*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 30/11/2017
Estás leyendo:Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón en el mundo

Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón en el mundo

Autor: Ignacia Olivares

El 3 de diciembre de 1967, el doctor Christiaan Barnard realizó en Sudáfrica la primera de estas operaciones. Aunque el paciente murió 18 días después, demostró que este tipo de intervenciones eran posibles.

Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón en el mundo
El doctor Christiaan Barnard realizando un trasplante de corazón en Madrid, en 1968.

La madrugada del 3 de diciembre de 1967, en uno de los pabellones del Hospital Groote Schuur, en Sudáfrica, un grupo de 20 hombres guardaba silencio absoluto mientras el doctor Christiaan Barnard se esforzaba en manipular el bisturí con cautela. Cincuenta años más tarde, esa noche es recordada por la comunidad médica como El Milagro de Ciudad del Cabo, el día en que se realizó exitosamente el primer trasplante de corazón en el mundo.

Louis Waschkansky, un lituano de 53 años diagnosticado con una insuficiencia cardíaca terminal y varios infartos en su expediente, pasó nueve horas en el quirófano. Durante ese lapso, Barnard extrajo el corazón dañado del paciente y en su lugar puso el de Denise Darvall, una joven de 25 años, que horas antes había muerto atropellada en un accidente de tránsito.

A pesar del éxito de la operación, el paciente murió 18 días después del trasplante debido a una neumonía, pese a que su corazón funcionó perfectamente hasta sus últimos días, marcando un hito en la historia de la medicina.

“Tuvo un impacto muy grande, el mundo entero quedó enmudecido. Había una serie de asuntos éticos y médicos no resueltos que producían un rechazo hacia los trasplantes de órganos, sin embargo, este acontecimiento sirvió como impulso para generar un boom de trasplantes de corazón en todo el mundo”, dice Ricardo Zalaquett, cirujano cardíaco de la Sociedad Chilena de Cardiología.

Dado el éxito de su primer trasplante de corazón, Christiaan Barnard continuó realizando cirugías de este tipo, hasta que una artritis que afectó severamente sus manos lo obligó a retirarse en 1983, año en el que ya había realizado alrededor de 140 trasplantes cardíacos.

Treinta años después de la operación que hizo que su nombre diera la vuelta al mundo, Barnard falleció durante unas vacaciones en Chipre. Irónicamente, el cirujano de “las manos de oro”, como solía llamarlo la prensa de la época, murió de un ataque al corazón, a sus 78 años.

Trasplante en Chile

Luego de la revolución médica que causó el hito del primer trasplante de corazón, el resto del mundo no tardó en imitar la hazaña de Barnard. En Chile, la primera cirugía de este tipo se realizó el 28 de junio de 1968, solo seis meses después de la primera en el mundo.

El trasplante fue realizado por el doctor Jorge Kaplán, en el Hospital Naval Almirante Nef, en el cerro Playa Ancha, de Valparaíso. La paciente, María Elena Peñaloza, de 24 años, fue diagnosticada con una insuficiencia cardíaca incurable, por lo que recibió el corazón del donante Gabriel Véliz, quien había muerto a causa de un tumor cerebral.

A pesar de que la paciente falleció 133 días después de la operación por causas independientes al proceso quirúrgico, el acontecimiento tuvo especial relevancia en el país, debido a que María Elena fue la segunda mujer en recibir un corazón trasplantado en el mundo, y su operación constituyó el tercer trasplante de corazón en Latinoamérica después de Argentina y Brasil.

“Ella sobrevivió hasta seis meses después de la operación, lo que no es poco para la época. Dado esto, Chile se posicionó dentro de los países que comenzaron a incursionar en los trasplantes de corazón”, dice Zalaquett.

Luego de su primer trasplante de corazón, Kaplán realizó una segunda intervención de este tipo a Nelson Orellana, quien finalmente vivió tres años y seis meses después de la operación, constituyéndose como uno de los mejores resultados del mundo para la época.

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital