*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 18/04/2017
Estás leyendo:FMI reduce a 1,7% proyección de crecimiento para la economía chilena en 2017

FMI reduce a 1,7% proyección de crecimiento para la economía chilena en 2017

Autor: Patricia San Juan

La cifra se compara con el 2,1% estimado en enero. En tanto para el 2018 se prevé una expansión de 2,3% menor al 2,7% previsto a inicios de año.

FMI reduce a 1,7% proyección de crecimiento para la economía chilena en 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la proyección para el crecimiento de la economía chilena este año a 1,7% desde el 2,1% estimado en enero, mientras que para 2018 también aplicó un recorte a 2,3% desde una expansión de 2,7% prevista anteriormente, pese al aumento en los precios de las materias primas.

En su informe Panorama Económico Mundial, el organismo señaló que también se prevé una recuperación más débil de lo esperado para América Latina en su conjunto con un crecimiento de 1,1% en 2017 y 2% en 2018 versus el 1,2% y 2,1% pronosticados en enero.

“Dentro de la región, las perspectivas de crecimiento varían sustancialmente según el país. Si bien la actividad de la mayor parte de los exportadores de materias primas estaría respaldada por la recuperación de los precios de las materias primas, los fundamentos internos continuarían desempeñando un papel determinante en las perspectivas de algunos países grandes”, dijo el FMI en su informe.

“El aumento de los precios de las materias primas contribuirá a estimular el crecimiento en 2017 en Chile (1,7%) y Colombia (2,3%)”, añadió.

Las perspectivas de México, una de las economías más grandes de la región, se han debilitado,  advirtió el FMI. De hecho se prevé que el crecimiento de la economía mexicana se moderará a 1,7% en 2017 y 2% en 2018. La corrección a la baja del crecimiento —un total de 1,2 puntos porcentuales en el curso de dos años— se debe al empañamiento de las perspectivas de inversión y consumo de cara a condiciones financieras menos halagüeñas y más incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos.

Estos factores, precisó compensan holgadamente el impacto positivo de la mejora de las perspectivas de Estados Unidos y la depreciación de la moneda. Las reformas estructurales que se continuarán implementando en el ámbito de la energía, el mercado laboral, la competencia, las telecomunicaciones y el sector financiero estimularán previsiblemente el crecimiento alrededor de medio punto porcentual a mediano plazo.

Se prevé que, entre los exportadores de materias primas, que Brasil dejará atrás una de las recesiones más profundas, gracias a un crecimiento previsto de 0,2% en 2017 y 1,7% en 2018 Entre los factores que contribuirán a esta recuperación paulatina cabe mencionar una menor incertidumbre política, la distensión de la política monetaria y el avance del programa de reforma, dijo el FMI.

En el caso de Argentina tras contraerse el año pasado, la actividad tiene visos de expandirse con un aumento estimado de 2,2% para 2017 gracias al aumento del consumo y la inversión pública, y un incremento de 2,3% en 2018 a medida que vayan recuperándose la inversión privada y las exportaciones. Venezuela, por su parte, sigue sumida en una profunda crisis económica advierte el FMI. Se prevé que el producto se contraerá 7,4% en 2017 y más de 4,1% en 2018, ya que la monetización de los déficits fiscales, las amplias distorsiones económicas y las graves restricciones a las importaciones de bienes intermedios alimentan una inflación en rápido aumento.

ECONOMIA MUNDIAL

En su informe el FMI mejoró la proyección para el crecimiento de la economía mundial a 3,5% en 2017 desde 3,4% y mantuvo su estimación para en 2018 en 3,6%.

El organismo destacó que la actividad económica mundial está repuntando y, por su parte, la inversión, la manufactura y el comercio internacional están experimentando una recuperación cíclica largamente esperada.

“El fortalecimiento de la actividad y las expectativas de robustecimiento de la demanda mundial, sumados a las restricciones que se ha acordado aplicar a la oferta de petróleo, han colaborado para que los precios de las materias primas dejen atrás los mínimos registrados a comienzos de 2016”, dijo el FMI.

Asimismo precisó que este aumento ha brindado cierto alivio a los exportadores de materias primas, ha empujado al alza el nivel general de inflación mundial, y ha aliviado las presiones deflacionarias, mientras los mercados financieros vienen operando al alza y con expectativas de prolongación de las políticas de estímulo en China y expansión fiscal así como desregulación en Estados Unidos. “Si la confianza y el optimismo de los mercados siguen siendo firmes, el crecimiento a corto plazo bien podría sorprender positivamente”, destacó.

Sin embargo, advirtió que esta evolución favorable no debería distraer de los obstáculos estructurales que impiden una recuperación más vigorosa ni del hecho de que los riesgos siguen inclinándose a la baja, especialmente a mediano plazo. “Es probable que los problemas estructurales —por ejemplo, el débil crecimiento de la productividad y la aguda desigualdad del ingreso— persistan”, añadió.

En este sentido alertó que “las políticas aislacionistas ponen en peligro la integración económica y el orden económico de cooperación mundial, que han sido de gran beneficio para la economía mundial, especialmente para las economías de mercados emergentes y en desarrollo”.

“Si los aumentos de las tasas de interés en Estados Unidos ocurren con una celeridad mayor
que la prevista, se plantea la posibilidad de que las condiciones financieras desmejoren en otras regiones: una nueva apreciación del dólar generaría tensiones en las economías de mercados emergentes con paridad cambiaria con el dólar o con fuertes descalces en los balances”, precisó.

A nivel más general, señaló que la pérdida de optimismo y confianza de los mercados podría empañar las condiciones financieras y exacerbar las vulnerabilidades que ya existen en una serie de economías de mercados emergentes; entre ellas China, que enfrenta el enorme reto de reducir la dependencia de la expansión.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital