Basura es la inquietud ambiental que más crece en Chile entre 2016 y 2018

Recolección de basura en Valparaíso. Foto referencial: AgenciaUno

Según encuesta del Ministerio de Medio Ambiente, es el segundo tema ecológico que más preocupa a los chilenos. Creció 8% en dos años y está por alcanzar al esmog.


El 79% de los chilenos está a favor de prohibir los asados en días de altos niveles de contaminación, según los primeros resultados de la Encuesta Nacional de Medio Ambiente 2018, en la que se abordaron las principales preocupaciones ambientales de la ciudadanía. El ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, dice no está en sus planes prohibirlos por decreto. “Más bien hay que tomar conciencia”, advierte.

La medición, que se realizó entre el 8 de enero y el 5 de febrero pasado, y que se aplicó a 7.601 personas de 113 comunas del país, indica que la contaminación del aire lidera la lista de los problemas que los chilenos perciben que más lo afectan, con un 32% de las menciones; de cerca le sigue la basura, con un 29%. Sin embargo, la inquietud por la polución se redujo un 6,3% respecto de la última medición en 2016, cuando marcó 38,3%, mientras que la preocupación por la basura, que era de un 20,7% hace dos años, subió 8,3% en 2018.

“Creo que hubo una preocupación por los conflictos de rellenos sanitarios, por las imágenes de la contaminación del plástico en los océanos y los vertederos ilegales”, dice Mena sobre las razones que explicarían el alza.

El secretario de Estado atribuye la baja en la preocupación del esmog a que en 2017 la precipitación fue normal, a diferencia de los anteriores, y a los planes de descontaminación. “Logramos los años más limpios por lejos en ciudades entre Santiago y Talca, además se lograron reducciones significativas en Chillán, Los Ángeles, Valdivia, Osorno, Temuco y en Coyhaique una mejora”, asegura.

A nivel de comportamiento, esta encuesta, elaborada por el Ministerio de Medio Ambiente en conjunto con la Dirección de Estudios Sociales del Instituto de Sociología de la U. Católica, indica que el 50% de los entrevistados separa los residuos. Para Mena, esta cifra es un avance si se considera que en 2016 solo un 18,2% reconocía que reciclaba.

Daniella Leal, quien estuvo a cargo del equipo de investigación de la medición, agrega que el alto porcentaje de separación de residuos que declaran los chilenos quizás tiene que ver con la configuración de las viviendas actuales. “Muchos de los edificios hoy tienen sistemas de separación de la basura, eso de alguna manera puede facilitar que las personas vayan adoptando esta práctica”, señala.

Sin embargo, existe un 50% de los chilenos que aún no separa los residuos. Al ser consultados por qué no lo hacen, el 40% contestó que porque no hay dónde reciclar, porcentaje que se mantiene estable desde 2016.

La encuesta arrojó, además, que el medioambiente es uno de los últimos temas que preocupan a los chilenos, con un 5%, ya que el primer lugar lo ocupa la salud, con un 38%. “Si bien la gente no se levanta en la mañana preocupada por el cambio climático, cuando indagas un poco más te das cuenta de que es una preocupación que se tiene”, plantea Mena.

En 2016, en el área de cambio climático, un 84% de los chilenos decía que este fenómeno estaba ocurriendo y hoy es de 93%, a juicio del ministro, los incendios, olas de calor, marea roja, aluviones y otros fenómenos hicieron crecer esta percepción. Para Leal, a lo anterior se suma el impacto de los medios de comunicación, a través de los cuales las personas se van enterando e informando cada vez más sobre los problemas climáticos.

Seguir leyendo