Al menos $ 160 millones a la semana lograba banda que traía a haitianos

Imputados eran dueños de tres agencias de viaje y fueron formalizados por el tráfico de inmigrantes. Empresas, según la fiscalía, facilitaban los medios para que los extranjeros pasaran los controles migratorios.


Bandera 620. Pleno centro de Santiago. En el segundo piso de este edificio se encuentra la agencia de viajes Smandy Life Tours. En los pasillos del recinto el idioma predominante es el creole y los haitianos son sus principales ocupantes.

Smandy, junto a otras dos empresas de idéntico giro (Fuxion Travel y Quisqueya Travel), fueron allanadas el lunes por la PDI, en un procedimiento que terminó con la detención de Djimy Dymijour, Jean Gardy Cezaire y Smith Meleus, los tres de origen haitiano, además de Alexander Jaramillo, ciudadano peruano, y Roberto Torres, de nacionalidad chilena.

Este martes, el Ministerio Público formalizó a Dymijour, Cezaire, Meleus y Torres por asociación ilícita para tráfico de migrantes, mientras que a Jaramillo se le imputan cargos por tráfico ilícito de migrantes.

“Se trata de agencias de viaje que bajo las apariencias de turismo ingresan haitianos a Chile de carácter ilegal. El propósito es engañar a la autoridad migratoria, ya que tienen la intención de quedarse en Chile”, indicó tras la audiencia de formalización la fiscal Paola Zárate, de la Fiscalía Occidente.

Con relación a las ganancias que obtendrían estas empresas, la persecutora indicó que las indagatorias a los itinerarios de vuelos y las escuchas telefónicas del caso, permiten estimar un ingreso de al menos $ 160 millones semanales.

Esta organización, según ha establecido la PDI, operaba desde fines de 2016. Su modus operandi era “captar a ciudadanos haitianos en Puerto Príncipe como en Santiago, a través de los mismos familiares que se encontraban en nuestro país”, explicó la jefa de la Brigada de Trata de Personas de la policía civil, subprefecto Cynthia Contreras

De acuerdo a la información obtenida en los allanamientos, se confirmó el ingreso ilegal de 48 personas. No obstante, desde el Ministerio Público estiman que avanzadas las diligencias esta cifra podría aumentar significativamente, llegando “a miles”.

Sobre amarillo

Tanto en Puerto Príncipe como en Santiago, estas agencias se encargaban de simular que cada haitiano que arribaba al país lo hiciera en calidad de turista. Para ello, la persona compraba el pasaje al respectivo local, el cual se encargaba de adquirir un pasaje ida y vuelta a las aerolíneas LAW, Copa y Avianca, además de gestionar una supuesta reserva hotelera en Chile.

La fiscalía detalló que en este esquema estaba la figura de los “promotores”, quienes operaban como prestamistas y entregaban los US$ 3.000 que se requiere para acreditar la calidad turística en el control migratorio.

La fiscal Zárate explicó que el mismo dinero que se debía exhibir en el ingreso a Chile era el que, finalmente, el extranjero debía pagar a la agencia. “Hay un aprovechamiento de la vulnerabilidad. Muchas personas vendieron sus propiedades, contrajeron deudas y recibieron la ayuda de familiares que quisieran aportar con tal de emigrar a nuestro país”, señaló la persecutora.

En el allanamiento se halló sobres amarillos con documentación de ciudadanos haitianos. Este elemento tomó notoriedad, luego que un video mostrara a decenas de pasajeros haitianos descendiendo con estas carpetas tamaño carta desde un vuelo charter proveniente de Haití. Según explicó Zárate, en el interior se encontraría la documentación y el dinero que las agencias facilitan a los migrantes.

Desde la Fiscalía, además, se investiga una posible facilitación de contratos de trabajos falsos. En paralelo, la Fiscalía Centro Norte investiga la eventual responsabilidad de la aerolínea LAW en el tráfico de migrantes. Se explicó, no obstante, que las detenciones del lunes no tienen relación con esta indagatoria.

Para José María del Pino, ex director ejecutivo de Fundación Frè (organismo que trabaja en el país con ciudadanos haitianos), esta situación posee un trasfondo que supera lo relatado en la audiencia de este martes. Según indicó, hay casos en que agencias prestan el dinero requerido para el vuelo y los recursos que sirven para demostrar al ingreso. Luego, vienen problemas. “Hacen seguimiento a los deudores y conocemos casos de amenazas de muerte a las familias en Haití, que quedan en garantía para pagar las remezas de vuelta”, detalló Del Pino. En torno a esta arista, desde la Fiscalía aseguraron que este tipo de hechos es materia de la investigación.

El jefe del Departamento de Extranjería, Álvaro Bellolio, indicó que “esta situación ocurre en la práctica, pero refuerza la intención del gobierno de generar una migración segura tanto para el migrante como para el país de destino”.

Todos los imputados quedaron con las medidas cautelares de arraigo nacional. Para Dymijour, Torres y Meleus, además, se fijó arresto domiciliario total.

#Tags


Seguir leyendo