Florencio Bernales, abogado de Summer Tompkins: “No hay que tener vergüenza, lo que se persigue es la entrega de los bienes”

A tres años de su muerte, Douglas Tompkins sigue haciendo noticia. Esta vez no por sus donaciones de tierras o sus parques, sino que por la herencia que dejó. Su esposa figura como única beneficiaria, mientras que sus dos hijas fueron eliminadas del testamento. Pero Summer Tompkins, una de ellas, reclama a la justicia chilena ser reconocida como legítima heredera.


Fue en octubre de 2017 cuando Summer Tompkins comenzó una batalla legal.

El apellido Tompkins hace noticia en Chile desde hace al menos dos décadas, cuando en 1992 Douglas Tompkins se radicó en Chile y se convirtió en un activo conservacionista. El magnate norteamericano adquirió miles de hectáreas de bosques nativos en la Patagonia para transformarlos en parques nacionales. Y lo logró: creó los parques Pumalín y Nacional Corcovado, en Chile, y en 2015 llegó hasta La Moneda para presentar la “Ruta de los Parques”, que consistía en la donación de miles de hectáreas al Estado para crear varios parques nacionales.

Pero el 8 de diciembre de 2015, en un accidente en kayak, en el lago General Carrera, Douglas Tompkins murió de hipotermia. Se pensó que, quizás, ese sería el fin del sueño de Tompkins. Pero a fines de enero de 2018, Kristine McDivitt, quien fue su esposa por más de 20 años, lo concretó y Fundaciones Tompkins donó 407.000 hectáreas, la mayor entrega de tierras privadas para parques naturales del planeta.

Kristine McDivitt fue quien se quedó con el ciento por ciento del patrimonio del ecologista. En su testamento, Douglas Tompkins solo olvidó un detalle, o más bien dos: Summer y Quincy, las dos hijas de su primer matrimonio con Sussie Russell, quienes ni siquiera aparecieron nombradas.

En ese escenario, el 22 de octubre de 2017, Summer Tompkins presentó una demanda en el Juzgado de Letras de Puerto Varas. Según el abogado Florencio Bernales –del estudio Cariola Diez Pérez-Cotapos y quien lleva adelante la demanda-, el objetivo es uno solo: revertir el testamento dejado por el magnate.

“Lo que pide Summer es que se respeten sus derechos como hija legítima y heredera forzosa de Douglas Tompkins, bajo ley chilena. O sea, pide que se anule el testamento. Pero para el evento en que incluso el tribunal considerara que ese testamento es válido, ella pide que sea reformado y que esa reforma consista en respetar sus derechos como heredera legitimaria”, explica Bernales.

En términos simples, la sucesión del conservacionista se rige por la ley chilena, ya que desde el año 1992, y hasta su fecha de defunción, Tompkins vivió en Chile. Su último domicilio fue en Puerto Varas.

El testamento al que alude la demanda fue otorgado el 23 de marzo de 2012 bajo el nombre de “Last Will and Testament of Douglas R. Tompkins”. Ese documento, redactado en inglés, consta de ocho páginas y está suscrito por dos testigos que indican residir en Argentina. En él se especifica todo el patrimonio del filántropo, que está contenido en un ciento por ciento en “The Douglas R. Tompkins Revocable Trust”.

Hace varios años, Douglas Tompkins había manifestado que no era su voluntad incluir en su herencia a sus hijas…

A mi modo de ver, eso revela que la estructura de organización de su patrimonio, a través de un trust y al no aparecer nunca como persona natural, el señor Tompkins tenía como propósito evitar la aplicación de la ley chilena y revela un conocimiento de que bajo nuestra ley existen los legitimarios forzosos, entre los que está Summer.

¿Cree que Douglas Tompkins estudió la ley chilena y creó el trust con ese objetivo?

Supongo que era una persona informada. Pero eso no cambia los derechos de Summer. Más allá de las motivaciones, de si el señor Tompkins sabía o no sabía, lo que le corresponde a mi representada son los derechos como legítima heredera.

Un trust, explica Bernales, es una figura jurídica que no tiene símil en la legislación chilena. En simple, es una asociación de compañías y, en este caso, de sociedades. Esa fue la forma en que el magnate estadounidense organizó su patrimonio.

“Tompkins, en su momento, le aportó al trust todos los bienes que conformaban su patrimonio. Podemos decir que el trust es un espejo del patrimonio de Tompkins en un ciento por ciento”, dice Bernales.

“The Douglas R. Tompkins Revocable Trust” fue creado por el mismo Tompkins en 1994. El trust era administrado solo por él: era constituyente, administrador y beneficiario. Comprendía la totalidad de su patrimonio y, además, Tompkins podía modificarlo sin necesidad más que su propia voluntad. La asociación contiene tres sociedades estadounidenses y, debajo de ellas, seis sociedades más, dos en Chile y cuatro en Argentina. O sea, el trust -antes administrado y siendo beneficiario Douglas Tompkins, y ahora siendo coadministrado por Debra R. Ryker y Kristine McDivitt, pero con una única beneficiaria final y universal que es esta última- es dueño del ciento por ciento de las sociedades ubicadas en Estados Unidos, las que, a su vez, son ciento por ciento dueñas de las sociedades tanto en Chile como en Argentina.

“En consecuencia, el trust en la realidad no era otra cosa que el patrimonio del mismo don Douglas Tompkins, ya que ninguna diferencia tenía con este”, señala la demanda presentada por Summer Tompkins.

¿Qué significó para Summer Tompkins quedar fuera del testamento?

Ella dice que es una ofensa no haber sido considerada heredera y no haberle respetado sus derechos bajo la legislación chilena. Y que se le haya otorgado cero.

¿Por qué quiere anular el testamento?

Porque quiere que se aplique la ley chilena. Aquí no hay que tener ninguna vergüenza en decir que detrás de una acción como ésta lo que se persigue es la entrega material de bienes. Si finalmente hay una connotación patrimonial en una acción de esta naturaleza y nadie haría un esfuerzo de esto para obtener solamente un reconocimiento de tipo moral, un galardón o solo la condición de heredera, sino llegar a la materialidad de los bienes que le corresponden.

Se sabe, según medios estadounidenses como Los Angeles Times, que Summer Tompkins tiene una buena situación económica en Estados Unidos, incluso es considerada una socialité. ¿Cuál es el fin de una pelea judicial por esta herencia?

Yo creo que nada de eso tiene que ver con los derechos. La ley no dice que tus derechos sean más o menos dependiendo de lo que hayas hecho en tu vida. Si vamos a empezar a argumentar de esa manera, creo que estamos cayendo en una argumentación tremendamente desesperada. Independiente de lo que Summer tenga, ella tiene el legítimo derecho de acceder a estos bienes.

¿Cuánto de la herencia le corresponde?

Una cuarta parte de los bienes que tenía Douglas Tompkins hasta su fallecimiento. A Kristine McDivitt, la viuda, el doble, y a la hermana, una cuarta parte.

En un extracto de la demanda presentada contra el trust de Tompkins -y, por ende, contra Kristine McDivitt- se lee:

“A pesar de conocer la legislación chilena, la intención expresa de don Douglas Tompkins fue no dejarles nada de sus bienes a sus hijas (…) La idea de no dejar herencia a sus hijas no fue algo casual, sino, por el contrario, fue motivo de variadas consultas legales tanto de él como de su cónyuge a lo largo del tiempo, adoptando todas las medidas que consideraron necesarias para impedir que nuestra representada obtuviese lo que le corresponde a título de heredera forzosa, incumpliendo así con la legislación chilena, a la que todos los domiciliados en Chile están sujetos, independiente si sean pobres o ricos, estadounidenses o nacionales de cualquier otro país”.

Además, en el mismo testamento, Tompkins dejó estipulado que la única beneficiaria era su esposa. La cláusula quinta letra B del testamento, expresamente señala y se titula “Omisión Intencional de Herederos; Desheredamiento; No impugnación, la que literalmente dispone: “Intencionalmente no he efectuado ninguna disposición a favor de ninguna persona o heredero distinto de aquellos específicamente nombrados o designados por clase en mi testamento…”.

Dentro de aquellos no mencionados en su testamento está, precisamente, Summer Tompkins.

Herencia versus preservación

Pero, además, Douglas Tompkins dejó estipulado en vida que su deseo era que todo su patrimonio fuera para caridad y para seguir con la preservación de los parques. Sin embargo, señalan desde el estudio que representa a Summer Tompkins han sabido por versiones de prensa que tierras privadas de Tompkins comenzaron a venderse en Argentina. Entre ellas, estancias en Entre Ríos y en Corrientes: un total de 17.200 hectáreas, avaluadas en 50 millones de dólares. El 17 de septiembre de 2017, La Tercera informó que Kristine Tompkins habría vendido el Fundo Reñihue por US$ 9 millones.

Se supone que el ciento por ciento de todo lo heredado por Kristine McDivitt, el trust, es para caridad.

No lo tengo tan claro. Yo creo que hay bienes que estaban destinados a la preservación y otros que no. Pero lo que sí me llama la atención es que, eventualmente, se esté disponiendo de los bienes ya no con fines de preservación. Siempre se apunta con el dedo a Summer diciendo que ella pone en entredicho los fines de preservación de su padre, pero lo que se está haciendo, por otro lado, al disponer de los bienes, también parece que no va en ese sentido. Entonces quién está poniendo en tela de juicio esto no queda tan claro.

Parte de la herencia de Tompkins son las tierras destinadas a la preservación, ¿Summer pretende realizar algo distinto con ellas?

Entendemos que sin afectar el legado de Tompkins se pueden respetar los derechos de Summer, porque existen bienes más que suficientes para ellos.

¿En cuánto está avaluada la herencia de Tompkins?

No lo sabemos. Pero entendemos que hay bienes más que suficientes para respetar los derechos de Summer en la sucesión de Douglas Tompkins. Hay una serie de predios en Chile, pero no estoy en condiciones de dar el valor. Yo creo que estamos hablando de cifras importantes, muy importantes.

Según la demanda, en Chile, bajo las dos sociedades que pertenecen al trust de Tompkins habría, al menos, 17 bienes inmuebles inscritos en el Conservador de Bienes Raíces de Chaitén.

Lo que se decida en Chile respecto de la herencia ¿aplica para todo el resto del trust?

Todos los bienes de Douglas Tompkins quedan afectados por esta sentencia.

Seguir leyendo