dejar un heredero, porque a él le importa el país”.

Seguir leyendo