Clínicas agendan horas por alta demanda de vacuna contra influenza

Las clínicas Alemana, Las Condes y Santa María han adoptado la medida, pese a que la prestación normalmente se realiza por orden de llegada.


Una inusual medida están adoptando los vacunatorios de las clínicas Alemana, Las Condes y Santa María, respecto de la campaña de vacunación contra la influenza, que parte hoy: producto de la alta demanda por la inmunización, estos centros de salud privada comenzaron a agendar horas para ordenar el proceso, en vez de atender a los pacientes por orden de llegada, como es la costumbre.

Esto ocurre justo cuando comienza la campaña de vacunación contra esta patología para el grupo de riesgo, es decir, niños menores de seis años, embarazadas a partir de la 13a. semana de gestación, adultos mayores de 65 años y enfermos crónicos.

En la Clínica Alemana explicaron que “la vacuna contra la influenza, tanto ministerial como particular, se empezará a administrar desde mañana (hoy) miércoles 14 de marzo (…) y el proceso se realizará solo mediante reserva de hora a través de la página web, la cual será personal e intransferible”. Se enfatizó que no atenderán a pacientes sin hora.

La situación es similar en la Clínica Las Condes. Allí, las inoculaciones serán suministradas desde hoy, pero las atenciones comenzaron a ser programadas desde la semana pasada, tanto para personas particulares como para quienes pertenecen a los grupos de riesgo. Hasta ayer quedaban horas disponibles solo a partir del viernes 23.

¿Qué hace a los recintos tomar esta decisión? En este último centro asistencial comentaron que “se optó por este sistema de agendamiento para mejorar la eficiencia y organización del proceso”.
En la Clínica Santa María, en tanto, explicaron que agendarán horas para aplicar las vacunas, pero que la información será precisada a través de los distintos canales de la institución.

Alta demanda

La alta demanda por la inmunización y la preocupación por prevenir el contagio del virus no es infundada. En Estados Unidos el brote de influenza ha presentado una agresividad histórica. Sin embargo, en Chile los expertos hacen un llamado a la calma.

Stephan Jarpa, director de la agencia regulatoria InHouse y ex director del Instituto de Salud Pública, sostuvo que “Chile hoy está mucho mejor preparado desde el punto de vista de prevención epidemiológica para enfrentar estas cosas. Creo que si la gente hace caso a la vacunación y medidas preventivas tendremos pocos casos graves”.

En ese contexto, Jarpa aseguró que haber adelantado la campaña de inoculación y dividirla en grupos de riesgo “fue una acción tomada a tiempo y muy bien estudiada por el Ministerio de Salud, que nos pone en una situación privilegiada en la región”.

Para Carlos Pérez, infectólogo de la Universidad Católica y de la Red de Salud UC Christus, la decisión de los vacunatorios de agendar horas se funda en la alta afluencia de público que reciben cuando inician este tipo de campañas. “Me parece bien que la medida ordene las cosas, siempre y cuando asegure que todas las personas tengan acceso a la prestación”.
Además, valoró la iniciativa de las personas por acercarse a los centros de salud a solicitar la inmunización, y relacionó esta actitud con lo ocurrido durante enero y febrero con la fiebre amarilla.

“Lo que pasó con la fiebre amarilla ha generado mayor conciencia, dada la alarma que generaron los fallecimientos de dos compatriotas”, señaló. Y añadió que en el caso particular de la influenza, “creo que ha contribuido el hecho de que puede afectar a un grupo mayor de personas”.

Sin embargo, la reserva de horas no es la única medida que han tomado los recintos privados. María Eugenia Salazar, enfermera coordinadora del centro ambulatorio de la Clínica Dávila, explicó que en su recinto la atención será por orden de llegada, pero que “reforzamos el equipo para la colocación de vacunas, incorporando a cuatro funcionarios más a los turnos respectivos (…).

Nosotros vacunamos siempre a mucha población, por lo que estamos preparados”.

Seguir leyendo