*

Reportajes
Compartida
Actualizado el 13/08/2017
Estás leyendo:Josefa Errázuriz: “Voy a asumir mi responsabilidad con Impuestos Internos”
Ex alcaldesa de Providencia:

Josefa Errázuriz: “Voy a asumir mi responsabilidad con Impuestos Internos”

Autor: Andrés Muñoz B.

Luego de que el ente recaudador presentara una denuncia en su contra por 286 boletas fraudulentas ingresadas a la contabilidad del Club Providencia en 2014, la ex alcaldesa de Providencia habla de la serie de cuestionamientos que han ido surgiendo a su gestión y entrega sus razones: “Fui mal asesorada”, dice.

Josefa Errázuriz: “Voy a asumir mi responsabilidad con Impuestos Internos”
Foto: Juan Farías / La Tercera

Menos de una semana después de que dejó su cargo de alcaldesa en la Municipalidad de Providencia, en diciembre del año pasado, Josefa Errázuriz recibió una mala noticia. La nueva edil, Evelyn Matthei (UDI), hizo pública una auditoría encargada por su equipo donde se detectaron cerca de $ 3 mil millones de pesos de déficit, específicamente en la Corporación de Desarrollo Social. El SII la notificó está semana que optará por actuar administrativamente en su contra, lo que al menos le ahorrará un proceso penal.

Hace un mes, La Tercera dio a conocer el preinforme de la Contraloría sobre este caso que validaba -en parte- lo que Matthei descubrió: la corporación encargada de administrar los recursos de los fondos destinados a educación en la comuna -la Subvención Escolar Preferencial (SEP) y el Fondo de Apoyo a la Educación Pública (Faep)- habría realizado gastos que no tenían que ver con esta glosa.

Pero los dolores de cabeza para Errázuriz no terminaron ahí. La semana pasada, el Servicio de Impuestos Internos presentó un acta de denuncia en su contra por 286 boletas de honorarios fraudulentas que fueron incluidas en la contabilidad del Club Providencia para pagar, como ella aclara, “horas extras de funcionarios municipales”. En este punto, Errázuriz reconoce que cometió un error -es la representante legal del centro municipal-, lo atribuye a su inexperiencia administrando una comuna  y, además, afirma que fue “mal asesorada”.

Cuando un ex funcionario del Club Providencia hizo público el caso de las boletas de honorarios, usted -a través de un comunicado de su encargado de comunicaciones- señaló que los trabajos sí se hicieron. ¿Lo sigue manteniendo?
Esta investigación es la misma que partió el 2014 y no hay nada nuevo en esto. ¿Por qué en su oportunidad dijimos que sí eran trabajos realizados? Porque sí se hicieron. El departamento de personas, el administrador municipal y asesores del gabinete me indicaron que eran 286 los funcionarios a quienes se les adeudaban horas extras por trabajos realizados.

¿Desde cuándo eran esas deudas?
Algunos del 2012, antes de que nosotros llegáramos incluso; a algunos se les continuó en el 2013 dando servicios especiales que se decretan. Por ejemplo, hay un servicio para que funcionarias puedan hacer labores de protocolo y por eso no se puede pagar de otra manera sino que con horas extras.

¿Y por qué se paga una hora extra de un funcionario del municipio con cargo al Club Providencia?
Las horas extras también las teníamos limitadas y las fuimos ordenando. Por cierto, no había otra manera de pagarlas.

¿Por qué el municipio no lo podía hacer?

Porque no teníamos ninguna posibilidad de aumentarle horas extras a esa gente y pagar a tiempo. Hubiésemos terminado pagando incluso el 2017 a algunos de ellos con el perjuicio adicional de que era imposible que tomaran de nuevo estas pequeñas labores o trabajos que les permiten tener más horas extras.

¿Y alguno de esos trabajos que implicaron horas extras de los funcionarios tuvo que ver directamente con el Club?
La única relación de algunas de esas horas y de trabajo corresponden a que el Club Providencia se hizo responsable en el 2013 de la fiesta dieciochera. Y, por lo tanto, hubo funcionarios que hicieron ese trabajo en la fiesta y efectivamente también se pagó ahí, porque el Club se hizo cargo. Esto no es que se me hubiese ocurrido a mí en una noche de insomnio. El Club Providencia había hecho la fiesta dieciochera y había obtenido una ganancia de alrededor de $ 58 o $ 60 millones de pesos, y lo que nosotros dijimos fue que no había un perjuicio al Club en términos de que se pagaran esas horas extras.

Pero sí lo hubo y, de hecho, asciende a $ 7,2 millones…

Fue un error y yo lo reconozco hidalgamente. La municipalidad y el Club estaban relacionados y lo siguen estando. Fui asesorada, el administrador municipal me dijo que se podía hacer y lo realizamos.

¿Y nunca pensó que si se ingresaban boletas a honorarios, que no fueron prestadas directamente al Club, eso le podía acarrear un perjuicio tributario?
Nosotros recibimos el Club con $ 80 millones de pesos en contra. Y lo entregamos al final de nuestro mandato con cifras azules. Cuando se hizo la denuncia, el SII me llamó, la PDI me llamó, y yo declaré siempre y expuse estas mismas razones. Y dije que si hubiese algún tipo de recursos que el Fisco no hubiese recibido, no eran responsabilidad de los funcionarios, sino que era nuestra, en términos de que nosotros habíamos visto la fórmula.

¿Nunca le dijeron que esto traería un conflicto con el SII?
No. Me imagino que se analizó y yo sí pregunté si esto implicaba un perjuicio. No creo que fui traicionada por los funcionarios, sino que fui mal asesorada y es un error administrativo, un error político, y por eso yo voy a asumir mi responsabilidad con Impuestos Internos. Uno en la vida siempre aprende y evidentemente que no lo volvería a hacer.

¿Quién la asesoró en esto? ¿El ex administrador municipal Lautaro Contreras?

No es solo Lautaro Contreras, también estaba Ernesto Livacic (ex asesor de gabinete), que también fue parte de la discusión, ellos lo vieron y se decidió hacerlo.

¿A qué atribuye este “error” como usted mismo lo denomina?
Quizás hubo inexperiencia, también a lo mejor debería haber consultado más sobre este tema, preguntar en Impuestos Internos, pero confié plenamente en lo que me recomendaron. Lo que a mí me guiaba es que aquí había un bien superior que eran los colegas municipales a los cuales se les debía dinero. Los funcionarios municipales merecen respeto y merecen que horas que efectivamente trabajaron se les pagaran.

Un preinforme de Contraloría detectó varios gastos “improcedentes” de la Corporación de Desarrollo Social de la Municipalidad de Providencia que no tenían un carácter educativo…
Quiero aclarar algo: no he recibido nunca ese preinforme y creo que nunca lo recibiré, porque es confidencial. Debe ser respondido por las nuevas autoridades de la Corporación y el informe final de Contraloría sí es público y recién ahí podremos entrar en detalle. Solo conozco lo que se dio a conocer en la prensa.

Pero analicemos lo que se conoce. ¿Considera sensato que la corporación, con recursos del Mineduc para fines educativos, los use en un paseo de fin de año, entrega de gift cards y cajas de regalo para los funcionarios?

Se dieron estas gift cards para vestuario. Eso era una práctica, antes de que nosotros asumiéramos, pero nosotros tuvimos un convenio colectivo con los profesores y con los asistentes de la educación. Y para ellos fue una condición sine qua non para llegar a acuerdo. Tal como con ellos acordamos, como parte del nuevo proyecto educativo, 39 niños por curso, nos adelantamos a las 35 horas no lectivas para que los profesores pudieran tener mejor preparación, todo eso fue parte de la negociación con los profesores y ellos lo solicitaron. Y está el tema de la fiesta de fin de año y ahí nosotros hicimos actividades de capacitación con todos los profesores. Fueron actividades de formación que terminaron, sin duda, en algo lúdico.

Eso es lo que objeta precisamente la Contraloría. Que se hayan destinado recursos para fines educativos, como los fondos SEP y Faep, a actividades lúdicas…
Estamos hablando de funcionarios de educación, y para ellos hay una cláusula dentro del Faep que tiene un concepto de “varios” respecto de la educación. Entonces, por lo tanto, las gift cards dicen relación respecto de los profesores y las personas que trabajaron en esa área.

