Las interrogantes tras el histórico juicio al "Chapo" Guzmán, exlíder del Cartel de Sinaloa

El fin del llamado "juicio del siglo" contra Joaquín "El Chapo" Guzmán deja sin esclarecer, entre otros, el paradero de su fortuna ni el nivel que alcanzaron sus sobornos a autoridades.


Vestido con un traje gris y corbata oscura, "El Chapo", de 62 años de edad, habló durante unos 10 minutos antes de dirigirse, ya de por vida, a una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos. Guzmán manifestó que él esperaba, cuando en 2017 fue extraditado a Estados Unidos, que su fama no sería un "factor determinante para administrar justicia". Sin embargo, cree que al final "no ha sido así". "No hubo justicia aquí", dijo a la sala del tribunal en español, lo cual fue reiterado a través de un intérprete en inglés.

Pero tras la condena a "El Chapo", en un juicio que la cadena Univisión calificó como el más caro de la historia de Estados Unidos (más de US$ 50 millones) y el mayor triunfo de Washington desde que inició la guerra contra las drogas en 1971, aún quedan importantes interrogantes sin develar sobre el exlíder del Cartel de Sinaloa y el imperio que forjó.

La fortuna

Una de las preguntas que dejó sin responder el juicio es dónde está la fortuna de Guzmán, quien en 2012 entró en la lista de los más ricos del mundo de la revista Forbes. El juez Cogan aceptó en su sentencia un pedido del gobierno de Estados Unidos de decomisarle al narco US$ 12.666 millones. Esta suma, calificada por los fiscales como "una cantidad conservadora", surge de un cálculo del valor de mercado de las drogas transportadas por el Cartel de Sinaloa hacia Estados Unidos según distintos testimonios vertidos en el juicio, detalla la BBC.

"No sabemos cuánto es el trasiego que no es solamente a EE.UU., sino a 52 países en los que se supone tenía injerencia el Cartel de Sinaloa", explicó a La Tercera Martín Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales de México.

Uno de los abogados de Guzmán, Jeffrey Lichtman, afirmó la semana pasada que "el gobierno no ha localizado ni un centavo de sus activos". "Si no hay activos, no hay nada que pagar", insistió Lichtman tras la sentencia de ayer. En la víspera, otra de las abogadas de "El Chapo", Mariel Colón Miró, dijo a La Tercera que el monto exigido por Estados Unidos "es absurdo". "Guzmán no tiene esa cantidad de dinero".

Proceso judicial

A pesar de la categórica condena anunciada ayer, la defensa de "El Chapo" apuesta a la apelación. "Guzmán ahora se está enfocando en el proceso apelativo y es lo que le da esperanza y fortaleza. Por supuesto, todavía la batalla no está perdida", comentó a este medio Mariel Colón. Según la abogada puertorriqueña, este proceso podría tardar "de año y medio a dos años". Con todo, Colón reconoce que el destino más probable para el exlíder del Cartel de Sinaloa es la cárcel de máxima seguridad ADX Florence, en Colorado. "Nosotros también creemos que para allá va", comentó.

El futuro del cartel

"Los testimonios mostraron que el Cartel de Sinaloa era una de las organizaciones de narcotraficantes más poderosas de México y que pudo tomar el control de vastas franjas de territorio en todo México", afirmó la fiscalía en uno de los expedientes del caso.

Sobre el futuro del cartel tras la condena de su exlíder, Martín Barrón es enfático. "El Cartel de Sinaloa queda exactamente igual sin 'El Chapo', porque los hijos de Guzmán Loera son los que asumen el control, por lo que no hay grandes cambios. Incluso, desde la segunda y la tercera detención no cambió nada y no hay variaciones al interior, porque es una empresa que sigue funcionando", asegura.

Nivel de la corrupción

En enero, Alex Cifuentes, un narco colombiano que trabajó como secretario de Guzmán, testificó que el capo pagó US$ 100 millones en 2012 al entonces Presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Y en noviembre, Jesús Zambada -hermano de otro líder del cartel, Ismael "El Mayo" Zambada- denunció sobornos millonarios a un secretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón. Sin embargo, el juez Cogan aceptó una moción del gobierno de Estados Unidos. y limitó las preguntas sobre corrupción a presidentes mexicanos. Según la BBC, también se evitó la posibilidad de abordar indicios de contactos entre el cartel y funcionarios norteamericanos. "Estados Unidos no es mejor que ningún otro país corrupto", aseguró ayer Guzmán, agregando que los fiscales querían enviarlo a "una prisión donde nunca se me escuchará de nuevo".

Comenta

Imperdibles