Guillermo Carey, presidente de la Amcham: “El nombramiento de nuevo embajador de EEUU es una buena noticia para Chile”

Foto: Alexander Brown

A su juicio, el hecho de que la Casa Blanca haya designado a Andrew Gellert, un empresario cercano a Donald Trump, representa “una señal de confianza”.


A Guillermo Carey, presidente de la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (Amcham Chile) no le preocupa que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, haya decidido imponer elevados aranceles contra algunos productos importados. Esto, porque las más altas autoridades de su gobierno han destacado como un ejemplo el Tratado de Libre Comercio existente entre ambos países.

En agosto de 2016, el vicepresidente, Mike Pence, visitó nuestro país para iniciar las celebraciones del centenario de AmCham Chile, oportunidad en la que el número dos de la Casa Blanca subrayó la buena relación bilateral.

En esa línea, el presidente de AmCham Chile ve de manera positiva que el Ejecutivo haya designado a Andrew Gellert, un empresario cercano a Trump, como nuevo embajador para el territorio local. “Es alguien que claramente viene a promover el comercio más que a levantar barreras”, declaró Carey.

¿Cómo evalúa el triunfo de Sebastián Piñera?

Como Cámara somos apolíticos, pero claramente vemos que hay un nuevo gobierno que, al igual que el actual, está comprometido con el libre comercio. Las relaciones entre Chile y EE.UU. en el primer gobierno del presidente Piñera fueron óptimas, se logró el Visa Waiver y una serie de avances importantes. En este gobierno, reconocemos que hubo relaciones muy fluidas, por lo tanto, vemos que esto viene a reforzar el rol de la Cámara, que es promover el libre comercio entre Chile y EE.UU.

¿Cómo ha evolucionado la visión de Chile en EE.UU.?

La imagen siempre ha sido buena. De hecho, me gustaría destacar que el año pasado tuvimos el privilegio de tener al vicepresidente, Mike Pence, en el inicio de nuestros 100 años y fue bastante decidor su discurso, que la relación con Chile es sólida, se reforzó mucho que somos uno de los socios estratégicos de la región y que nuestro Tratado de Libre Comercio es un modelo a seguir en el mundo. Eso es una señal muy fuerte de que no se están construyendo barreras, al contrario, hay una predisposición bastante fuerte para afianzar esa relación y eso lo rescatamos mucho, porque queda la percepción que EE.UU. se está cerrando, pero todas las últimas señales que vemos del presidente Trump en Davos y del vicepresidente Mike Pence acá en Chile es que la relación está más fuerte que nunca y se va a profundizar.

¿Qué tiene de especial el acuerdo bilateral?

Si uno ve los datos objetivos, la balanza está a favor de EE.UU. y eso, sin duda, es un gran aporte. Lo otro es que por la distancia física, a diferencia de lo que puede pasar con los países del Nafta, no es que Chile le esté quitando trabajo a los ciudadanos americanos, entonces vemos que es una relación bastante equilibrada.

¿Cómo evalúa el primer año de Donald Trump?

Aparentemente, por todas las cifras económicas, ha sido un buen año para EE.UU. Ha sido un año en que la relación entre Chile y EE.UU. se ha afianzado y en el discurso del Estado de la Unión, Donald Trump hizo un llamado a la unidad, lo que es bastante positivo.

Trump anunció aranceles muy altos para paneles solares y lavadoras y no descartó nuevas medidas de ese tipo en el futuro. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Me quedo con las palabras del vicepresidente, Mike Pence, cuando vino a Chile y destacó la buena relación y el modelo de relacionamiento comercial entre Chile y EE.UU. y, por lo tanto, no me preocupa mucho esto con respecto a Chile. Ahora, sin duda, promovemos el libre comercio en todas sus formas y cualquier medida proteccionista no conversa mucho con el ámbito más de colaboración que siempre ha existido en el mundo.

La Casa Blanca nominó a Andrew Gellert, un cercano a Trump, como nuevo embajador en Chile. ¿Cómo interpreta la decisión de escoger a un empresario y no a un diplomático?

Entiendo que el nuevo embajador conoce Chile, es del círculo cercano al presidente Trump, por lo tanto, solo puedo ver eso como buena noticia, como una señal de confianza que reafirma el mensaje del vicepresidente Pence en términos de que las relaciones entre Chile y EE.UU. son un ejemplo. Es alguien que claramente viene a promover el comercio más que a levantar barreras.

Seguir leyendo