¿Y los fondos SEP? No tienen una cláusula destinadas a gastos “varios”…
No, el fondo SEP es un fondo gastado por los colegios, por lo tanto ahí cada colegio tiene que rendirlo y eso es otro tema. Este es un preinforme y tiene que tener un informe final, y creo que con todos los detalles y con el mismo compromiso que alguna vez dijimos, hablaré cuando tenga todos los antecedentes en mi mano. Aquí hay un juicio pendiente. No tengo problema en ver cada uno de los detalles del informe final, porque hoy no los tengo, pero sí soy categórica en decir: no hay un peso en ninguno de los bolsillos ni de los directivos de la corporación, ni los profesionales a cargo, ni el encargado de educación. Toda esa plata fue utilizada, me refiero a la subvención en la municipalidad como también las platas que recibimos del SEP y Faep, y algunos otros recursos que hubiera, fueron invertidos íntegramente en educación, como también se hizo en salud. Pongo las manos al fuego porque no buscamos novatos para que se hicieran cargo de la administración de la corporación. Ahí a Mariano (Rozenvaig) se le ha dado muy duro. Porque él tendrá una formación de sociólogo, pero toda su especialización posterior la hizo en educación.

La alcaldesa Matthei hizo hincapié en eso, en el rol de Revolución Democrática durante su gestión. Especialmente, porque Mariano Rozenvaig, militante RD, era el ex director de educación de la comuna. ¿Cuál es su evaluación de ese partido durante su administración?
Nuestro gobierno comunal tuvo de todos los colores políticos. Desde el PS hasta RD, yo nunca les pregunté de dónde venían, a mí me importaba que fuera gente apta y que nos pudiera colaborar. Y el proyecto educacional de Providencia es un orgullo para mí.

Las subvenciones son para usarlas en rediseño de programas educacionales, adquisición de elementos pedagógicos y mejoras en la infraestructura de los establecimientos. ¿Dónde entran las gift cards, las cajas de regalo y las fiestas aquí?

¿Qué cajas de regalo?

El preinforme indica cajas de regalo que costaron 24 millones de pesos y que incluían copas de vino y cuchillos de cerámica…
Si se hicieron esos regalos no deberían haber sido cargados a educación. Ahí estoy de acuerdo. Pero a ver, las mejoras educacionales sí se hicieron.

El preinforme detectó 2.740 millones de pesos de fondos de educación que no fueron rendidos en la contabilidad…
No conozco el detalle, y por eso quiero conocer el informe final. No he podido ver el preinforme incluso. Fui enfática en decir que quería igualdad en la información recibida para así dar las respuestas correctas. Lo que sí puedo asegurar es que se invirtió dinero en educación o en salud, según corresponda, y no están en los bolsillos de nadie. Estoy segura de que nuestro equipo municipal, aparte de ser técnicamente apto, también era probo. Tenemos la conciencia tranquila, el alma muy transparente y las manos limpias.

¿Cuánto golpean lo realizado en su administración estos dos casos?
Nosotros actuamos con absoluta honestidad, no creo que nadie y ninguna persona de nuestro equipo se haya llevado un peso para su casa. Trabajamos durante cuatro años por y para los vecinos de Providencia, y con el mayor compromiso y pasión.

¿Y cree que lo del Club Providencia le afectó a su reelección?
Habría que preguntarles a los vecinos. Providencia habló, y habló claro: no eligió nuestra nueva propuesta programática para continuar con la Providencia que nosotros queríamos, una más inclusiva, abierta a los vecinos y transparente. Puede haber afectado, sí, pero lo que quiero rescatar es que confío plenamente en mis equipos. Aquí puede haber habido un desorden administrativo pero no una traición hacia mí ni al programa de gobierno que elaboramos juntos.

Usted llegó como independiente a Providencia y tuvo a varias personas, desde la DC, pasando por el PS, hasta de RD, en cargos administrativos. ¿No cree que eso también fue un error?
No creo que adentro de la municipalidad, en los cuatro años que estuvimos aquí, hubiera agendas propias del PC, del PS o de otro partido.

Pero sí hubo conflictos importantes entre los partidos…
Por supuesto, hubo discusiones. Incluso, en el quehacer municipal del día a día, pero no creo que aquí hubo rencillas políticas para perjudicar a personas de otro partido.

¿Repostularía a la alcaldía en 2020?
Te puedo asegurar que el 2020 habrá una opción progresista para Providencia, donde los vecinos sean el centro de una gestión, donde ellos tengan una voz en el tipo de comuna que se quiere, que las cosas no se decidan sin ellos. Yo apoyaré esa opción. El 2020 está lejos, veremos qué pasa.

Papel digital