*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 02/01/2018
Estás leyendo:Indulto presidencial en Perú

Indulto presidencial en Perú

SEÑOR DIRECTOR

Cabe señalar que la institución del indulto presidencial está contemplada en la Constitución peruana. Sin embargo, en este caso, tratándose de una condena a 25 años de presidio por delitos de Lesa Humanidad, que contempla la Corte Penal Internacional (masacres de Barrios Altos y la Cantuta), no correspondería su aplicación conforme al Derecho Internacional que establece su imprescriptibilidad y no estar sujetos a amnistía. El indulto concedido contraviene las promesas de campaña del presidente PPK y en coherencia con ello había rechazado 3 peticiones de indulto anteriores.

Es posible concluir que se trató de una oscura transacción política que le permitió a PPK desactivar en el Congreso la acusación de vacancia por incapacidad moral y evitar su destitución del cargo, y el fujimorismo por su parte, obtuvo la libertad de su fundador, Alberto Fujimori. En suma un pacto de impunidad bilateral con beneficios recíprocos.

Se avizoran dos importantes efectos para el futuro del Perú. En el ámbito interno el cuestionado indulto deja al Presidente PPK en un estado de máxima debilidad política – sometido ahora- al juicio penal que abrió el Ministerio Público por el delito de corrupción, situación agravada por las deserciones de altos funcionarios de su gobierno y de su reducida bancada parlamentaria. Las crecientes protestas populares que se oponen al indulto pueden conducir -en un clima político de alta volatilidad- a una abrupta caída en su adhesión ciudadana y gatillar un término anticipado de su gobierno. En el ámbito internacional, los familiares de las víctimas anuncian interponer un recurso de nulidad ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con pocas expectativas de ser acogido por tratarse de una decisión tomada en ejercicio de una atribución constitucional. Este penoso episodio lesiona a la democracia peruana y envía una negativa señal para América Latina, debilitando el combate contra el flagelo de la corrupción que afecta a varios países del sistema interamericano.

Nelson Hadad

Ex embajador de Chile

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital