Un breve Dakar, tal vez el último

La prueba en 2019 se correrá solo por Perú y tendrá apenas 10 etapas. Los organizadores adelantaron que ya para esta edición buscaron locaciones en África y Asia.


Ocultar el drama por el que pasaron los organizadores del Dakar este año hubierasido imposible. Por eso, tal vez, los directivos de ASO no tenían ayer la mejor cara en el anuncio en París de la próxima edición de la carrera, en enero de 2019.

No hubo mayores sorpresas respecto de lo que trascendió tras fallar las negociaciones con Argentina, Bolivia, Chile y la imposibilidad de que se arrimara Ecuador: el Dakar 2019, por primera vez en sus 41 años de historia, se disputará sin atravesar fronteras: solo por Perú.

El evento se correrá entre el 6 y el 17 de enero y tendrá solo 10 etapas y un día de descanso. La partida será en Lima, misma capital que recibirá la meta. El día de descanso debería estar en Arequipa. “Es evidente que es un recorrido menos ambicioso que el que inicialmente habíamos previsto, pero seguirá siendo interesante porque vamos a hacer más densas las etapas en entornos muy bellos, de dunas de arena”, explicó Etienne Lavigne, director de la carrera.

El francés explicó que hubo razones económicas para la salida de los países sudamericanos, lo que es cierto en el caso de Chile y Argentina, pero fueron más bien políticas en el caso de Bolivia y circunstanciales para Ecuador. “Volveremos a tocar a la puerta de los países que han albergado el Dakar en los últimos 10 años para la edición 2020 y si desafortunadamente encontramos las mismas limitaciones de austeridad, tendremos que encontrar otros escenarios en otros lugares y ya tenemos las pistas abiertas”, declaró Lavigne.

Así, entró en un tema que no había querido tocar antes: el regreso a África o a nuevos rumbos, un asunto que sí había conversado antes, pues hace años que hay interés de Australia o Arabia. “Tuve contactos de alto nivel con varias naciones africanas, entre ellas Argelia, Namibia y Angola”, aseguró Lavigne.

Tal como los franceses, el piloto Pablo Quintanilla responsabilizó al gobierno chileno por la ausencia de rutas nacionales: “Sólo el hecho de saber que la carrera se mantiene en Sudamérica me genera cierta tranquilidad, conocemos algo de la geografía peruana y eso es bueno. Quiero agradecerle al gobierno peruano por mantener la carrera en Sudamérica y espero que el gobierno chileno cumpla su palabra y empiece a trabajar desde ya para tener desde el año 2020 nuevamete la carrera en Chile”.

Para los pilotos chilenos se prevé, de nuevo, como desde 2016 cuando Chile abandonó la prueba, una dura tarea para conseguir auspicios, pues las empresas se interesan poco si no hay visibilidad ante público local.

Francisco López se mostró entusiasmado y aunque había dicho que regresaría al Dakar sólo si pasaba por Chile, ayer Chaleco opinó que está “trabajando para regresar al Dakar en Perú”.

Las inscripciones se abren este lunes y recién se comenzará a saber si fue buena o mala idea confirmar una prueba tan corta y en un solo país.

#Tags


Seguir leyendo