*

Nacional
Compartida
Actualizado el 03/09/2017
Estás leyendo:Del chumbeque al escenario del Papa

Del chumbeque al escenario del Papa

Autor: Alejandra Lobo

Un techo de cañas, flores metálicas y hasta los manteles son parte de los detalles que afina el arquitecto iquiqueño Yoing Koo, perteneciente a una tradicional familia nortina. ¿Su desafío? Hacer el proscenio de enero para el Pontífice.

Del chumbeque al escenario del Papa
La explanada de Playa Lobito, en la Región de Antofagasta, recibirá al Papa.

No importa si son de guayaba, manjar o del típico de miel y limón de pica. Todo iquiqueño sabe perfectamente que los chumbeques, ese tradicional y dulcísimo alfajor tarapaqueño, vienen con un apellido impreso en sus etiquetas de colores: Koo.

Aquel nombre familiar se instaló en el norte gracias al cantonés Kaupolín Koo Kau, quien llegó en 1920 a Pozo Almonte. Tras casarse con una pastelera, inventó el característico dulce. Y ahora, a casi 100 años de esta historia, uno de sus descendientes trabaja arduamente en un nuevo invento, que promete seguir dando a conocer el apellido de la familia. Se trata del arquitecto Yoing Koo (27), a quien se le encomendó la tarea de construir el escenario que utilizará el Papa Francisco en su visita a la región el próximo 18 de enero.

El profesional cuenta que cada día dedica al menos cuatro horas, después de su jornada laboral, a finiquitar los detalles arquitectónicos y de la ornamentación del escenario que usará el Pontífice durante la misa masiva en Playa Lobito, último lugar que visitará en Chile antes de partir a Perú.

Koo asegura que sus padres han estado ligados a la Iglesia Católica durante toda la vida. De hecho, él estudió en el Colegio Don Bosco y ya a los nueve años era acólito. Actualmente sigue participando en la Iglesia Catedral, donde además se encarga de decorar el templo en las fechas especiales. Por eso, dice, no se sorprendió cuando lo convocaron a él para el escenario.

“Apenas se hizo público que vendría el Papa, me llamó el obispo de Iquique y me pidió que me hiciera cargo de preparar el altar que se ocupará en el encuentro masivo con los fieles. Es una misión que me enorgullece como católico. Apenas me lo pidieron me puse a trabajar, de acuerdo a los parámetros que establece el Vaticano”, relata. También explica que desde hace más de un mes desarrolla el diseño, para el cual ya presentó un primer bosquejo a la comisión de la visita de Pontífice.

50 metros de ancho

El escenario tendrá 50 metros de ancho y 14 hacia el frente. Su estilo arquitectónico será el de “barroco andino”. Por lo tanto, se rescatarán en el diseño algunas características de los templos ubicados en el altiplano de Tarapacá.

“Los campanarios, arcos, formas de los muros de la cultura andina, se plasmarán en el altar que usará Francisco. También emplearemos materiales que se asemejen al adobe y otros propios de los poblados precordilleranos. Será de líneas simples y características de la zona norte”, añade.

La Tirana, presente

Una ubicación especial en el escenario tendrá la imagen de la Virgen del Carmen de La Tirana. “La Chinita” será trasladada por la petición que hizo el Vaticano de que el altar incluya una imagen que tenga gran devoción popular. Además, la propuesta incluye que se ubiquen allí imágenes de San Lorenzo, de Tarapacá, y San José. Este último “pensando en que se pondrá énfasis en el tema de las migraciones y lo que él representa”, explica Koo.

Se espera que la propuesta esté aprobada definitivamente este mes de septiembre. “Este escenario rescatará toda la cultura y la religiosidad de la macrozona andina”, sostiene el arquitecto.

El escenario tendría 12 pequeños arcos y uno principal, muy similar a los muros que bordean algunos templos andinos, como por ejemplo, la iglesia de Isluga, en Colchane. Además, tendría dos campanarios en los costados, una techumbre elaborada de cañas, arreglos con vegetación propia del altiplano y adornos elaborados en hojalata. “Habrá flores, que se fabricarán con las técnicas propias de los pampinos, es decir, en metal. En cuanto a los colores, emplearemos muchos dorados, plateados, pero además una de las prioridades en la confección de este escenario es que las piezas más importantes luego sean desmontadas y queden como recuerdos en distintas parroquias de la región”.

Aunque el diseño es una creación suya y ha dedicado sus horas de tiempo libre, Koo contará con el respaldo de profesionales del Serviu de Tarapacá para el desarrollo de algunas especificidades del proyecto. “Gran parte de mis esfuerzos están centrados en que todo lo relacionado a la visita del Papa Francisco salga bien, pues me interesa desde la infraestructura general hasta el tipo de manteles que se emplearán”, subraya.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital