Desempleo subió a 6,5% en noviembre – enero y se ubicó sobre las expectativas

Desempleo en Chile promedió 6,7% en 2017. Foto: Juan Farias / Archivo

La cifra se compara con el 6,4% del último trimestre del 2017 y el 6,2% de igual periodo del año anterior.


La tasa de desocupación del trimestre móvil noviembre 2017- enero 2018 subió a 6,5% en el trimestre noviembre – enero cifra superior al 6,4% del último trimestre del 2017 y el 6,2% de igual periodo del año anterior.

La cifra se ubicó sobre las expectativas de los analistas que habían estimado un nivel de 6,4% para la desocupación en el periodo. 

La variación anual de la tasa de desocupación se debió al menor incremento de los ocupados (2,5%) respecto al aumento de la fuerza de trabajo (2,8%), generando una mayor presión en el mercado laboral, lo que se vio reflejado en un alza de los Desocupados (7,6%). Las tasas de participación y ocupación crecieron 0,6 pp. y 0,4 pp., alcanzando 60,3% y 56,3%, respectivamente.

Por sector económico, la expansión de los ocupados se registró en enseñanza (10,8%), industria manufacturera (3,5%) y actividades de salud (6,4%), mientras que la mayor disminución se concentró en Comercio (-3,3%).

Según categoría ocupacional, los principales aumentos de los ocupados se registraron en asalariados (2,9%) y trabajadores por cuenta propia (1,6%).

En este caso, los descensos se observaron en familiar no remunerado (-6,1%) y Personal de servicio doméstico (-1,1%).

La población fuera de la fuerza de trabajo o inactiva se incrementó 0,2% en doce meses, exclusivamente como consecuencia de los Inactivos habituales (0,8%).

La tasa de desocupación femenina se estimó en 6,9%, creciendo 0,4 pp. en doce meses, como consecuencia del aumento de 3,6% de las ocupadas en menor magnitud que el incremento de 4,1% de la fuerza de trabajo, al tiempo que la expansión de las desocupadas llegó a 11,0%.

Jóvenes, los más afectados

Se destaca que la tasa de participación femenina (49,4%) llegó a su valor más alto desde el trimestre enero-marzo 2010.

En tanto, la tasa de desocupación masculina se situó en 6,2%, aumentando 0,2 pp., explicada por el alza de 1,7% de los ocupados, menor que la registrada por la fuerza de trabajo, que llegó a 1,9%. En el caso de los desocupados crecieron 5,0%.

La tasa de desocupación más alta según tramo etario se presentó en el segmento de 15-24 años, alcanzando 17,5% y reflejando un aumento en doce meses (1,8 pp.).

En doce meses, la tasa de desocupación aumentó en diez regiones y se redujo en cinco.

El principal incremento de la tasa se consignó en O’Higgins (1,6 pp.). En cambio, la disminución más importante se anotó en Magallanes (2,7 pp.).

Seguir leyendo