*

Política
Compartida
Actualizado el 12/09/2017
Estás leyendo:Senado tiene $18 millones al mes para contratar asesores sin informes

Senado tiene $18 millones al mes para contratar asesores sin informes

Autor: Paulina Toro

Ítem es administrado por la mesa de la corporación. Han prestado asesorías Mahmud Aleuy y el ex asesor de Peñailillo, Robinson Pérez.

Senado tiene $18 millones al mes para contratar asesores sin informes
La sala del Senado.

En Transparencia Activa del Senado existe un ítem llamado “gastos de presidencia y vicepresidencia”. En este se despliega una lista de asesores antecedido por un encabezado que dice: “El presidente y el vicepresidente del Senado pueden contratar personal de apoyo para el desempeño de sus funciones, con un límite máximo mensual de $10.013.290, para la presidencia y de $ 7.986.011 para la vicepresidencia”.
Se trata de un ítem que el Fisco financia para que la directiva de la Cámara Alta pueda contratar asesores de apoyo para sus respectivas funciones.

Estos colaboradores son aparte de los asesores contratados como personal de apoyo, además de los asesores externos (hoy cuestionados tras detectarse algunos informes plagiados) y a los colaboradores que cada senador contrata en virtud del Comité Parlamentario al que pertenece.

Según la circular N°2 emitida el 25 de septiembre de 2011 -evacuada bajo la presidencia del PPD Guido Girardi- los gastos generados por estos colaboradores de la mesa directiva no están asociados a las asignaciones.

“Para los efectos de la determinación de las asignaciones parlamentarias, se precisa que no constituyen gastos asociados a ellas: a) los recursos que se destinan para el funcionamiento de la Presidencia y Vicepresidencia del Senado, por constituir ellos gastos propios del desempeño de representación, de dirección y de funcionamiento de esa Corporación”, dice la resolución.

Según la normativa del personal del Congreso, estas personas deben firmar un contrato, y sus servicios pueden ser remunerados vía boletas de honorarios o facturas en caso de personalidades jurídicas. En algunos casos, además deben cumplir horarios. El reglamento no exige que se deba presentar un informe como respaldo por sus servicios y, según parlamentarios conocedores de las atribuciones de estos asesores, no existen informes sobre sus labores en el Congreso.

Por su condición, el trabajo de estos asesores tampoco está sujeto a auditorías por parte de Comité de Auditoría Parlamentaria.

Asesores “primer nivel”

Entre el listado de asesores que data desde enero de 2011 figuran políticos como el actual subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy (PS).

Según los registros de Transparencia, Aleuy fue “asesor parlamentario” del senador Camilo Escalona cuando éste fue presidente del Senado. La asesoría fue prestada entre abril de 2012 y marzo de 2013 percibiendo la suma de $1.666.667 mensuales hasta noviembre de ese 2012 y, a partir de diciembre, de $1.750.000.
Según reportes de prensa, en esa época Aleuy era citado como experto electoral del Partido Socialista en vísperas de la elección municipal de 2012.

Del mismo modo, en una entrevista otorgada por el mismo Escalona el 29 de mayo de 2015 a La Tercera, el senador mencionó las asesorías de Aleuy al comentar los casos Penta y SQM, señalando que no era necesario pedirle recursos a Julio Ponce para otorgar trabajo estable a profesionales de primer nivel (en alusión a las funciones de Asesorías y Negocios de Giorgio Martelli durante la precampaña presidencial de Michelle Bachelet), porque existen espacios como asesorías en el Senado.

“Le pongo el caso del director de Impuestos Internos, (Michel) Jorratt”, dijo Escalona, “que iba a redactar una parte de la reforma tributaria y que necesitaba un empleo relativamente estable. El es un profesional de primer nivel (…) Dentro de sus actividades profesionales, le metió lápiz a lo que después se constituyó en la propuesta de reforma tributaria. Bueno, y ¿por qué no podía ser contratado por un parlamentario como asesor? Si Peñailillo me llama y me dice ‘tengo esta persona que va a redactar la reforma tributaria de Bachelet’, yo se lo contrato como asesor del presidente del Senado”.

Tras la pregunta de si había contratado gente bajo esa premisa, Escalona respondió: “Cuando yo fui presidente del Senado, necesitaba a alguien que me ayudara en la gestión política de mi gran esfuerzo en ese tiempo, que fue abrir un diálogo sobre la desigualdad, un diálogo sin exclusiones y que debía incluir al empresariado. Para hacer ese esfuerzo político de primer nivel, para abrir puertas, para redactar las bases, yo contraté a Aleuy. Estando en la oposición los partidos tenían posibilidades. No había ninguna razón para financiar una estructura con la plata de Ponce Lerou”, dijo.

Desde el círculo cercano del actual subsecretario, en tanto, explican que Aleuy, como asesor de Escalona, coordinó la confección de un libro de titulado justamente “Retrato de la desigualdad en Chile”, cuyos autores son ocho investigadores que en su mayoría prestan servicios para la biblioteca del Congreso.

Del mismo modo, en la lista de colaboradores de las distintas mesas del Senado figura el ex jefe de asesores del ex Ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo, Robinson Pérez. Ambos abandonaron el gobierno en mayo de 2015 por su vinculación al caso SQM. Esto porque fueron parte del staff de profesionales que trabajó para A y N de Giorgio Martelli, empresa, que según la investigación, recibía recursos de privados, como la minera no metálica, para financiar a este grupo de profesionales.

Pérez asesoró al ex vicepresidente del Senado, Jaime Quintana, en la época posterior a su salida del Ejecutivo: entre agosto de 2016 y marzo de 2017. La Tercera intentó sin éxito contactarse con Pérez, Escalona y Quintana.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital