*

Política
Compartida
Actualizado el 22/08/2017
Estás leyendo:Parte la carrera presidencial con ocho cartas a La Moneda

Parte la carrera presidencial con ocho cartas a La Moneda

Autor: C. Aninat y M. Donoso

Anoche venció el plazo para inscribir las candidaturas ante el Servel. La división oficialista y la irrupción del FA marcan contienda donde Piñera es favorito.

Parte la carrera presidencial con ocho cartas a La Moneda

Un total de ocho nombres estarán en la papeleta presidencial de noviembre, siendo la segunda elección con más postulantes a La Moneda desde el retorno de la democracia, solo superada por los comicios de 2013, cuando compitieron nueve candidatos.

A noventa días de la elección, anoche venció el plazo legal para las inscripciones ante el Servel, donde formalizaron sus candidaturas Sebastián Piñera, Alejandro Guillier, Beatriz Sánchez, Carolina Goic, Marco Enríquez-Ominami, José Antonio Kast, Alejandro Navarro y Eduardo Artés.

Pese a la similitud en el número de cartas en competencia con 2013, la presidencial de este año ocurre en un escenario que la distingue en varios factores.

A diferencia de hace cuatro años, y pese al actual favoritismo de Piñera en las encuestas, diversos analistas coinciden en que esta es una elección aún abierta. En 2013, en cambio, nadie ponía en duda que Michelle Bachelet, con una popularidad que superaba el 60%, retornaría a La Moneda para un segundo mandato.

Este año, además, y de forma inédita, el oficialismo se presenta dividido al fracasar las tratativas para perseverar en una primaria que les asegurara un candidato único: Guillier, en representación del denominado eje progresista de la Nueva Mayoría y Goic por la DC.

La irrupción del Frente Amplio y el buen desempeño de su abanderada presidencial en las encuestas, aumentan la incertidumbre para el oficialismo y el riesgo de la dispersión de votos entre candidatos de centroizquierda e izquierda. Aunque con pobres resultados en sondeos, también podrían afectar el resultado de las principales cartas del sector la tercera postulación de Marco Enríquez-Ominami, la del senador de País Alejandro Navarro y, en el extremo de la izquierda, del presidente de Unión Patriótica y ex líder del Partido Comunista Acción Proletaria, Eduardo Artés.

La centroderecha también enfrentará un escenario distinto. A diferencia de 2013, el abanderado de Chile Vamos (sucesora de la Alianza) no solo deberá enfrentar las cartas de centroizquierda, sino también a un ex militante de sus propias filas: el ex UDI José Antonio Kast.

Y pese a que su postulación -respaldada, entre otros, por distintas agrupaciones de ex uniformados de las Fuerzas Armadas- no concita mayores apoyos en encuestas de opinión, ya han surgido voces advirtiendo que su candidatura podría ser la responsable de que Piñera no logre resultar electo directamente en una primera vuelta electoral.

Radiografía a los presidenciables

Sebastián Piñera

Desde que dejó el gobierno en marzo de 2014, Sebastián Piñera se había considerado como la carta más competitiva de la centroderecha en su intento por regresar a La Moneda.

Antes de ser inscrito como el candidato único de Chile Vamos -la coalición que aglutina a la UDI, RN, Evópoli y el PRI-, el ex mandatario debió enfrentar, sin embargo, numerosos flancos: entre ellos, una conflictuada contienda con Manuel José Ossandón en la primaria presidencial del sector y una investigación judicial por un supuesto conflicto de interés por la inversión de su family office Bancard en la pesquera peruana Exalmar, proceso del que fue sobreseído de forma definitiva a comienzos de mes y el que fue confirmado ayer por la Corte de Apelaciones.

Hoy Piñera se mantiene como el favorito de las encuestas, aunque distintos analistas coinciden en que la elección aún está abierta. En Chile Vamos, sin embargo, hay optimismo y señalan que la única incertidumbre es si el ex Mandatario resulta electo en primera o en segunda vuelta.

Alejandro Guillier

Pese a que a inicios de 2015 nadie lo vislumbraba como candidato presidencial, tras su irrupción como el personaje político mejor evaluado de la CEP de julio de ese año fue concitando apoyos en distintos sectores de la Nueva Mayoría, que temían no dar con una candidatura capaz de enfrentar competitivamente a Sebastián Piñera en una eventual segunda vuelta.

Con un inicial respaldo del Partido Radical, el senador independiente por Antofagasta logró doblarle la mano a Ricardo Lagos en su intento por ser proclamado como el abanderado del Partido Socialista. El episodio daría paso a la inédita división del oficialismo para enfrentar la presidencial, con el rechazo de la DC a competir en una primaria y levantar la candidatura de Carolina Goic para la primera vuelta.

Apoyado finalmente por el PR, el PS, PPD, el PC, el MAS y la IC, Guiller se incribió como independiente. Y pese a un inicial buen desempeño en encuestas, sus propios partidarios han cuestionado su campaña, la que lo mantiene estancado en los sondeos.

Beatriz Sánchez

Eran pocos los que se imaginaban que la periodista Beatriz Sánchez (46) sería candidata presidencial. Pese a que desde comienzos de año varios movimientos del Frente Amplio la consideraron para ser la abanderada, la periodista no dio el visto bueno sino hasta el 21 de marzo. En el programa que tenía hasta ese momento en radio La Clave, que conducía junto a su amigo Fernando Paulsen, anunció que asumiría el desafío que personalmente le propusieron los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric: ser la candidata del bloque para enfrentarse en primarias legales al sociólogo Alberto Mayol.

Con 221.425 votos, un 67,56% de las preferencias dentro del Frente Amplio, el dos de julio Sánchez venció en primarias a su contendor, posicionándose como la líder del conglomerado.

La candidata, que se autodefine como la primera presidenciable feminista, busca: acabar con las AFP y con el CAE, un seguro único de salud universal y solidario, la creación de una nueva Constitución a través de una asamblea constituyente, un Estado plurinacional, entre otros.

Carolina Goic

“Llegamos donde muchos apostaron que no íbamos a llegar. Y lo hicimos. Enfrentamos las dificultades”, dijo el sábado la abanderada de la DC, Carolina Goic, al inscribir su postulación a La Moneda, la que marca un antes y después en su relación con el resto del oficialismo.

Más allá de la inédita división que generó en el bloque de gobierno -que por primera vez enfrentará con dos candidaturas una elección presidencial- y la resistencia de sus socios de coalición -que optaron por marginar a la DC de su lista parlamentaria-, la postulación de Goic debió hacer frente a diversos escollos internos. El más crítico: el afán de repostularse a la Cámara del diputado Ricardo Rincón, que puso en jaque la continuidad de su carrera a La Moneda.

Sorteadas las dificultades, el gran desafío pendiente de Goic y la DC es el despegue de su campaña en las encuestas, lo que permita augurar un buen resultado en la elección de noviembre y garantizar un respaldo a las distintas apuestas parlamentarias del partido, justamente donde más resistencia generó su candidatura.

Marco Enríquez-Ominami

El domingo, pasadas las 11.00 horas, llegó hasta la calle Esmeralda en Santiago Centro el líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami (44), para inscribir su tercera candidatura presidencial en el Servel.

El progresista, quien fue diputado entre 2006 y 2010, postuló para llegar a La Moneda en 2009 y en 2003, obteniendo el tercer lugar en ambas oportunidades.

“Hoy es evidente que algunas encuestas no nos favorecen a pesar de que hemos visto varias que nos dan ya el tercer lugar en varias regiones. Pero no es el punto, hoy es el día de los chilenos, a mí me preocupan ustedes, sus esperanzas, sus sueños”, dijo el candidato al inscribirse en el Servel.

En cuanto a su programa, los principales ejes están puestos en terminar con las AFP, un plebiscito para que la ciudadanía sea quien defina el mecanismo adecuado para cambiar la Constitución, la eliminación del CAE y educación pública gratuita y de calidad implementada gradualmente, cárceles especiales para narcotraficantes, plan de inversión público-privada de US$ 6.000 millones, entre otros.

José Antonio Kast

“No le estoy peleando el voto a Sebastián Piñera. Lo que yo estoy apuntando es a pasar a segunda vuelta”, ha afirmado el diputado ex militante de la UDI, José Antonio Kast, al explicar la apuesta de su candidatura a La Moneda.

Con un discurso conservador en lo valórico -contrario al aborto y al matrimonio igualitario-, el legislador ha apostado a encantar al voto duro de la derecha. Y advirtiendo que no es “pinochetista”, entre sus principales respaldos figuran distintas agrupaciones de ex uniformados de las Fuerzas Armadas. En este sentido, uno de sus compromisos de campaña ha sido reabrir el penal Punta Peuco, si es que el actual gobierno concreta su cierre.

“Soy un fenómeno electoral. Así como voy, voy a terminar en 55%”, ha dicho.

Pero pese a que en distintas encuestas no supera los cinco puntos, en la centroderecha advierten que ese porcentaje de todas maneras podría ser clave para evitar que Sebastián Piñera sea electo presidente directamente en primera vuelta.

Alejandro Navarro

El senador Alejandro Navarro (58) oficializó el viernes su candidatura ante el Servel, esto luego de que anunciara en marzo que competiría para llegar a La Moneda apoyado por el partido País.

Navarro fue diputado desde 1994 hasta el 2006, para luego asumir como senador desde ese año hasta la fecha. En 2016 creó País, tras su salida del partido oficialista, MAS. “Queremos cambios profundos, revolucionarios, que le devuelvan la dignidad a los chilenos y chilenas, frente a un modelo neoliberal que solo beneficia al 1% más rico”, recalcó al oficializar su candidatura.

Anterior a inscribirse ante el Servel, Navarro dialogó con el Frente Amplio para participar de las primarias del bloque, oportunidad que fue rechazada por la coalición al ser asociado a “prácticas que nosotros no queremos”, según dijeron desde el conglomerado.

Dentro de las propuestas que destacó el parlamentario está la creación del Ministerio del Adulto Mayor, el Ministerio del Mar, para regular -entre otras cosas- la pesca en el país ,y el Ministerio de Emergencias, para las catástrofes naturales. También promueve el fin del CAE y las AFP.

Eduardo Artés

El 22 de julio, Eduardo Artés (66), presidente del partido Unión Patriótica (UPA), llegó hasta el Servicio Electoral para inscribir su candidatura presidencial.

Su colectividad fue una de las sorpresas en el proceso de refichaje y afiliación de militantes durante los primeros meses de este año, luego de que el Servel les aprobara la inscripción de más de 34 mil militantes.

Artés es un militante del partido -no legalizado- Comunista Chileno (Acción Proletaria), profesor de profesión, fundador de la Coordinadora Metropolitana de Educadores y ex dirigente de la Asamblea Nacional de Derechos Humanos.

UPA se ha mostrado crítica de los bloques tradicionales y el Frente Amplio. A nivel internacional, en tanto, han apoyado el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y el régimen de Corea del Norte. Los principales ejes de campaña del profesor son un cambio a la Constitución a través de una Asamblea Constituyente, la renacionalización de todos los recursos naturales del país, escalafón único de las Fuerzas Armadas, entre otros.

Papel digital