La historia tras el Día del Patrimonio Cultural

Un día como hoy, hace 18 años, comenzó oficialmente la conmemoración del patrimonio nacional. En esta oportunidad, los distintos edificios y museos estarán abiertos hasta mañana. Se espera más de un millón de asistentes este fin de semana.


Pocos saben quiénes estuvieron detrás de la idea de celebrar todos los años el Día del Patrimonio Cultural en el país y que su conmemoración cumple 18 años. Existen dos nombres a los que hay que recurrir para contar la historia de la iniciativa: Marta Cruz-Coke, directora de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) en el gobierno de Patricio Aylwin y Clara Budnik, quien fue su sucesora siete años después.

La primera vez que se institucionalizó fue en el año 2000, cuando Ricardo Lagos había asumido como presidente, y se realizaron 17 actividades, cifra que incrementó considerablemente con el paso del tiempo y que alcanza los 1.527 panoramas en todo el país. Las cifras convierten este panorama en una verdadera fiesta ciudadana con un millón ochocientos asistentes el 2017.

Un fenónemo impensado para Cruz-Coke y Budnik, quienes en 1999, para que las personas se enteraran de lo que se celebraba aquel día, sin recursos y sin apoyo, decidieron lanzar globos desde una ventana de la Biblioteca Nacional para conmemorar el Día del Patrimonio Cultural. “Fue una chifladura de dos señoras, nomas”, recuerda Budnik.

Desde que Marta Cruz-Coke asumió la dirección de la Dibam, en 1993, estaba convencida de que las bibliotecas, archivos y museos no eran otra cosa que un gran patrimonio. Desde esa convicción y tras una insistente lucha, logró su objetivo.

Pero el patrimonio no siempre fue valorado como algo cultural, así lo cuenta Marta Cruz-Coke. “Conversando un día sobre qué hacer para despertar una conciencia de patrimonio, Ángel Cabezas dijo ‘podríamos tener tal vez un día del patrimonio’ y a mí me pareció una idea tan maravillosa, y dije ‘ya, nos fuimos’. Así fue que empezaron entonces una pequeña campaña ese primer año, por lo menos para que los ministerios lucieran embanderados y se unieran a la iniciativa. “Bueno, nadie nos cotizó, más bien fue una recepción indiferente. Menos la Rosita Puga, directora del Museo San Francisco que colocó una bandera en la tope de la torre. Yo la felicité porque era la única que había atendido el primer día del patrimonio”, relata Cruz-Coke.

El 28 de mayo de su primer año de mandato, el Presidente Ricardo Lagos firmó en Valparaíso, el decreto supremo que declaró el último domingo de cada mayo como el Día del Patrimonio Cultural.

“Nadie entendía que el patrimonio cultural chileno era importante y significativo. De ahí tuvimos algunos años frustrantes, hasta que llegó el Presidente Lagos, quien en su primer minuto como presidente se dio cuenta de la importancia que tenía y nos apoyó”.

Mayoría de edad

Este año es la primera vez que se celebrará el patrimonio nacional durante dos días. Esto se debe al éxito que ha tenido durante los últimos años. Además, se liberó el acceso a más de 150 edificios históricos y monumentos nacionales en todo el país para que de esta manera puedan ser visitados de forma gratuita por la ciudadanía.

Para Budnik este día es muy especial ya que “incentiva a la gente a ir a lugares que no conoce. Ahora es una cosa maravillosa. Las personas van, celebran lo que tienen, conocen espacios y buscan lugares por su historia y su arquitectura. Yo soy la más entusiasta en el Día del Patrimonio”.

Con respecto a las actividades que se están desarrollando, la exdirectora de la DIBAM señala que “es muy lindo que se hayan ido sumando muchas instituciones, no solo para mostrar sus edificios sino para contar su historia. Yo felicito a la gente que lo hace y a la que va”.

Cruz-Coke considera que todo lo que se ha construido a través de los años es algo maravilloso “haber soñado con esta historia del patrimonio y de alguna manera haberlo logrado es muy lindo”.

Para ella, el patrimonio es un síntoma de reconocimiento de identidad local, por eso hay una gran cantidad de localidades, lugares y pueblos que están empezando a valorar su patrimonio como la forma en que ellos son.

“ Chile tiene un patrimonio cultural extraordinario, que nunca cotizó y que ahora se está empezando a ver”, dice Marta. Y agrega que “estamos en un buen camino porque hay una cantidad enorme de gente privada que se ha dedicado a recorrer y levantar la idea de patrimonio, defendiéndolo y cotizándolo”.

Para ambas fundadoras de esta iniciativa es una alegría la realidad que se vive durante esta celebración. Sin embargo, Budnik señala que muchas cosas que la gente va a visitar durante este día, se encuentran abiertas durante el año y las personas no las frecuentan, a pesar de que sean gratuitas. Es por esto que hace el llamado a que las ciudadanas y ciudadanos visiten museos y efificios historicos más seguido durante el año.

Según Marta Cruz-Coke, el Palacio de la Moneda es el símbolo de cómo nosotros nos gobernamos y vivimos socialmente. “El significado central de nuestra institución política es La Moneda, por eso es muy importante que no tenga rejas. Porque si usted puede entrar libremente significa que es un país con libertades”, reflexiona.

Para mayor información sobre horarios, actividades y visitas guiadas, el sitio www.diadelpatrimonio.cl, dispone de todo lo que se debe saber para disfrutar de esta fiesta nacional.

 

Seguir leyendo