*

Compartida
Actualizado el 10/04/2017
Estás leyendo:Chilenos buscan revertir el parkinson usando un tipo especial de células madre

Chilenos buscan revertir el parkinson usando un tipo especial de células madre

Autor: Cecilia Yáñez

La investigación durará dos años y cuenta con el apoyo de Corfo y la empresa Cellus, junto a la U. de California.

Chilenos buscan revertir el parkinson usando un tipo especial de células madre
Foto: Referencial / AP

Las células madre son una fuente de posibles tratamientos para el parkinson pese a que todavía no se logran resultados positivos y permanentes en el tiempo.

Investigadores del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI) estudian un tipo especial de células madre llamadas Muse-AT, para recuperar tejido dañado y potencialmente, revertir la enfermedad.

Claudio Hetz, director alterno de BNI (U. de Chile), explica que estas células se descubrieron hace un par de años, son más resistentes al estrés y tienen gran capacidad de poblar zonas dañadas (homing). “Se extraen de tejido adiposo humano. Ese tejido se licúa y procesa hasta que quedan estas células”, dice.

Según Hetz, es difícil que las células madre lleguen justo a la zona del cerebro afectada y que generen las mismas neuronas que están muriendo y que además, sean funcionales y se relacionen con el mismo tipo de conexión. “Con las células Muse creemos que se producirán factores beneficiosos para las células propias del cerebro, que ayudarán a reducir la inflamación de la zona y eso permitirá que las que quedan, sigan funcionando”, señala.

El estudio preclínico se realizará en animales sanos y con parkinson. A ellos se les administrará (vía venosa e intracerebral) las células Muse para luego averiguar si poblaron la zona dañada del cerebro, por cuánto tiempo estuvieron allí, si ayudaron a la función motora de los individuos y cuánto vivieron las neuronas que ya estaban allí.

La investigación durará dos años, cuenta con el apoyo de Corfo (288 millones de pesos) y la empresa Cellus que junto a la U. de California adquirieron parte de la propiedad intelectual.

A juicio de Andrés Couve, director del BNI, la alianza marca un precedente importante en el país respecto a la necesidad de incrementar la relación entre ciencia y empresa en neurociencia y biomedicina.

En Cellus, este tipo de células son la carta principal de la unidad de investigación y desarrollo debido a la capacidad que tienen de migrar hacia los tejidos dañados. “Lo más sobresaliente es que han demostrado inducir una reparación acelerada en modelos animales de daño severo cardíaco, hepático, renal, muscular y cerebral, incluso integrándose y diferenciándose en los tejidos dañados, después de una sencilla administración por vía venosa, eso no lo hacen las células madre tradicionales”, dice Rodrigo Arancibia, director ejecutivo de Cellus Medicina Regenerativa.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital