Informe ONU acusa a Chile de discriminación en Ley de Femicidios

Marcha contra la violencia hacia las mujeres, de marzo de 2014. Foto: Archivo

Reporte elaborado en marzo asegura que el país tiene una tarea pendiente en materia de igualdad de género y recomienda cambios legislativos.


El 14 de marzo pasado, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, perteneciente a la ONU, elaboró un informe con críticas al Estado chileno en la materia. Si bien reconoció avances, el organismo asegura que el país tiene tarea pendiente en cuanto a violencia de género e igualdad entre el hombre y la mujer.

El informe trascendió un día después de que la violencia de género cobrara cinco víctimas femeninas en menos de 72 horas.

La antesala al documento de la ONU se dio el 21 de febrero, cuando la exministra de la Mujer Claudia Pascual y la entonces vocera de gobierno Paula Narváez, junto a representantes del Ministerio Público y del Poder Judicial, se presentaron en Ginebra dando cuenta a las Naciones Unidas cuánto ha avanzado Chile en materia de suprimir la discriminación contra la mujer.

En la oportunidad, entregaron el séptimo informe periódico. El 14 de marzo, la ONU -a través del Comité (Cedaw), por sus siglas en inglés- entregó sus observaciones. En estas, valoraron una serie de avances que se hicieron durante la segunda administración Michelle Bachelet, tales como despenalizar el aborto en tres causales, la ley de acompañamiento al hijo enfermo grave y el Acuerdo de Unión Civil.

Sin embargo, advirtieron al Estado que “observa con preocupación” que la llamada Ley Zamudio “no incluye una definición amplia de la discriminación contra la mujer”.

El informe hace hincapié en que si bien se han adoptado medidas en favor de la igualdad, hay preocupación por “la cultura de machismo profundamente enraizada en el Estado”, las que “siguen impidiendo los progresos en la promoción de la igualdad de género”.

Casos de violencia

La ONU, además, advierte y recomienda al país sobre “las limitaciones de la ley de violencia intrafamiliar para sancionar los casos de femicidio, puesto que requiere que el autor mantenga o haya mantenido una relación con la víctima”.

Asimismo, el escrito señala que se observa con preocupación “el número creciente de femicidios (de 34 casos en 2016 a 43 en 2017) y tentativas de femicidio; la violencia contra las niñas, incluidos los casos de explotación y abusos sexuales, en las instituciones del Servicio Nacional de Menores; las denuncias de uso de la violencia por agentes del Estado contra mujeres lesbianas, bisexuales y transgénero; la falta de datos sobre los enjuiciamientos y las condenas en tales casos y las denuncias de uso excesivo de la fuerza por agentes del Estado contra mujeres mapuches en La Araucanía, y la falta de datos sobre los casos de violencia contra mujeres indígenas”, entre otros puntos.

Recomendaciones

En materia de género, reiteró al Estado su última recomendación de 2017, respecto de modificar la ley de femicidios, “para ampliar la definición, de modo que abarque todos los homicidios motivados por el género; establezca un mecanismo específico para vigilar los derechos de las niñas en las instituciones públicas del Servicio Nacional de Menores y vele porque se investiguen todos los casos de violencia de género contra niñas y sus autores sean enjuiciados y adecuadamente sancionados”.

La ministra de la Mujer, Isabel Plá, indicó que “el gobierno está liderando una agenda importante” y reiteró el trabajo legislativo en materia de igual de género y protección hacia la mujer.

Esta tarea fue valorada por la diputada Karol Cariola (PC), quien aseguró que Plá “hoy ha demostrado disposición a escuchar temas de discriminación”.

En tanto, la diputada Sofía Cid (RN) sostuvo que “estamos aportando al trabajo de la mujer e igualdad de condiciones”.

Seguir leyendo