*

Deportes
Compartida
Actualizado el 18/06/2017
Estás leyendo:Herrera; un mero espectador

Herrera; un mero espectador

Autor: A. Poblete, Moscú

El portero tuvo la responsabilidad de reemplazar al lesionado Claudio Bravo. En líneas generales, Johnny cumplió.

Herrera; un mero espectador
Foto: Agencia Uno.

Johnny Herrera tenía todas las miradas puestas en su juego. El portero de Universidad de Chile debía asumir la responsabilidad de reemplazar al capitán de la Selección: Claudio Bravo.
Y, hoy, en Moscú, el guardameta cumplió. A primera hora, a través de instagram, Johnny hacía sentir que el enfrentamiento ante Camerún sería especial: “A la cancha mierda”, publicó, recibiendo más de 18 mil me gusta de sus seguidores.

En la cancha, Herrera marcó la diferencia desde que ingresó al campo de juego. No cantó el himno con la mano en el corazón, como el resto de sus compañeros. Se notaba tenso, como queriendo demostrar su gran nivel.

Durante el encuentro, el 25 de la Roja estuvo seguro. A los 8′ tuvo su primer contacto con el balón, luego de recibir un pase de Gary Medel. A los 11′ tuvo una gran intervención con los pies, luego de achicar un remate de Moukandjo, que le valió los aplausos de Gary Medel. Pidió calma con lo brazos. Lo hizo muchas veces durante la primera media hora.

A los 17′ fue el único minuto en que Herrera se vio más complicado. Salió tarde a rechazar un balón, que fue aprovechado por Ngadeu, quien de cabeza convirtió la apertura de la cuenta. Sin embargo, el juez Damir Skomina anuló la jugada por una falta sobre Arturo Vidal. No alcanzó a recriminarse, ya que el pito del árbitro se escuchó de inmediato.

Cada vez que toma la pelota con los pies, buscó al primero de al lado, intentado evitar el pelotazo largo, ese que distingue a Bravo. No quería arriesgarse.

A los 25′ su orden no fue escuchada. Le pide la pelota a Jara: “Atrás”, le grita el portero. El defensor prefiere salir jugando con los mediocampistas.
Durante la segunda parte, Herrera se ve un poco nervioso. El atrevimiento de Camerún, que adelanta sus líneas, lo hace estar más atento. Ya en ventaja, después del 1-0, Vidal se va a una orilla de la cancha para pedirle la pelota al portero, una jugada que acostumbra a realizar con Bravo.

Al final, Herrera se abrazó como el resto de sus compañeros. Se le acercó Gonzalo Jara, también Jean Beausejour. El reemplazante de Claudio Bravo cumplió.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital