*
Mundo
Compartida
Actualizado el 06/08/2014
Estás leyendo:Japón conmemora 69° aniversario de Hiroshima marcado por modificación a Constitución pacifista

Japón conmemora 69° aniversario de Hiroshima marcado por modificación a Constitución pacifista

El aniversario estuvo marcado por la decisión del gobierno nipón de permitir que las fuerzas militares japonesas, defiendan otros paí­ses y tengan un mayor papel en el extranjero.

Japón conmemora 69° aniversario de Hiroshima marcado por modificación a Constitución pacifista

Japón conmemoró el miércoles el 69° aniversario del bombardeo atómico de Hiroshima, en una ceremonia en momentos que el paí­s está dividido por la reciente decisión del gabinete del primer ministro Shinzo Abe de permitir que las fuerzas militares japonesas defiendan otros paí­ses y tengan un mayor papel en el extranjero.

Con el fin de alcanzar esa meta, el gabinete de Abe revisó su interpretación de la constitución pacifista de Japón redactada después de la Segunda Guerra Mundial.

Abe dijo que como el único paí­s en la historia que ha sufrido un ataque atómico, Japón tiene el deber de procurar la eliminación de las armas atómicas. No obstante no hizo mención de su plan de defensa.

Las encuestas de opinión muestran que más de la mitad de los japoneses se oponen a la decisión, principalmente por el pasado bélico de Japón.

El alcalde Kazumi Matsui no hizo referencias directas al reciente cambio de Abe, pero dijo que la constitución pacifista es lo que ha mantenido a Japón sin guerras durante 69 años.

Matsui invitó al presidente Barack Obama y otros lí­deres mundiales a visitar la ciudad para que vean de primera mano las cicatrices del ataque y se convenzan de que las armas nucleares no deben existir.

“Presidente Obama y todos los lí­deres de naciones con armas nucleares, sí­rvanse responder al exhorto para visitar las ciudades bombardeadas con armas atómicas tan pronto como sea posible para que vean con sus propios ojos lo que ocurrió”, dijo Matsui. “Si lo hacen, se convencerán de que las armas nucleares son un mal absoluto al que no debe permití­rsele existir”.

En torno al memorial de la Paz en Hiroshima, y no lejos de la “Cúpula de  Genbaku”, ruina emblemática del cataclismo coronada por un amasijo de hierros  retorcidos por el calor nuclear, numerosas personas fueron a recogerse, rezar, depositar flores. 

“Es una jornada de profunda reflexión y por un compromiso renovado para  construir un mundo más pacífico”, declaró la embajadora estadounidense en  Japón, Caroline Kennedy. 

Unas 45.000 personas guardaron un minuto de silencio durante la ceremonia del miércoles efectuada en el Parque de la Paz de Hiroshima, cerca del epicentro del bombardeo de 1945 que dejó unos 140.000 muertos. El ataque nuclear contra Nagasaki, tres dí­as después, provocó 70.000 muertes y llevó a la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

El número de sobrevivientes, conocidos como “hibakusha”, era de poco más de 190.000 este año. Su edad promedio es 79 y muchos de los asistentes a la ceremonia eran sus descendientes y familiares. Funcionarios de Hiroshima dijeron que 5.507 sobrevivientes murieron en el último año.

Papel digital